Descubre cómo tratar una torcedura o esguince de tobillo

Descubre cómo tratar una torcedura o esguince de tobillo

Seguramente has sufrido de ese dolor provocado por una torcedura, y más si se trata de un esguince de tobillo. Tal vez por una caída, un golpe, un mal paso, pero ese dolor es incapacitante y afecta tu movilidad en general. No te preocupes, aquí te contamos las formas para tratar este tipo de lesiones.

Un esguince de tobillo o torcedura es un traumatismo en el que el ligamento se estira o se rompe. Sus principales síntomas son dolor, moretones, inflamación, dificultad para caminar y movilidad limitada.

Torceduras
Torceduras

Cuidados de un esguince de tobillo

Esta lesión es muy común, pero no por eso debes descuidarla. Existen muchas formas para aliviar los síntomas. ¡Toma nota!

  • Lo primero es acudir al médico para conocer la gravedad de tu lesión, e incluso descartará una fractura. Te recetará algún medicamento para la inflamación y dolor como ibuprofeno, paracetamol o diclofenaco, que consigues en cualquier farmacia genérica.
  • Puedes probar los parches de ketoprofeno, que tienen un efecto antiinflamatorio y analgésico. Por lo regular viene un parche en cada sobre que contiene 30 gramos de ketoprofeno.
  • Deja que tu tobillo descanse, no lo fuerces aunque el dolor disminuya, así se acelera el proceso de recuperación.
  • Coloca una compresa fría en el tobillo durante 15 minutos cada 3 horas. Esto ayudará a desinflamar.
  • Recuéstate de tal forma que tu pie quede a la altura del corazón. Utiliza almohadas. Así evitarás que la sangre se acumule en esa zona.
  • Venda tu tobillo, asegurándote de que quede firme, pero no apretado y corte la circulación.
  • Dependiendo de la gravedad de tu lesión, pasadas 48 horas deberás hacer ejercicios para recuperar la movilidad del tobillo. Sólo debes doblar tu pie hacia atrás, adelante y en círculos. Para ver la fuerza en tu tobillo, párate sobre el pie lesionado y camina un poco.

Estos son los cuidados inmediatos de un esguince de tobillo. Puedes ayudarte también de algunos remedios naturales para bajar la inflamación y reducir el dolor.

Arcilla

Tiene propiedades antiinflamatorias y gran cantidad de minerales como silicio, hierro, magnesio, calcio, potasio, que disminuyen el dolor y la inflamación. Frota tu tobillo con una mezcla de dos cucharadas de arcilla verde humedecidas con un chorrito de vino tinto. Deja por una hora y enjuaga. Repite todas las noches hasta que mejores.

Agua con sal y vinagre

Este remedio es muy popular para desinflamar y calmar las molestias del esguince de tobillo. En agua tibia, agrega dos cucharadas de sal y una taza de vinagre, después sumerge tus pies durante 20 minutos. Pero asegúrate de que el agua cubra los tobillos. Hazlo una o dos veces al día.

 Cúrcuma

Con poder analgésico, antiinflamatorio y antiespasmódico, relaja músculos, tejidos y articulaciones, reduciendo la inflamación y el dolor.

Forma una pasta espesa con un poco de agua tibia, dos cucharadas de cúrcuma en polvo y una cucharada de jugo de limón. Aplícala sobre la lesión y venda tu tobillo. Mantén el vendaje por 10 horas, repita cada 10 horas durante una semana.

Un esguince de tobillo no es una lesión que debas dejar pasar, ya que un mal tratamiento puede provocar artritis posteriormente. Es mejor prevenir que lamentar, así que ya sabes cómo cuidarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *