¡Más que solo un endulzante!, disfruta de los beneficios de la miel

¡Más que solo un endulzante!, disfruta de los beneficios de la miel

Califica esta publicación

Tienes ganas de algo dulce, así que decides usar un poco de miel para darle saborcito a tu té. ¡Qué rico!, y natural, además. Pero la miel es más que solo un endulzante, porque tiene muchas propiedades que puedes disfrutar. Entonces, para que conozcas todo lo bueno que te ofrece, investigamos para ti los beneficios de la miel. ¡Toma nota y aprovéchalos!

Beneficios de la miel

La miel, a veces, es subestimada porque no se conocen bien todas sus bondades y, claro, ¡hay de mieles a mieles! La buena es aquella pura, de calidad, no la procesada como la que venden en los supermercados; mientras más natural, mejor.

Sin tantos rodeos, te damos una lista de los beneficios de la miel.

  • Bomba de nutrientes

Además de rica, es buena fuente de antioxidantes, vitamina A, C, D, E y K, hierro, fósforo, calcio, potasio y zinc; también contiene aminoácidos esenciales, enzimas y ácidos orgánicos.

  • Te da energía

Tiene gran cantidad de azúcares naturales, como glucosa y fructosa que se absorben rápidamente y te dan energía en poco tiempo. Lo mejor es que, al ser natural, tu cuerpo asimila estos azúcares sin problemas, aunque tampoco abuses, ¡todo con medida!

  • Efecto antiséptico y antimicrobiano

Sus ácidos orgánicos y enzimas evitan que los microbios crezcan. ¿Por qué crees que tu mamá te da miel con limón cuando tienes infección en la garganta? También se puede usar de manera tópica para cicatrizar heridas, aliviar quemaduras leves y hasta para el acné.

  • Mejora el tránsito intestinal

Actúa como fibra natural, combatiendo el estreñimiento, y beneficia a la flora intestinal, porque ayuda a que crezcan bacterias buenas.

  • Mejora el sueño

Es otro de los grandes beneficios de la miel. Esto se debe a que ayuda al cerebro a liberar melatonina, que regula el ciclo del sueño; además, esta hormona se encarga de facilitar la reconstrucción de los tejidos mientras duermes. Entonces, si quieres descansar mejor, te caerá muy bien una cucharadita de miel antes de dormir, ¡solo una!

  • Miel para el cabello

    Miel con otros ingredientes.
    Miel para el cuidado del cabello

¿Tu cabello se ve seco? Regrésale su brillo y fuerza natural con este remedio. Necesitas una cucharada de miel y el gel de una hoja de sábila; mezcla bien ambos ingredientes, aplica en tu cabello y deja que actúe durante 1 o 2 horas. Después lava con un shampoo suave. ¡Listo!

Protege tu cabello del calor de la plancha y acaba con las puntas abiertas con esta mascarilla. También es súper sencilla de hacer y requiere únicamente dos ingredientes. En un recipiente, tritura un aguacate maduro y combina con tres cucharadas de miel; distribuye en tu cabello, cubre tu cabeza con una toalla y deja actuar por una hora. Después la va tu cabello como acostumbras.

  • Mascarillas de miel para tu rostro

Si quieres cuidar tu rostro naturalmente, las mascarillas de miel serán tus aliadas. Para la primera opción que te damos, necesitas 3 cucharadas de miel y el jugo de un limón. Mete la miel en el microondas durante unos segundos para que se ablande, y luego combina con el limón. Aplica en tu rostro con movimientos circulares suaves, sin frotar; deja por 20 minutos y enjuaga con agua tibia. Verás cómo tu piel se siente más suave y tersa.

Conoce otros remedios naturales contra la resequedad en el rostro.

Exfolia y nutre tu piel con esta mascarilla. En un recipiente, junta un cuarto de taza de harina de avena, un cuarto de taza de agua natural y dos cucharadas de miel. Remueve hasta que tu mezcla esté homogénea y colócala en tu rostro con un suave masaje circular; permite que actúe por 15 minutos. ¡Es ideal para eliminar células muertas y para el acné!

  • Mejora la función cerebral
  • Es diurética
  • Fortalece el sistema inmune

Como puedes ver, los beneficios de la miel son muchos, ahora solo falta que disfrutes de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *