Moringa, un excelente tratamiento para la anemia

Moringa, un excelente tratamiento para la anemia

¿Sientes cansad@, débil y sin energía?, ¿Tienes taquicardia, mareos, dolor de cabeza?, ¿Tus manos y pies están fríos? Estos síntomas pueden significar que padeces anemia. No lo dejes pasar, debes atenderte. Y si prefieres algo más natural, la moringa será tu gran aliado como tratamiento para la anemia. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la anemia y cuáles son sus causas?

Se trata de una afección que se caracteriza por la disminución de hemoglobina en la sangre. Ésta es una proteína rica en hierro que da a la sangre su color rojo y transporta oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo.

La anemia se da por tres causas: pérdida de sangre, falta de producción de glóbulos rojos o la destrucción rápida de éstos. Estas situaciones generan la pérdida de hierro, un mineral necesario para producir hemoglobina.

Esta pérdida puede darse por sangrados menstruales muy abundantes, por eso las mujeres son más susceptibles de padecer anemia. También se presenta por el embarazo, razón por la que se prescribe hierro como vitamina prenatal. Otro factor es una dieta sin suficiente cantidad de hierro, ácido fólico y vitamina B12. Las úlceras y afecciones crónicas también causan la pérdida de este mineral.

Los principales síntomas de la anemia son cansancio, debilidad y fatiga, piel pálida o amarillenta, irregularidad en los latidos del corazón, dificultad para respirar. De igual forma, puede presentarse dolor de cabeza y de pecho, manos y pies fríos, mareos o aturdimiento.

Estos síntomas dependen del nivel de anemia que se padezca. Al principio, pueden pasar desapercibidos, sin causar mayor problemas. Pero si no se atiende a tiendo puede causar otras consecuencias.

Para detectar este padecimiento, debes acudir al médico para que te mande hacer unas pruebas y te dé un tratamiento para la anemia. Y para complementarlo puedes optar por la moringa. Conoce más sobre ella.

Propiedades de la moringa oilefera

A la moringa oilefera también se le llama árbol milagroso, árbol de la vida, árbol baqueta o árbol de rábano picante. Es un árbol originario de la India, pero ya crece rápidamente en todo el mundo. Sus pequeñas hojas han sido utilizadas por siglos y contienen muchos nutrientes como calcio, fibra, aminoácidos, proteínas, potasio, antioxidantes, vitaminas, betacarotenos, etc.

Generalmente se usan sus hojas, pero también sus flores, frutos y semillas ofrecen muchos beneficios. Las principales propiedades de la moringa son:

  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Controla los niveles de colesterol y glucosa en la sangre, así como la presión arterial.
  • Ayuda al buen funcionamiento de hígado y riñones.
  • Da mucha energía.
  • Es antiinflamatoria, analgésica y antibacteriana.
  • Mejora el sistema circulatorio.
  • Es útil para tener una buena digestión.
  • Retrasa el envejecimiento por su alto contenido de antioxidantes.
  • Funciona como diurético.
  • Mantiene dientes y huesos fuertes.
  • Es un hidratante natural, por lo que humecta y nutre la piel.
  • Le da belleza al cabello.
  • Sirve como tratamiento para la anemia.
  • Tiene efecto saciante y ayuda con problemas digestivos e intestinales.
  • Previene enfermedades oculares.

Moringa: tratamiento para la anemia

 La moringa contiene muchas vitaminas y minerales, entre ellas hierro y vitamina B12, lo que la hace perfecta para combatir la anemia. Entonces al consumir la moringa regularmente, adquieres nutrientes necesarios para que tu cuerpo funcione bien.

Disfruta de sus múltiples beneficios colocando hojas frescas de moringa en tu comida. Puedes cocinar con aceite, aunque resulta un poco más costoso, o toma una infusión. También la encuentras como suplemento de hojas de moringa en polvo, que igualmente puedes agregar a tus platillos y bebidas.

Asimismo, puedes optar por beber un té de moringa. Hierve ½ taza de hojas secas en 1 y ½ de agua durante unos 10 minutos. Cuela y bebe. Además, aumentará tus niveles de energía, combatiendo el cansancio y la fatiga, otros síntomas de la anemia.

Otra presentación son las cápsulas de 500 mg. hechas a base de hojas de moringa en polvo. Esta opción es más económica si la adquieres en farmacias de genéricos, y es igual de efectiva. La dosis recomendada es una cápsula antes de cada comida para recibir primero los nutrientes que te ofrece.

Ya no hay pretexto para sentirte cansad@, débil y con los demás síntomas de la anemia. No lo dejes para después. ¡Cuídate hoy!

2 thoughts on “Moringa, un excelente tratamiento para la anemia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *