6 remedios para los síntomas de cálculos en la vesícula

6 remedios para los síntomas de cálculos en la vesícula

¿Recuerdas cuando tu mamá te decía: desayuna algo antes de irte? ¡Qué tiempos aquellos!, pero qué razón tenía. Ahora, con unos cuantos añitos de más y lejos de ella, nos vienen los famosos dolores, que no sabíamos que existían, a consecuencia de nuestras malpasadas de jóvenes. Y como no eres la única persona que se ha malpasado, de repente te enteras de que tu mejor amiga tiene síntomas de cálculos en la vesícula, y que está buscando remedios caseros. Pero, ¿qué le dices si tú ni idea tienes de dónde está ese pequeño órgano?

Aclaremos este asunto: ¿dónde se encuentra la vesícula? Está ubicada en el costado derecho, por debajo del hígado, y está conectada a un conducto que va hacia el estómago. Es un pequeño saco que se encarga de acumular, concentrar y desechar la bilis que produce el cuerpo.

Y si ya te estás preguntando ¿esto qué tiene que ver con lo que decía tu mamá y el dolor de tu amiga? Déjanos decirte que un ayuno prolongado es un factor para presentarlos. Al no ingerir alimentos, el estómago no trabaja de manera correcta. Por ende, tampoco todos los órganos que están a su alrededor.

Esto se traduce en que la bilis no se regenera, ocasionando un mayor riesgo de crear piedras en la vesícula. Y no se termina ahí, estas piedritas (porque son minúsculas, pero ¡qué molestias causan!), pueden provocarte dolor del lado derecho del tórax, que llega a extenderse hacia el hombro o espalda. También es común el cólico biliar, un dolor abdominal muy molesto, así como náuseas, vómito, exceso de gases, molestias al inhalar, y hasta fiebre.

Factores que detonan síntomas de cálculos en la vesícula:

  1. Ayuno prolongado
  2. Consumo en exceso de grasas
  3. Rápida pérdida de peso
  4. Diabetes
  5. Embarazo
  6. Sobrepeso u obesidad

Estos son algunos de los factores que pueden ocasionar problemas en la vesícula. Cabe señalar que las mujeres son más propensas a padecer este tipo de enfermedades, ya que pasan por procesos como el embarazo, la menopausia, o consumen píldoras anticonceptivas. Estas situaciones causan cambios hormonales que las ponen en riesgo de tener este padecimiento.

Remedios caseros para la vesícula

  • Si aún no tienes síntomas:

Aceite de oliva

Desintoxica a tu organismo mezclando una cucharada de aceite de oliva con 4 o 5 gotas de limón. Tómalo todas las mañanas antes de los alimentos.

Alcachofa

Estimula la producción de bilis con la alcachofa. Pon a hervir una pieza mediana de esta verdura con suficiente agua. Cuando llegue a su cocimiento, retira y deja enfriar el agua restante. Bebe como agua de tiempo en el transcurso del día, trata de hacerlo una semana seguida, descansa otras tres y repite.

Jugo de manzana

Aparte de rico es muy benéfico para la limpieza del hígado y la vesícula.

  • Si ya presentas síntomas de cálculos en la vesícula:

Té de boldo

Su sabor es algo fuerte, pero es un gran remedio para cuidar el hígado y calmar los molestias que ocasionan estos cálculos, sobre todo la inflamación y el dolor. Durante la noche, deja macerando un puñito de hojas de boldo en medio litro de agua; por la mañana, calienta un medio vaso y bebe en ayunas, el resto, tómalo después de las comidas.

Remedios caseros para la vesícula
Remedios caseros para la vesícula

Jugo de betabel

Cambia el sabor de tu jugo de todos los días, agregándole pepino y zanahoria, sabe rico y te sentirás mucho mejor.

Vinagre de manzana

Junto con el jugo de limón, suele ser un excelente remedio para los cálculos. Coloca una cucharada de ambos ingredientes en un vaso y agrega agua caliente; bebe poco a poco para no quemarte.

Es importante que, ante cualquiera de los síntomas de cálculos en la vesícula, acudas lo antes posible con tu médico de cabecera, ya que, mediante un estudio, él podrá diagnosticar si efectivamente se trata de este padecimiento o de algún otro.

No olvides llevar una alimentación más sana, lo más libre de grasa que se pueda. Así reducirás los factores que generan estos molestos dolores.

Esperamos que está información te sea de utilidad y que sigas disfrutando de una vida plena y feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *