Conoce qué medicamento para las alergias debe estar en tu botiquín ¡ya no busques!

Conoce qué medicamento para las alergias debe estar en tu botiquín ¡ya no busques!

Califica esta publicación

Cuando sufres de alergias, lo único que quieres saber es cómo disminuir sus  síntomas. Ya sea lagrimeo, estornudos, enrojecimiento, picor y secreción nasal, comezón, ardor, etc., cualquiera es muy molesto. Y aunque los remedios naturales pueden ser eficaces, llega un momento en que necesitas un buen medicamento para las alergias. Pero quizá, no sepas cuál sea el mejor. Aquí te contamos más sobre los antihistamínicos.

medicamentos antihistamínicos
medicamentos antihistamínicos

¿Qué son los medicamentos antihistamínicos?

Son fármacos que inhiben los efectos de la histamina que, aunque es necesaria para la realización de muchas funciones en el cuerpo, también es la responsable de los síntomas comunes de las alergias.

Generalmente los medicamentos antihistamínicos se clasifican en dos:

  • Antihistamínicos clásicos o de 1° generación

Son los más antiguos y resultan muy eficaces para aliviar los síntomas de las alergias. Penetran bien en el sistema nervioso central, pero producen efectos secundarios como somnolencia, sedación, aumento de apetito, visión borrosa, estreñimiento, etc.

Es necesario tomarlos varias veces al día para mantener su efecto, según lo indique el médico. Pueden emplearse por vía oral, en comprimidos, jarabes, gotas, cremas, aerosoles nasales, o vía parenteral (intramuscular o intravenosa).

  • Antihistamínicos no sedantes o de 2° generación

 Actúan de manera más selectiva y penetran menos en el sistema nervioso central. Se consideran más seguros para ciertas actividades, ya que no tienen efecto sedante, y en general, es una dosis al día. Pueden emplearse por vía oral, en comprimidos, jarabes, gotas, cremas o aerosoles nasales. No se administran por vía parenteral.

No olvides que estos fármacos antihistamínicos no curan las alergias, sólo minimizan sus síntomas.

¿Qué medicamento para las alergias debes tomar?

Dentro de esta clasificación de antihistamínicos, existen diferentes opciones para elegir. ¡Checa esta lista!

  • Levocetirizina 5 mg.

Antihistamínico de segunda generación. Sirve para aliviar las principales señales de alergias como escurrimiento nasal, estornudos, enrojecimiento, comezón,  lagrimeo y urticaria. También es útil para reducir los ataques de asma.

Viene en tabletas de 5 mg. que se administran por vía oral. La encuentras fácilmente en cualquier farmacia de genéricos.

  • Desloratadina

Antihistamínico de segunda generación. Se usa para aliviar escurrimiento nasal, rinitis alérgica, estornudos, enrojecimiento, comezón, lagrimeo y urticaria, propios de una reacción alérgica. Se administra una dosis al día, ya sea en tableta, jarabe o solución oral.

  • Fexofenadina

Antihistamínico de segunda generación. También es útil para disminuir síntomas de reacciones alérgicas, en especial, de la alergia estacional (fiebre de heno), dermatitis y urticaria. Viene en presentación de tabletas o suspensión.

  • Difenhidramina

Antihistamínico de primera generación. Es eficaz para el alivio de síntomas de alergias y resfriado común, así como tos por irritación de la garganta o vías respiratorias. Tiene otros usos, como prevenir y tratar el mareo por movimiento e insomnio.

Cuando la difenhidramina se usa para aliviar alergias, resfriado y tos, por lo general, se toma cada 4 a 6 horas. Se usa cuando se necesita una respuesta rápida, pero tiene un efecto sedante y causa somnolencia. Viene en tabletas, cápsulas, tiras solubles y líquido para administrarse por vía oral.

  • Dimenhidrinato

Antihistamínico de primera generación. Una de sus funciones es reducir señales de alergias, pero también se utiliza para prevenir las náuseas, vómitos y mareos causados por viajes.

La encuentras en tabletas, tabletas masticables y en forma líquida, y se toma cada 4 o 6 horas, según prescriba el doctor. Está muy relacionado con la difenhidramina, mencionada arriba. Sus diferencias radican en el tiempo que tardan en hacer efecto y el grado de sedación que producen.

Actualmente, tienes muchas opciones para tratar tus alergias. Debes acudir a tu médico para que te indique el tratamiento más adecuado para ti. ¡Dile adiós a las molestias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *