Ardor en la boca del estómago, el enemigo de tus noches si no te cuidas

Ardor en la boca del estómago, el enemigo de tus noches si no te cuidas

Son las 10 de la noche, terminas de tomar tu café y estás dispuesto a meterte a la cama para descansar. De pronto, sientes un pequeño ardor en la boca del estómago. Tratas de ignorarlo y te volteas boca abajo en tu cama para intentar conciliar el sueño. Pasan algunos minutos y notas que algo no está funcionando bien, y el reflujo gástrico no se deja esperar.

Te das cuenta de que dormir no será nada fácil, ya que el ardor en la boca del estómago continúa y se ha extendido hasta tu garganta. Buscas entre los cajones y no encuentras nada que pueda aliviar el dolor. Tu último recurso, un chicle, la luz al final del túnel, y piensas que probablemente eso puede amortiguar tu ardor.

Pasan varias horas, múltiples posiciones en la cama y la boca te duele de tanto masticar chicle. De repente, haces memoria y te arrepientes de haberte tomado esa última taza de café. ¡Despierta, es un sueño! Aún puedes evitarlo. Sigue leyendo e impide que esta pesadilla se vuelva realidad.

¿Qué hacer para no tener ardor en la boca del estómago?

Primero lo primero: Es importante que visites a tu médico para saber qué está pasando en tu estómago y garganta. ¡No lo dejes para después!

Seguramente ya te repitieron una y otra vez que tengas cuidado con los irritantes. Pero quién se resiste a una taza de café al despertar o antes de dormir. O cómo hacerle el feo a esa salsa deliciosa que le quieres echar hasta al postre. Si vas a pecar, hazlo con moderación. Toma tu café, pero no tan cargado ni tan seguido, o agrégale leche; ponle menos salsa a tu comida, etc. Poco a poco te acostumbrarás a cuidar lo que llevas a tu boca y a tu estómago.

Reflujo gástrico
Reflujo gástrico

 5 pasos para prevenir el ardor en la boca del estómago

Antiácido

Lo mejor para el ardor en el estómago y el reflujo gástrico es un antiácido. Como sabes, hay muchos en el mercado, pero la mayoría están hechos con la combinación de magaldrato con dimeticona. Prefiere la presentación en gel que te dará un gran alivio rápidamente, y que puedes comprar en farmacias genéricas, sin gastar de más. Tómalo después de tus alimentos y justo antes de dormir.

Cuida lo que comes

La garnacha es lo más sabroso del mundo, lo sabemos. Pero es importante que le bajes a lo frito y grasoso. No solo para calmar tu molestia estomacal, sino para evitar problemas de peso y cardiovasculares. Si hoy te vas a portar mal e irás por unos tacos, en el día come una ensalada o fruta. Trata de equilibrar para reducir tu acidez.

Toma en cuenta la hora

Si ya son las siete de la noche, aléjate de la cafetera. Mejor pide un té de manzanilla y cena algo ligero, sin picante ni grasa. ¿O quieres quedarte sin dormir toda la noche?

Ten listo tu botiquín

Arma tu botiquín de emergencia a tu medida. No te puede faltar:

*Gel de magaldrato con dimeticona.

Galaver gel
Magaldrato dimeticona gel

*Tabletas masticables antiácidas. Puedes encontrarlas a base de carbonato de calcio o de hidróxido de aluminio con magnesio y dimeticona.

*Si el ardor es insoportable, recurre al esomeprazol. Es un medicamento utilizado para úlceras, ahora imagínate qué hará por tu reflujo. Pero recuerda acudir a tu médico para que te indique dosis y tiempo de tratamiento.

*Debes tomar probióticos, tengas o no malestar. Son útiles para restablecer la flora intestinal y cuidar tu estómago para que no esté expuesto ni susceptible.

*Ten a la mano una caja de chicles, siempre te servirán para la digestión. Pero utilízalos como último recurso, ya que no podrán salvarte todo el tiempo.

Consulta a tu médico

Hazlo para prevenir y no solo cuando te sientas mal. Toma en cuenta que un ardor en la boca del estómago puede ser el aviso de que algo no anda muy bien en él.

Considera los puntos anteriores y mantén tranquilo y feliz a tu estómago, y de paso, a tu garganta. Una vez listo, ahora sí toma tu almohada y busca la mejor posición para dormir como un angelito. ¡Dulces sueños!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *