Mal olor, comezón, grietas… diles adiós con estos remedios para hongos en los pies

Mal olor, comezón, grietas… diles adiós con estos remedios para hongos en los pies

¿Eres de las personas que prefieren no quitarse los tenis porque les huelen los pies, o evitas usar sandalias para que no se te vea la uña amarilla? ¡No te sientas mal! Es un mal común, pero es importante tratarlo, porque va más allá de lo estético. Solo necesitas algunos cuidados y seguir estos remedios para hongos en los pies. ¡Toma nota y olvídate de la pena!

¿Por qué tus pies tienen hongos?

Aceptémoslo, todos en algún momento hemos sufrido por este mal, y no siempre es por falta de higiene personal, pero ciertas situaciones te exponen más al contagio.

Se trata de una infección causada por hongos que comienza en los dedos, sobre todo entre ellos, y que puede extenderse a las uñas, y al resto del pie. Obviamente, lo primero que piensas es que se ve feo o que es incómodo, sin embargo, es un problema que se contagia fácilmente.

Las principales causas de estos molestos hongos son la humedad y el calor. ¿Ahora entiendes por qué te dio cuando fuiste a la playa? Si tus pies están mojados por mucho tiempo, crean el lugar perfecto para que los hongos se multipliquen. Imagina que estás en el gimnasio, ese súper equipado con pesas y una enorme alberca; al final de tu rutina, te vas a las duchas. Hasta ahí todo va bien, pero quizá, en todo ese ambiente húmedo, te hayas infectado sin darte cuenta.

También estás expuesto al hongo cuando te sudan mucho los pies, usas siempre zapatos cerrados, o si tienes alguna herida o deformidad en las uñas.

Tipos de hongos en los pies

Checa los tipos de hongos en los pies y sus síntomas para estar al pendiente y no dejar que se propague la infección:

Hongos en los pies

Se les llama tiña podal, o mejor conocidos como pie de atleta que, por cierto, no solo les pasa a los atletas. Se trata de la infección más común y la más fácil de contagiar. Si sientes comezón y ardor entre los dedos y la planta del pie, descamación, grietas, enrojecimiento y hasta dolor, seguramente tienes pie de atleta. Otra característica de esta infección, que hace sufrir a quienes la padecen, es el mal olor, incluso después de lavarse los pies.

 Hongos en las uñas

Su nombre médico es onicomicosis, y engrosa tus uñas, cambia su color a amarillo o gris, las vuelve más frágiles y hasta las deforma. En este caso, no es común que sientas dolor, pero sí mucha pena. También puede atacar las uñas de tus manos, aunque es más frecuente en los pies.

Ahora sí, llegó el momento de contarte estos remedios para hongos en los pies, para que te olvides de esos molestos vergonzosos y los muestres con orgullo.

Remedios para hongos en los pies

Te decimos cómo eliminar los hongos de los pies con estas recomendaciones:

Limón

Cómo eliminar los hongos de los pies
Cómo eliminar los hongos de los pies

Tiene efecto antibacteriano y antiséptico, perfecto para los hongos y para contrarrestar el mal olor. Solo necesitas el jugo de un limón, frótalo sobre las zonas afectadas y deja que actúe por 10 minutos. Enjuaga y seca muy bien. Puedes repetir dos veces al día hasta que elimines la infección.

Vinagre de manzana

Combinado con bicarbonato de sodio, es un excelente tratamiento con cualidades antifúngicas y antisépticas, impidiendo que los hongos se propaguen por tus dedos. Además, remueven las células muertas acumuladas en la piel, regulan el pH cutáneo, y ayudan a que tus uñas vuelvan a su color normal.

Calienta litro y medio de agua a una temperatura que soportes, ¡no queremos que te quemes! Después agrégale media taza de vinagre de manzana y sumerge tus pies durante 15 minutos. Sécalos bien y usa 75 gramos de bicarbonato de sodio para darte un masaje exfoliante tanto en dedos como en uñas; déjalo actuar por otros 15 minutos, enjuaga con agua tibia y seca nuevamente. Repite por las noches hasta que se te quiten los síntomas.

Aceite de árbol de té

Es otro de los remedios para hongos en los pies más usados, que también cuenta con propiedades antifúngicas y antisépticas. Y lo mejor es que es súper fácil de aplicar. Solo coloca unas gotas de este aceite directamente en uñas, dedos y donde tengas problemas; deja que se absorban y cubre con un calcetín hasta el día siguiente. Recuerda seguir el tratamiento hasta que mejores.

Más recomendaciones

  • Mantén tus pies limpios y secos, sobre todo, entre los dedos.
  • Ponte sandalias cuando estés en lugares públicos, como gimnasios, albercas, balnearios, vestidores, etc.
  • Cambia tus calcetines diariamente, usa talco antes de ponértelos y en los zapatos.
  • Si es posible, alterna tus zapatos cada día para que se sequen completamente.
  • En tu calzado, evita el plástico y prefiere zapatos con ventilación y de materiales naturales.
  • No compartas tus cortaúñas.
  • Cuida mucho las uñas enterradas.

Si notas que la infección no cede, es mejor que acudas al médico, porque tal vez necesites antibióticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *