¿Cómo hacer un cubrebocas casero?

¿Cómo hacer un cubrebocas casero?

Hay temporadas en qué las enfermedades respiratorias están en todos lados, desde la oficina, áreas deportivas hasta en los cines o restaurantes, por eso, una manera de protegerte a ti y a tu familia es con medidas de higiene y seguridad que indican las autoridades sanitarias. Así que decidimos explicarte cómo hacer un cubrebocas casero para que tengas más opciones de cómo cuidar a tus seres queridos.

via GIPHY

¿Cómo se propagan?

Las infecciones respiratorias son aquellas que afectan desde los oídos, nariz, garganta hasta los pulmones, muchas veces se autolimitan y no suelen durar más de 15 días, asegura la Secretaría de Salud. Sin embargo, es mejor evitarlas para no lidiar con sus síntomas como tos, dolor de cabeza, fiebre, irritabilidad o nariz tapada, o para evadir sus complicaciones como la neumonía.

Normalmente son causadas por virus, pero también las provocan bacterias o parásitos; estos se transmiten de persona a persona a través de las gotitas de saliva que se expulsan al hablar, toser o estornudar. Asimismo, si estas gotitas infecciosas caen sobre una superficie, una persona puede tocarlas y llevarlas al interior de su cuerpo.

¿Por qué usar el cubrebocas?

Es muy fácil que se propaguen estos microrganismos, sin embargo, hay opciones para evitarlo como el uso correcto del cubrebocas. De acuerdo con un boletín del Instituto Mexicano del Seguro Social, lo deben utilizar tanto las personas sanas como posibles o portadoras de infecciones respiratorias, ya que de esta manera, la eficacia del cubrebocas aumenta, según lo siguiente:

Si solo la persona enferma usa el cubrebocas, la eficacia de este método es del 70 %

Si solo la persona sana lo usa, su eficacia es de 20 %

Si ambas lo utilizan, su capacidad de protección aumenta al 80 %

¿Cómo hacer un cubrebocas casero?

Desafortunadamente cuando inicia la temporada de enfermedades infecciosas, el costo de los materiales de protección aumenta y se encuentran cubrebocas a precios espantosos; una manera para cuidar la salud y la economía es hacerlo en casa.  Aquí unos consejos de cómo hacerlo:

¿Qué material usar?

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México, se recomienda realizar un cubrebocas de tres capas, preferentemente de poliéster, aunque puede ser una capa de poliéster, una de algodón y una de licra.

Asimismo, un artículo del New York Times menciona que se pueden utilizar diversos materiales que están en casa, pero para verificar que son aptos para usar en un cubrebocas, deben pasar pocos o ningún rayo de luz solar al ponerlo en contraluz al sol.

¿Cómo crearlo?

Una vez que se tiene la tela, es momento de hacerlo, para eso, se necesitan los siguientes materiales:

-Resorte tubular o plano, muy delgado

-Hilo y aguja

-Tijeras

-Un rectángulo de cartón de 20 cm x 15 cm para cubrebocas de adulto, y para niños de 18 cm x 12 cm

-Un encendedor

-Gis o plumón

Paso 1: Coloca el rectángulo de cartón sobre la tela, luego dibuja su contorno con el plumón o el gis. Después, recortar.

Paso 2: Junta tres rectángulos del mismo tamaño y hacer un dobles de los lados más angostos, aproximadamente un centímetro. Coser cada lado sin cerrar la entrada por donde pasará el resorte.

Paso 3:  Cortar un pedazo del resorte, para adulto debe ser de 60 cm a 70 cm, y para niños de 50 cm a 60 cm. Quemar con el encendedor los extremos de los cordones para que no se deshilachen.

Paso 4: Pasar el resorte por los extremos del cubrebocas y amarrarlo.

Se recomienda hacer este proceso con las manos perfectamente limpias, aquí explicamos cómo hacerlo. 

¿Cómo usar el cubrebocas?

Sin importar que el cubrebocas sea casero o comprado en una farmacéutica, se debe considerar lo siguiente:

-Lavarse las manos correctamente antes de usarlo

-Revisar cuál es el lado correcto, las costuras gruesas corresponden al interior del cubrebocas

-El resorte debe pasar por la cabeza u orejas. Se tiene que cubrir completamente la boca y nariz. Evitar tocar la parte interna del cubrebocas

-Mientras se trae puesto, no se debe tocar; si es muy necesario, primero se tiene que lavar las manos

-Aunque se tenga el cubrebocas, al toser se debe cubrir con el ángulo interno del brazo

-Al retirar, se debe sujetar de las ligas y nuevamente se deben lavar las manos

El cubrebocas no debe usarse como diadema o collar, tampoco compartir.

¿Cómo evitar enfermedades?

Se debe recordar que el cubrebocas solo es una pieza auxiliar para evitar enfermedades respiratorias, para tener mejores resultados, se debe combinar con otras prácticas como lavarse las manos, usar gel antibacterial y mantener un sistema inmune fuerte; para este último, algunas recomendaciones del portal chileno de la Clínica Alemana son:

-Hacer ejercicio todos los días, de 30 a 60 minutos

-Tener una alimentación correcta, rica en frutas y verduras. Evitar alimentos chatarra

-Evitar el estrés a través de ejercicios de relajación

-Dormir lo suficiente para que el cuerpo funcione correctamente, incluyendo el sistema inmune

-Si se requiere, utilizar suplementos alimenticios que proporcionen las vitaminas y minerales necesarios, como el Wellmune, que viene adicionado con vitamina C y zinc; de acuerdo con el periódico El confidencial, estos nutrientes ayudan a mantener un sistema inmune fuerte y combatir bacterias y virus. Puedes encontrarlo en cualquier farmacia de medicamentos genéricos, aquí hay una opción. No se debe olvidar visitar previamente al médico

-No fumar y beber alcohol de manera moderada

-Hidratarse adecuadamente

Los pequeños detalles hacen grandes diferencias

Las enfermedades respiratorias pueden llegar de cualquier lugar, por eso, todos los miembros de la familia deben tener la mejor protección. Te invitamos a leer más artículos y compartir cómo hacer un cubrebocas casero con todos tus conocidos. Nos vemos en el siguiente artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *