¡Que los bichos en la panza no te invadan! Checa estos medicamentos antiparasitarios

¡Que los bichos en la panza no te invadan! Checa estos medicamentos antiparasitarios

Califica esta publicación

Comer en la calle, en el puesto donde pasan todos los carros, sin lavarte bien las manos, y sin saber qué te llevas a la boca, ¿te suena? Aceptémoslo, son los malos hábitos alimenticios que tenemos. El problema es que tarde o temprano algún bichito puede irse a los intestinos y causar varios problemas. Pero hoy venimos al rescate y te decimos qué medicamentos antiparasitarios puedes tomar. ¡Toma nota!

¿Cómo terminaste con lombrices?

Muchos de esos malos hábitos son los causantes de que tengas visitantes no deseados en tus intestinos. Aunque tampoco se trata de espantarte, es una situación muy común. Te apostamos que alguno de tus amigos tiene, la vecina chismosa, tu compañera de trabajo o las personas que te encuentras en el camión. Aquí lo importante no es ver quién tiene y quién no, más bien es actuar, tanto para eliminar como para prevenir la aparición de parásitos.

El contagio es involuntario, lo que significa que debes tener cuidado en algunas cosas que estás haciendo. Cuando no te lavas las manos antes de comer y de cocinar, y después de ir al baño, te arriesgas a tener alguna lombriz microscópica y llevártela a la boca sin notarlo. Además, déjanos decirte que una enjuagada no es suficiente, debe ser una lavada a conciencia para eliminar todo lo malo.

Hablando de limpieza, también puedes contagiarte por no lavar y desinfectar bien tus frutas y verduras. Tú no sabes a qué pesticidas y desechos de animales fueron expuestas, y no debes confiarte en quienes las venden.

Otra forma de contagiarte es estando cerca de personas que ya tienen parásitos. Por ejemplo, es muy fácil que algún bicho se haya quedado en las sábanas, en la ropa o en las toallas, ¡imagina qué fácil llegan a ti!

El agua también es otra fuente de contagio, sobre todo, si no es potable, no se hierve o proviene de lagos, mares, presas, etc. Un factor más es la falta de cocción de las carnes o si no están frescas.

Síntomas de amibas y lombrices
Síntomas de amibas y lombrices

Síntomas de amibas y lombrices

Como puedes ver, contaminarte de parásitos es muy fácil. Sin embargo, varios de sus síntomas pueden confundirse con otros padecimientos. Checa a qué debes ponerle atención:

  • Es frecuente que tengas cambios en tu apetito, ya sea que mueras de hambre o que de plano no quieras comer.
  • Los problemas digestivos se dan al por mayor. Puedes tener diarrea, estreñimiento, gases, inflamación y dolor abdominal, dificultad para digerir, así como alergias e intolerancias a ciertos alimentos.
  • Un punto muy característico de la presencia de parásitos es la fatiga. Tal vez duermas mucho, pero si te sientes muy cansado, debes estar alerta.
  • Los bichos se alimentan de lo que tú comes, entonces es común la desnutrición y la debilidad, ya que no recibes los nutrientes que necesitas para estar bien.
  • Las lombrices depositan sus huevos en el área genital y perianal, por eso es común tener comezón y picor en esas zonas.

Medicamentos antiparasitarios para olvidarte de los bichos

Cuando se trata de lombrices intestinales, hay algunos remedios que pueden servirte, pero la mejor opción son los medicamentos antiparasitarios.

  • Vermox: Este medicamento para desparasitar lo puedes encontrar diferentes presentaciones. El clásico contiene mebendazol, útil para infecciones por lombrices, ya sea de una sola toma de 500 mg., o un tratamiento de 6 pastillas de 100 mg. También está la versión plus, compuesta con esta misma sustancia y quinfamida. La encuentras en suspensión para niños de 3 a 5 años con sabor cereza, o de 7 a 9 años con sabor plátano, además están las tabletas para adultos de 300 mg. Esta presentación elimina lombrices y amibas al mismo tiempo.
  • Oxal: Las sustancias que la componen son la quinfamida y el albendazol. También hay en suspensión para niños, de 10 y 20 ml., y en presentación de dos tabletas para adultos.
  • Loxcell: Es otro de los medicamentos antiparasitarios más usados. Contiene albendazol y quinfamida, en una tableta para olvidarte de amibas y lombrices en una sola toma. La encuentras en farmacias de genéricos sin gastar una fortuna.
Loxcell dosis única
Loxcell dosis única
  • Zentel Dual: Esta última opción es muy parecida a las anteriores, está compuesta por albendazol y quinfamida, y está disponible en suspensión para niños, con sabor plátano, y para el tratamiento de dos tabletas para adultos.

Como ves, tienes muchos medicamentos antiparasitarios para elegir. Pero recuerda acudir a tu médico, él te indicará qué necesitas para sentirte mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *