4 hábitos que dañan tu microbiota intestinal

4 hábitos que dañan tu microbiota intestinal

¡Presta atención a lo que haces en el día! Puedes estar saboteando a tu sistema digestivo. Te explicamos 4 hábitos que dañan tu microbiota intestinal y cómo puedes cuidarla.

Los principales hábitos que afectan la microbiota intestinal son:

1.- Abusar de los antibióticos

Los antibióticos son medicamentos que ayudan a combatir infecciones bacterianas, ya que inhiben y eliminan a los microrganismos del cuerpo. Sin embargo, también afectan a las bacterias buenas que ayudan a la salud digestiva.

De acuerdo con un estudio de la Universidad Stanford, en Estados Unidos, los antibióticos eliminan al 33 % de las bacterias en el cuerpo humano, y tarda más de seis meses en restablecerse el equilibrio en la microbiota intestinal.

Abusar de los antibióticos

2.- Una dieta rica en comida chatarra

Llevar una dieta poco saludable es un hábito que afecta directamente a la microbiota intestinal.

Esto se debe a que la comida con exceso de grasa o copiosa estimula las secreciones biliares, las cuales se vierten directamente en el intestino y, en altas dosis, pueden provocar malestar estomacal y diarrea. Esta última es una de las principales causas del desequilibrio de la microbiota intestinal.

Comida chatarra

3.- Fumar

Una microbiota intestinal variada es señal de un sistema digestivo saludable, sin embargo, el consumo de tabaco reduce el número de especies microscópicas, lo que altera el equilibrio de la microbiota intestinal y afecta sus funciones.

Esto puede traer consecuencias como inflamación intestinal, diarrea, estreñimiento, gases e hinchazón abdominal. Además de problemas respiratorias y mayor riesgo a ciertos tipos de cáncer.

¿Te cuesta dejar este hábito? Te explicamos cómo combatir el tabaquismo

Fumar

4.- El exceso de estrés

Al vivir situaciones de estrés, el cuerpo estimula la secreción de cortisol (hormona del estrés), la cual aumenta el azúcar en la sangre, disminuye las funciones del sistema inmune y aumenta el metabolismo de grasas y proteínas.

Esto puede producir diarrea o estreñimiento que afectan a la microbiota intestinal, además de permitir a entrada de bacterias dañinas que cambian su composición y causan enfermedades.

Exceso de estrés

¿Por qué es importante evitar estos hábitos que dañan la microbiota intestinal?

La microbiota intestinal es un grupo de microrganismos que viven en el intestino, algunos lo consideran como un segundo sistema del cuerpo porque participa en diversas funciones del organismo, las principales son:

  • Contribuye en la digestión
  • Protege ante patógenos intestinales
  • Estimula el sistema inmune
  • Ayuda a absorber nutrientes
  • Beneficia el control de peso

Cuando se daña, aparecen síntomas como: estreñimiento, diarrea, cólicos, hinchazón abdominal, gases y dolor articular.  

¿Vives todo el tiempo con dolor estomacal e inflamación? Checa cómo tratar el síndrome del intestino irritable

¿Cómo contrarrestar los hábitos que alteran la microbiota intestinal?

Los principales cuidados para la microbiota intestinal son:

Vigilar la alimentación

Lo que se come es clave para el buen funcionamiento de la microbiota intestinal, por ello, es mejor elegir alimentos saludables, como frutas y verduras. Esto se debe a que tienen fibra y otros nutrientes que regulan el funcionamiento del sistema digestivo, con ello, las bacterias buenas tienen un lugar amigable para vivir.

Asimismo, se debe evitar el consumo de alimentos grasosos y azucarados. 

Tomar probióticos y prebióticos

Los prebióticos son alimentos que estimulan y facilitan el crecimiento de la microbiota intestinal. Estos están en el ajo, cebolla, alcachofa, plátanos, miel, trigo, avena, soya y espárragos.

Por su parte, los probióticos contienen microrganismos vivos destinados a ayudar a la microbiota intestinal. Forman parte de alimentos como el yogur, kéfir, kombucha, kimchi, entre otros; así como de suplementos alimenticios que contienen diferentes cepas, como los lactobacillus en presentación de sobres con polvo, que se venden en cualquier farmacia de medicamentos genéricos.

Hacer ejercicio

El ejercicio regular aumenta la diversidad de la microbiota intestinal y beneficia su crecimiento; además, libera endorfinas, un tipo de hormonas que contrarresta los efectos del estrés.

Para que esto funcione, se recomienda hacer actividad física al menos 30 minutos al día, un tip es aprovechar los ejercicios en casa para mantenerse saludable.

4 hábitos que dañan tu flora intestinal

Consultar al médico

Para hacerle frente a los efectos negativos de los medicamentos sobre la microbiota intestinal, lo mejor es visitar al médico de confianza antes de tomar cualquier tratamiento, especialmente uno con antibióticos.

Asimismo, consultarlo en caso de que aparezcan los síntomas de una microbiota intestinal dañada.

La microbiota intestinal es tu amiga

Llegó la hora de poner en marcha estos consejos, recuerda compartir estos 4 hábitos que dañan tu microbiota intestinal con todos tus conocidos, porque uno de tus amigos podría necesitar esta información. Déjanos tus comentarios y sigue leyendo más consejos en ¿Qué Puedo Tomar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *