¿Cómo bajar la glucosa en sangre?

¿Cómo bajar la glucosa en sangre?

Califica esta publicación

¿Alguna vez has pensado: “total, ya tengo diabetes, no es necesario cuidarme? Es un pensamiento común, pero no es el correcto; al contrario, tener esa enfermedad no es el fin del mundo, sin embargo, requiere de muchos cuidados. Lo importante es mantener controlada tu glucosa en sangre para evitar consecuencias. ¡No te espantes! Mejor checa estas recomendaciones.

¿Cómo reducir el nivel de glucosa en sangre naturalmente?

La diabetes no se cura, solo se controla, y no lo decimos nosotros, lo afirma el jefe de Endocrinología del Hospital General de México. También menciona que “esta enfermedad no es terminal, simplemente se tendrán que realizar cambios en el estilo de vida”. ¡Es momento de actuar!

Niveles normales de glucosa
Niveles normales de glucosa
  • Revisiones periódicas

Se trata de una enfermedad crónica, y las visitas al médico no están a discusión; él debe revisarte y mandarte el tratamiento que tú necesitas. Entonces, no esperes que tus medicamentos y dosis sean iguales que las de tu comadre o el vecino. El tratamiento es personalizado y el doctor lo cambiará conforme lo considere pertinente.

  • Ejercicio

Básico para controlar tu glucosa en sangre y para bajar de peso, que también te ayudará con la diabetes. El ejercicio aumenta la sensibilidad del cuerpo a la insulina, ya sea natural o inyectada, y convierte el azúcar en energía. Prefiere actividades aeróbicas moderadas como caminar, andar en bici, nadar, etc., y hazlas, mínimo, 3 veces por semana, durante una hora.

  • Cuidado con carbohidratos

Existen dos tipos de carbohidratos: los simples y complejos. Los primeros se digieren rápidamente y se usan como energía, pero elevan la glucosa en sangre. Las frutas y algunas verduras son un ejemplo de estos carbohidratos y, aunque son sanas, debes comerlas con moderación. También es importante que la opción que elijas no esté muy madura o cocida, y evita consumirlas en jugos, porque su índice glucémico se eleva más.

Otros ejemplos, que es mejor evitar, son alimentos refinados o procesados, refrescos, dulces, panes industriales, bebidas azucaradas, pan y arroz blanco, etc.

Por otro lado, están los carbohidratos complejos que se absorben más lentamente, dan saciedad por mayor tiempo y no elevan tanto la glucosa. Puedes elegir cereales integrales, legumbres, brócoli, espinacas, quinoa, guisantes, tubérculos, plátanos, ciruelas, aguacates, cebolla, perejil, frutos secos, etc.

  • Nopal

Aparte de rico y de sus múltiples beneficios, el nopal se usa como complemento a los tratamientos médicos, porque ayuda a mantener los niveles normales de glucosa, gracias a su fibra, aminoácidos y niacina. Refuerza el hígado y el páncreas, y aumenta la sensibilidad a la insulina, que estimula el movimiento de glucosa a todas las células del cuerpo; además, reduce la digestión de carbohidratos, disminuyendo la producción de insulina.

  • Moringa

Si no la conoces mucho, seguro te preguntarás para qué sirve la moringa. Esta planta es rica en nutrientes y antioxidantes, acelera el metabolismo, reduce el apetito, te da energía, es antiinflamatoria, protege tu hígado; aunque se ha hecho famosa por ayudar a reducir y controlar la glucosa en sangre. La encuentras en hojitas para agregar a tus alimentos, en aceite para cocinar, en polvo para hacerte una infusión o en cápsulas. ¡Tú eliges!

Moringa
Cápsulas de moringa
  • Fibra y más fibra

Si quieres mantener tus niveles normales de glucosa, la fibra soluble puede ayudarte mucho. Funciona descomponiendo los carbohidratos, lo que retrasa la absorción de glucosa, e impide que se eleve demasiado después de comer; y no todo queda ahí, combate el estreñimiento, reduce el colesterol, es útil para saciar tu hambre y disminuir los antojos.

Este tipo de fibra la encuentras en nueces, leguminosas, chícharos, avena, cebada, cereales integrales, zanahorias, manzanas, semillas de linazas, etc. Lo recomendable es consumir entre 25 y 35 gramos de fibra al día, sin olvidar tus respectivos dos litros de agua para que todo fluya bien.

  • Come varias veces al día

Tengas o no diabetes, la calidad de la comida es tan importante como la cantidad. Recuerda comer cada 3 o 4 horas máximo, de lo contrario, puede bajarte la glucosa, y no te gustará esa sensación. Aunque no se trata de comer lo que sea, planea bien tus alimentos para no caer en la tentación.

Estas son algunas recomendaciones para mantener en control tu glucosa en sangre, sin olvidar las indicaciones de tu médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *