Conoce los principales medicamentos para el colesterol y triglicéridos altos

Conoce los principales medicamentos para el colesterol y triglicéridos altos

Fuiste al doctor y te dijo que tus niveles de colesterol y triglicéridos no son buenos. ¿Ahora qué sigue? Obviamente debes empezar con cambios de hábitos, sobre todo alimenticios. Pero si tu problema no se soluciona con una nueva dieta, entonces necesitarás medicamentos para el colesterol y triglicéridos altos. Por eso te presentamos cuáles son los principales y cómo funcionan. ¡Toma nota!

Conociendo más sobre colesterol y triglicéridos

Primero debes saber, que tanto el colesterol como los triglicéridos son sustancias que se encuentran en el cuerpo naturalmente y tienen funciones específicas. El problema comienza cuando se salen de sus valores normales.

El colesterol se divide en HDL (bueno o de alta densidad) y LDL (malo y de baja densidad). El primero barre el exceso de colesterol de los tejidos y arterias, se metaboliza en el hígado y después es eliminado. No tiene dificultad para moverse por la sangre y debe ser mayor a 60 mg/dl. Aquí mientras más alto mejor, y la forma de aumentarlo es consumiendo grasas saludables como omega 3, aceites vegetales, aguacates, frutos secos y semillas.

El segundo es el problemático, ya que es más grueso y se adhiere a las arterias, endureciéndolas y dificultando que la sangre fluya a través ellas. Debe mantenerse en un rango menor de 100 mg/dl para evitar riesgo de enfermedades cardiovasculares. El colesterol malo se eleva por comer alimentos ricos en grasas saturadas.

Por su parte, los triglicéridos son grasas que proporcionan energía al cuerpo. Sin embargo, un nivel alto también aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y del muy conocido, hígado graso. Esto ocurre cuando comemos demasiados carbohidratos y el hígado toma el excedente para transformarlo en triglicéridos, lo almacena en los tejidos adiposos y lo convierte en reserva energética. Pero eso no es todo, ese exceso provoca las muy molestas lonjitas.

Las principales causas del aumento de triglicéridos son el sobrepeso, fumar y beber mucho, el sedentarismo y una dieta alta en carbohidratos.

Medicamentos para el colesterol y triglicéridos altos

Llegamos a la parte en que explicamos cuáles son los medicamentos para el colesterol y triglicéridos altos.

Estatinas

Son medicamentos usados para reducir el colesterol malo y triglicéridos, evitando que se peguen a las paredes de las arterias. Ayudan a elevar el colesterol bueno en la sangre. Al mejorar los niveles de estas grasas reducen el riesgo de cardiopatías, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Estas son algunas opciones de estatinas:

  • Atorvastatina: Tabletas de 10, 20 y 40 mg.
  • Pravastatina: Tabletas de 100 mg.
  • Rosuvastatina: Tabletas de 10 y 20 mg.
  • Simvastatina: Tabletas de 10 mg.

Fibratos

Igual que las anteriores, ayudan a reducir las lipoproteínas de baja densidad (colesterol malo) y triglicéridos, mientras aumentan el colesterol HDL. Pueden estar acompañados de alguna estatina. Funcionan protegiendo de las cardiopatías y enfermedades cardiovasculares.

Los fibratos también suelen utilizarse para ayudar a personas con riesgo de padecer pancreatitis. Normalmente se toman una vez al día. Estos son algunos ejemplos:

  • Bezafibrato: Tabletas de 200 mg.
  • Ciprofibrato: Tabletas de 100 mg.
  • Fenofibrato: Cápsulas de 160 mg.
  • Gemfibrozilo: Tabletas de 600 mg.

Ezetimiba

Es un medicamento que sirve para disminuir las concentraciones de colesterol total, colesterol malo, así como de los triglicéridos que circulan en la sangre. También actúa elevando los niveles del colesterol bueno. Generalmente se combina con un fármaco del grupo de las estatinas.

Estas opciones son efectivas y fáciles de conseguir en cualquier farmacia genérica. El precio no debe ser un inconveniente para no cuidarte.

Y ahora que conoce más los medicamentos para el colesterol y triglicéridos altos, debes acudir a tu médico, a quien le corresponde indicar la dosis y tiempo de tratamiento. Él sabrá qué es lo que necesitas según tus estudios y tu historial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *