Tu piel y la de tu niño son no iguales, ¡cuídalo con un bloqueador solar infantil!

Tu piel y la de tu niño son no iguales, ¡cuídalo con un bloqueador solar infantil!

¿Te acuerdas cuando tu mamá te servía mucha comida y te decía que no te ibas a parar hasta que la terminaras? Lo cierto es que las porciones de un adulto no son las mismas que necesita un niño; esto aplica para todo, incluso, cuando se trata de cuidar su piel. Por eso, te recomendamos tener un bloqueador solar infantil, independiente al tuyo, para protegerlo de los rayos ultravioleta.

Conociendo la piel de tu pequeño

¿Sabías que la piel de un bebé es entre 20 y 30% más delgada que la de un adulto? Estamos hablando de que tiene el mismo número de capas, es decir, epidermis, dermis e hipodermis, solo que son más finas. Esto hace que su piel sea menos resistente, más sensible a agresiones externas como aire, contaminación, etc., y es muy fácil que se reseque.

Otro punto que debes saber es que los melanocitos son menos activos en los niños. Ahora, seguramente te estarás preguntando qué son los melanocitos: son las células que producen melanina, sustancia que da color a la piel y al cabello. Hablando en términos más sencillos, al estar poco activos sus melanocitos, los bebés presentan baja pigmentación, haciendo que tengan una piel muy sensible a los rayos UV. Y a todo esto, le agregamos que tienen problemas para regular su temperatura corporal. ¡Wow, parece que su piel es más delicada de lo que pensamos! Pero tranquila, con el tiempo podrá defenderse mejor.

Cuando ya es más grande, como de unos 4 años, su piel está un poco más madura. Sin embargo, sigue siendo fina y presenta menos pigmentación que un adulto. ¡Ten paciencia! Porque hasta los 12 años, tanto la estructura como las funciones de su piel, ya son como las de una persona adulta.

Cuidados de la piel
Cuidados de la piel

Eso significa que, desde que nace, debes darle a tu hijo los cuidados que necesita para proteger su delicada piel de tantas agresiones y, en especial, de la radiación solar.

Eligiendo un bloqueador solar infantil

Los cuidados de la piel, en cualquier etapa de la vida, son fundamentales para mantenerla sana y sin complicaciones. Pero hoy nos concentraremos en los puntos que debes atender para que la piel de tu niño esté bien:

  • Si tu bebé es menor de 6 menos, lo más recomendable es que no lo expongas al sol. No hablamos de que ningún rayo lo toque, porque en algún momento tendrás que salir con él; más bien nos referimos a que evites exponerlo directamente a ellos, ya sea en playas, albercas, parques, etc.
  • Aquí y en China, la mejor forma de cuidar la piel de tu hijo es con un bloqueador solar infantil. Recuerda que debe ser especial para niños, ya que le brindará la protección que su piel necesita. Elige uno de, al menos, un FPS 50 y aplícalo a partir de los 6 meses, aunque con moderación, para ver cómo reacciona su piel. También fíjate que proteja de los rayos UVA y UVB.
Simiblock kids 60
Fotoprotector solar para niños, 50+
  • Aparte del protector, la ropa es un gran escudo para su piel. Ponle algo ligero y de algodón, que le cubra brazos y piernas, ¡y no olvides un gorro! Solo no abuses, para evitar que se deshidrate.
  • Recuerda que el bloqueador solar infantil se usa a lo largo del día, incluso si está a la sombra o está nublado, y no solo cuando tenga contacto con el sol.
  • Mantenlo siempre hidratado, pues tu pequeño aún no regula bien su temperatura corporal y puede sufrir un golpe de calor.

Ya conoces más sobre su delicada piel, ahora solo debes poner en práctica estas recomendaciones para cuidarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *