¡Adiós al aliento de dragón con estos remedios para la acidez estomacal!

¡Adiós al aliento de dragón con estos remedios para la acidez estomacal!

¿Has sentido que, de repente, vas a escupir fuego? Sí, ¡como un dragón! Es porque la acidez va pasando de tu estómago hasta tu garganta, sin piedad. Quizá te estés acostumbrando a esa sensación, y hasta te convenzas de que es normal, pero llega a ser muy molesta, en especial, por las noches. Por eso, te damos algunas recomendaciones y remedios para la acidez estomacal. ¡Toma nota!

¿Qué te provoca acidez estomacal?

Seguramente muchas personas te han dado cátedra de salud y han criticado tus malos hábitos; que no comes bien ni a tus horas, que bebes demasiado o que tus alimentos son muy grasosos y picantes. Tal vez ya hasta te fastidiaron, pero lo cierto es que los hábitos alimenticios, tarde o temprano, van a definir tu salud o tu enfermedad.

¡Ojo! Si eres de los que confunde acidez estomacal con reflujo gástrico, es tiempo de sacarte de tu error. ¡No son lo mismo! El último, también conocido como reflujo ácido, es una enfermedad en la que el contenido del estómago se regresa por el esófago. Uno de sus principales síntomas es la acidez, ese ardor que provocan los ácidos al subir y que, puede aumentar o disminuir dependiendo de tus hábitos. Va acompañado de otros síntomas como náuseas, regurgitación, eructos, sabor amargo en la boca, mal aliento y dolor o dificultad para tragar. Si tienes reflujo, estas señales pueden aparecer constantemente, porque es un padecimiento crónico, mientras que la acidez se presenta en ocasiones, dependiendo su causa, entre las que encuentras:

  • Malos hábitos alimenticios como comer en exceso, acostarse y/o hacer presión en el estómago después de comer, entre otros.
  • Sobrepeso
  • Alcohol y cigarro en exceso
  • Enfermedades como diabetes
  • Embarazo
  • Consumo excesivo de ciertos medicamentos
  • Estrés
  • Alimentos ácidos como cebollas, ajo, jitomates, cítricos, etc.
  • Comida rica en grasa y picante
  • Refrescos, lácteos y café
  • Chocolate, menta, carne, pan, galletas, etc.

Remedios para la acidez estomacal

Ahora pasemos a lo que nos interesa: remedios para la acidez estomacal. Checa estas opciones que preparamos para ti.

Jugo de papa

Es uno de los remedios de las abuelitas para varios problemas digestivos. La papa es un antiácido natural que neutraliza los ácidos estomacales y regula su producción para calmar el ardor que sientes. Además, es útil para una mejor digestión, y para reducir el dolor de úlceras y gastritis.

Es muy fácil de preparar:

  • Lava bien la papa y quítale los puntos negros
  • Coloca un paño limpio sobre un vaso de vidrio
  • Ralla la papa sobre el paño
  • Junta las puntas del mismo y exprime el contenido en el vaso para obtener su jugo
  • También puedes usar un extractor
  • Si el sabor no te gusta, puedes mezclarlo con jugo de zanahoria
  • Bebe inmediatamente, unos 30 minutos antes de cada comida, durante una semana

Aloe vera

El aloe vera es otro remedio para tratar muchos malestares, incluyendo de la piel. Genial, ¿no? Sin duda, su gel te dará un gran alivio para tu ardor, además de que te ayudará a desinflamar y a evitar el tránsito lento.

Té para acidez estomacal

Un té de canela, de jengibre o de anís te será muy útil para darle batalla a la acidez y para mejorar la digestión. Cualquier opción que elijas, debes dejarla reposar 10 minutos para que no la bebas tan caliente.

Té para acidez estomacal
Té para acidez estomacal

Vinagre de manzana

Este vinagre contiene ácidos, pero, cuando llega al organismo, ayuda a reducir el ardor en el estómago por su efecto alcalino. Mantiene el pH en un nivel correcto, mejora la digestión y ayuda a la absorción de minerales.

Aparte de estos remedios para la acidez, dale una ojeada a estos alimentos que te ayudarán a calmar el fuego: jengibre, avena, papaya, mucha agua, piña, perejil, apio, melón, manzana, etc. Y, como última recomendación, tratar de cambiar tus hábitos alimenticios para que puedas decirle adiós a ese molesto ardor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *