¡Conoce cuáles son los mejores medicamentos para la presión ocular!

¡Conoce cuáles son los mejores medicamentos para la presión ocular!

Califica esta publicación

Lamentablemente es muy común, con enfermedades como diabetes e hipertensión, que la presión del ojo se eleve. Además, este síntoma suele acompañar al glaucoma. No olvides que las revisiones periódicas son muy importantes para prevenir y, si no se puede, para evitar que haya mayor daño en el ojo. Así que te presentamos los mejores medicamentos para la presión ocular. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la presión intraocular?

El ojo necesita tener cierta presión para conservar su forma y funcionar correctamente. La presión intraocular o PIO es la presión que ejercen los líquidos intraoculares, llamados humor acuoso y humor vítreo, sobre las estructuras firmes del ojo. Esta presión es necesaria para que éste se mantenga distendido.

Los niveles de PIO se miden en milímetros de mercurio (mmHg) con un tonómetro. El rango normal es de 11 a 21 mmHg, si sobrepasas esta cantidad, corres el riesgo de tener problemas visuales serios, como el glaucoma.

Si tu presión ocular es demasiado alta y no se trata adecuadamente, llega a dañar el nervio óptico y, eventualmente, causar ceguera. Además, cualquier daño es irreversible. Por eso prevenir y acudir al especialista es muy importante, sobre todo si presentas algún factor de riesgo:

  • Antecedentes familiares de hipertensión ocular.
  • Personas mayores de 40 años.
  • Tener diabetes e hipertensión arterial.
  • Miopía elevada.
  • Estrés oxidativo que se favorece por la contaminación, mala alimentación, fumar y, nuevamente, por la edad.

Otro punto que debes considerar es que la presión intraocular, así como la presión arterial, puede variar a lo largo del día. Entonces debe medirse en diferentes ocasiones para asegurarse que el resultado es la adecuado.

Repetimos, tener la presión alta en el ojo puede llevarte a padecer glaucoma. No es algo definitivo, pero sí es un factor de riesgo. Entonces si tu presión ocular está elevada debes realizarte exámenes oftalmológicos periódicos.

Presión ocular: síntomas y tratamiento

Igual que pasa con el glaucoma, la presión ocular no presenta síntomas iniciales. Es posible que cuando tengas señales de presión alta del ojo, el nervio óptico ya esté dañado en un 40% aproximadamente. Cuando se llega a este punto, puedes tener alguno de estos síntomas:

  • Visión borrosa.
  • Disminución de la visión periférica.
  • Irritación ocular.
  • Dolor en ojos.
  • Enrojecimiento.

Medicamentos para la presión ocular

Una vez detectado el problema, es necesario que te atiendas para evitar pérdida de la visión. Debes tener revisiones habituales para que el especialista vea si necesita hacer cambios en tu medicamento para presión ocular.

  • Travoprost: Es una solución oftálmica para disminuir la presión alta en el ojo. También ayuda a tratar el glaucoma. Viene en un frasco gotero con 2.5 ml. Generalmente necesitas una gota en el ojo afectado cada 24 horas por la noche.
  • Prednisolona: Otras gotas para la presión ocular y el glaucoma. Además, están indicadas para tratar procesos inflamatorios de la córnea, retina y la conjuntiva, así como para irritación, enrojecimiento y ardor en ojos. Viene en un envase con 5 ml. La dosis suele ser de 1 a 2 gotas cada 4 a 6 horas.
  • Dorzolamida: De igual forma, sirve para reducir la hipertensión ocular y el glaucoma. El frasco gotero contiene 5 ml y el tratamiento se basa en ponerse una gota cada 12 horas.
  • Latanoprost: Otro de los medicamentos para la presión ocular y el glaucoma. El envase tiene 2.5 ml y la dosis va de 1 a 2 gotas cada 24 horas por la noche.
  • Timolol: Es un bloqueador beta y actúa bajando la presión del ojo y tratando el glaucoma. Lo hace reduciendo la generación acuosa y favoreciendo su salida. Viene en gotero con 5ml. y debes colocarte una gota cada 12 horas.

Lo mejor es que todos estos medicamentos para la presión ocular los encuentras fácilmente en cualquier farmacia de genéricos a un bajo costo. Así que ya no hay pretexto para que no te cuides.

Recuerda que estos datos son informativos. El especialista es quien te indicará el tratamiento más adecuado para tu situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *