Descubre los principales síntomas de ansiedad y aprende a reconocer una crisis

Descubre los principales síntomas de ansiedad y aprende a reconocer una crisis

Los síntomas de ansiedad son muchos y pueden presentarse juntos o por separado. Sin embargo, es importante conocer qué es y a qué se debe. No te espantes antes de tiempo, aquí te darás cuenta si tienes un cuadro de ansiedad y, por lo tanto, si debes acudir con un especialista.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una respuesta a una situación que suponemos peligrosa, o sea, un peligro que no es inmediato, pero suponemos que se presentará en un futuro no lejano. Como ejemplo, seguramente te dará miedo si te encuentras  encerrado en un cuarto lleno de arañas. Sin embargo, solo pensar que podrías estar en esa situación es lo que te produce ansiedad.

Debemos aclarar que la ansiedad no es una enfermedad, es un síntoma que indica que algo no está bien a nivel emocional o personal (con los demás o con nosotros mismos). Pero sí es importante averiguar qué la provocó para que no se agrave el problema.

Síntomas de ansiedad

Uno de los síntomas de ansiedad es cuando te percatas que esas sensaciones de agravan, es decir, cada vez sientes miedo a más situaciones o cosas. Además no quieres que las demás personas noten que te pasa algo.

Pero los síntomas de ansiedad pueden ser de diferente carácter, es decir, hay físicos, psicológicos, sociales y de conducta.

  • Síntomas físicos

Físicamente puedes presentar taquicardia, palpitaciones, falta de aire, sudoración, temblores y opresión en el pecho. También son normales las náuseas y mareos, tensión muscular, cansancio, hormigueo en diferentes partes del cuerpo. Si la reacción física es más extrema, puede haber alteraciones en el sueño, en la alimentación,  y en la respuesta sexual.

  • Síntomas psicológicos

Las manifestaciones psicológicas suelen ser sensación de amenaza o peligro, ganas de huir, temor de perder el control y agobio. Otros aspectos psicológicos son la inquietud, expectativas negativas, incremento de dudas, sensación de confusión, recelos, sospechas y dificultad para tomar decisiones. Incluso, en casos más graves, puede existir temor a la muerte, a la locura o al suicidio.

  • Síntomas de conducta

Es común la inquietud motora o dificultad para estarse quieto, bloqueos, estado de alerta. Regularmente estas señales vienen acompañadas de movimientos torpes de manos y brazos, tensión en mandíbulas, rigidez corporal, cambios en la voz, etc.

  • Síntomas sociales

Aquí es cuando la gente puede percatarse que una persona tiene ataques de ansiedad. Dificultad para iniciar o continuar conversaciones, en otros casos se verborrea, ensimismamiento, irritabilidad, problemas para expresar opiniones, temor a conflictos, provocación de conflictos inexistentes, etc.

Ataques de ansiedad
Ataques de ansiedad

La ansiedad sí se puede tratar

Normalmente se recetan, como punto de partida, fármacos ansiolíticos del tipo benzodiacepinas. Pero el uso de estos, de forma prolongada, puede causar dependencia. Por ello, la interrupción de este tratamiento debe ser de forma escalonada, nunca de forma brusca.

Otro tipo de fármaco recetado para el tratamiento de este problema es la buspirona, que en la actualidad no se ha comprobado dependencia física. La desventaja es que es un tratamiento tardado, ya que su efecto se ve reflejado en un par de semanas, a diferencia de la benzodiacepinas que surten efecto en pocos minutos.

No olvides que las terapias de relajación y de biorretroacción ayudan a combatir la ansiedad. En el caso de la terapia de comportamiento, no suele ser benéfica, ya que no se tienen claras las situaciones que desencadenan la ansiedad. Sin embargo, la psicoterapia puede resultar efectiva para ayudar a comprender y resolver los conflictos psicológicos internos.

Una opción natural contra la ansiedad: valeriana

Valeriana cápsulas
Valeriana cápsulas

Si lo que buscas es un remedio natural para la ansiedad, la valeriana officinalis es lo que necesitas. Es un tranquilizante muy conocido, que ayuda en cuadros de ansiedad al relajar el sistema nervioso y cerebro. También es útil con problemas de insomnio, eso sí, sin causar dependencia.

A diferencia de los fármacos mencionados anteriormente, la valeriana no necesita prescripción médica, ya que es completamente natural. Y lo mejor es que puedes encontrarla en cápsulas a precios muy accesibles en todas las farmacias, incluso en donde venden medicamentos genéricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *