Remedios para el hígado graso

Remedios para el hígado graso

Califica esta publicación

¿Tienes hígado graso? Sí, los excesos te están cobrando tus malos hábitos, pero no todo está perdido. ¡Es momento de hacer un cambio! Generalmente, este problema no causa grandes problemas si se atiende a tiempo, así que no lo tomes tan a ligera. Mejor acude con tu médico, y aparte, sigue estos consejos y remedios para el hígado graso.

Síntomas de hígado graso

El hígado es un órgano muy importante que se encuentra en la parte superior derecha de la cavidad abdominal. No debes descuidarlo porque tiene funciones vitales para que tu cuerpo esté bien:

  • Ayuda a digerir los alimentos
  • Almacena vitaminas, glucógeno y minerales
  • Limpia la sangre de sustancias y toxinas que la puedan dañar
  • Produce bilis que sirve para transportar los desechos y descomponer las grasas en el intestino delgado durante la digestión
  • Metaboliza carbohidratos, lípidos y proteínas

Este órgano puede enfermarse de muchas formas, pero una de las más comunes es el hígado graso. Como su nombre lo dice, es un exceso de grasa que le dificulta cumplir sus funciones como debe.

Este problema en tu hígado puede ser de dos formas:

  • Hígado graso simple, que provoca muy poca inflamación o daño en las células de este órgano y no suele causa mayores problemas.
  • Esteatosis hepática no alcohólica, que sí inflama y daña las células, con el riesgo de cirrosis y hasta cáncer de hígado.

No se trata de espantarte, pero, si ya padeces de este problema, es importante que te cuides más.

Seguramente te preguntarás cuáles son los síntomas de hígado graso, sin embargo, esta enfermedad suele ser silenciosa. Con frecuencia, las personas que la tienen, se enteran casualmente porque les hacen estudios y/o análisis de otro padecimiento.

Si se llegan a presentar síntomas, los principales son fatiga, falta de apetito, mal aliento, inflamación abdominal, náuseas y vómito.

En este caso, el alcohol no es el culpable. Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) los factores de riesgo son la obesidad, colesterol y triglicéridos altos, diabetes mellitus y síndrome metabólico. Claro, estos padecimientos se relacionan con el consumo excesivo azúcares y grasas, siento también responsables del hígado graso.

Consejos para tratar el hígado graso

Consejos para el hígado graso.
¿Problemas con el hígado graso?

El primer paso, como en cualquier enfermedad, es que acudas al médico. Solo él es el indicado para darte un tratamiento para hígado graso. Aparte de esto, debes hacer ciertos cambios en tu vida:

  • Reduce o, si es posible, elimina las grasas y azúcares de tu dieta.
  • Dile NO a los alimentos procesados, comida chatarra, refrescos, panes, etc.
  • Agrega verduras y frutas en tus comidas, ya que son depurativas.
  • La fibra es tu amiga, así que asegúrate de consumirla diariamente.
  • Evita los lácteos.
  • Busca remedios para el hígado graso que complementen tu tratamiento médico y tus cambios de hábitos.
  • Bebe mucha agua que también ayuda a eliminar toxinas.
  • Haz ejercicio, si no lo acostumbras, comienza poco a poco.
  • Elige alimentos que bajen tus niveles de colesterol y triglicéridos.
  • ¡No te automediques! Recuerda que el exceso de medicamentos empeora la situación, en especial, si son antiinflamatorios y analgésicos.

Remedios para el hígado graso

  • Cardo mariano

Esta opción es ideal para cuidar tu hígado. Es una planta con silimarina y llena de antioxidantes, por lo que ayuda a regenerar los tejidos dañados de este órgano, y a desinflamarlo. Además, estimula el flujo de bilis, cuya función es descomponer las grasas, impidiendo que se acumulen.

El cardo mariano complementa los tratamientos del hígado graso, cirrosis, hepatitis, intoxicación por alimentos y alergias estacionales. Asimismo, sirve como tónico digestivo para combatir la pesadez e indigestión. Podemos mencionar todas sus propiedades, pero nos tardaríamos mucho; lo importante en este momento, es que es uno de los remedios para el hígado graso más efectivo.

Lo puedes conseguir en cualquier tienda naturista en diferentes presentaciones. Encuentras las flores para hacerte infusiones, extracto, tabletas y como suplemento alimenticio. ¡Por opciones no paramos! Busca la que te convenga y se te haga más cómoda.

  • Noni

Se trata de un fruto con sabor amargo, pero con muchas propiedades. Es rico en fibra, flavonoides, vitamina C, hierro, zinc, entre otros. El noni te servirá para bajar el colesterol, favorecer la reconstitución del hígado y a desinflamarlo. Funciona también calmando síntomas de artritis, regulando la presión arterial y la glucosa, fortaleciendo las defensas, etc.

Puedes disfrutar de sus efectos en jugo, suplemento o en tabletas, que consigues en tiendas naturistas.

  • Espirulina

Es un alga famosa por ser un superalimento, pues tiene muchas propiedades útiles para el cuerpo. Es una bomba de vitaminas, minerales, antioxidantes y proteínas solubles importantes para tratar el hígado graso, pues ayudan a desintoxicarlo. Y como un buen plus, contribuye a perder peso, ya que acelera el metabolismo y controla el apetito.

Igual que los otros remedios para el hígado graso, encuentras el alga espirulina en tiendas naturistas, ya sea en tabletas o en polvo.

¡Opciones tienes! Lo principal es cambiar tus hábitos y cuidarte más para evitar consecuencias. ¡Tu salud es primero!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *