¡Descubrí una resequedad!, puntos en los que te debes fijar para saber si es dermatitis en la cara

¡Descubrí una resequedad!, puntos en los que te debes fijar para saber si es dermatitis en la cara

¿Has notado resequedad en tu rostro? Es muy común padecerla, ya que a veces no cuidamos la piel como se merece. Además el clima, la deshidratación, productos cosméticos, la contaminación, una mala alimentación, etc., contribuyen a que pierda su brillo. La cara es la presentación de toda persona, cualquier situación que la altere puede causar mucha inseguridad. Por eso debes prestarle más atención a la salud de tu rostro. Sobre todo para diferenciar entre una simple resequedad y una dermatitis en la cara. Pueden llegar a confundirse, porque algunos síntomas son parecidos, pero es importante que sepas cómo tratar cada una.

Signos de resequedad

La piel seca se siente áspera y apagada, y dependiendo del nivel de resequedad, puede presentar tirantez, picor e incluso descamación. Sin embargo, es más fácil tratarla que la dermatitis en la cara. Por ejemplo, algunos de los cuidados que necesitas son:

  • Utiliza todos los días una crema hidratante con factor de protección solar.
  • Mejora la textura y apariencia de tu piel tomando de 6 a 8 vasos de agua al día.
  • Usa productos especiales para piel seca.
  • Puedes aplicar en tu rostro aceites naturales con vitamina E, aloe vera, de almendras, etc., para mantenerlo hidratado.
  • Deja de fumar, ya que el humo reseca aún más tu piel, y reduce la cantidad de flujo sanguíneo que llega a ésta, privándola de oxígeno y otros nutrientes esenciales.
Alantoina
Alantoina

Como puedes notar, son cuidados básicos y sencillos que mantendrán humectada tu piel. Pero si dejas avanzar la resequedad, los síntomas se volverán más notorios.

Dermatitis en la cara vs Resequedad

Ahora hablemos más sobre la dermatitis en la cara. Se trata de una patología dermatológica muy frecuente (y molesta). Se caracteriza por la inflamación de las capas superficiales de la piel, provocando enrojecimiento, irritación, comezón, resequedad y picor. Sí, como mencionamos arriba, varias señales son parecidas a las de una resequedad, pero si es dermatitis, no será tan fácil tratarla.

El enrojecimiento y la inflamación son los puntos en que más debes fijarte para saber que padeces dermatitis. Se presenta generalmente en las cejas, alrededor de la nariz, en el área de la barba y puedes llegar hasta el escote. Además el picor llega a ser muy intenso, y al rascarte provocas heridas que sangran y/o liberan un líquido, e incluso pueden infectarse.

Otra diferencia es que la piel seca se quita con mayor facilidad, mientras que la dermatitis en la cara quizá necesite de medicamentos, pomadas y cuidados especiales, sin olvidar que, aunque sea tratada, los brotes pueden regresar por episodios de estrés o mucho cansancio.

Actualmente no hay tratamiento para la dermatitis en la cara que la cure como tal, pero si te cuidas adecuadamente, puedes prevenirlos y controlarlos.

Tratamiento para la dermatitis en la cara

Como ves, no es sólo una resequedad, y ahora que sabes identificar si la padeces, toma nota de qué hacer para mantener a raya la dermatitis en la cara.

  • Controla el estrés para impedir que haya nuevos brotes. ¡Es difícil, pero no imposible!
  • Aléjate de productos que te irriten como suavizantes, detergentes, tintes, etc., ya que si te expones a ellos constantemente, puedes provocar daños a largo plazo.
  • No pases demasiado tiempo cerca del agua, porque quita las sustancias oleosas que protegen la piel, generando resequedad. Así que acostúmbrate a las duchas cortas con agua tibia.
  • Dile adiós a aquellos productos que te causen alguna reacción alérgica.
  • Usa productos cosméticos suaves, como jabones y shampoos con pH ácido, libres de alcohol, fragancias y otros químicos.
  • Alivia un poco la comezón con cremas humectantes. Aunque sí es insoportable tal vez requieras un antihistamínico como fexofenadina, loratadina, o cetirizina. Estos sirven para aliviar el enrojecimiento y la picazón, además de calmar otros síntomas de alergias. Los encuentras fácilmente en farmacias de genéricos. Pero recuerda acudir al médico para que te recete lo más adecuado para ti.
  • También puedes optar por cremas para dermatitis atópica en adultos. Hay pomadas hipoalergénicas con vitamina A, D y alantoina, que ayudan a desinflamar, eliminan las células muertas y cicatrizan las heridas por rascarte. O prueba otra crema con dexpantenol, útil para la piel rozada, irritada, agrietada o con quemaduras leves, que cicatriza heridas, alivia el ardor y comezón.

Tanto la piel seca como dermatitis en la cara van más allá de algo estético, ya que muestran un problema interno. No dejes que avancen los síntomas. Y cualquiera que padezcas, debes poner manos a la obra para aliviar tus molestias, y recuperar la salud y seguridad de tu rostro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *