¿Cómo preparar kombucha casera?

¿Cómo preparar kombucha casera?

Hay bebidas probióticas que ayudan a tu sistema digestivo, una de ellas es la Kombucha, por eso, hoy te explicaremos cómo preparar Kombucha casera.

¿Cómo hacer kombucha de forma casera?

Para preparar la kombucha se necesita seguir los siguientes pasos:

Paso 1: Consigue todos los ingredientes, que son:

-Un SCOBY (Symbiotic Community Of Bacteria y Yeast), es decir, una comunidad simbiótica de bacterias y levaduras que es la materia prima de la kombucha

-Una taza de kombucha ya hecha, puede conseguirse en el supermercado. Debes asegurarte de que sea sin sabor

-Un recipiente de cristal grande de cuatro litros

-Agua sin cloro

-Cuatro bolsitas de té negro o té verde

-Una taza de azúcar refinada

-Un trapo fino (puede ser de algodón orgánico) y una liga

Paso 2:  Pon a calentar el litro de agua hasta que hierva.

Paso 3: Apaga el fuego y coloca las bolsitas de té durante 25 minutos para que esté bien concentrado

Paso 4: Disuelve la taza de azúcar en el té y luego coloca la mezcla en el recipiente de vidrio.

Paso 5: Vierte agua en el recipiente, pero sin llenar completamente, ya que debe quedar un espacio en la parte superior

Paso 6: Ya que el té esté a temperatura ambiente, se debe incluir la taza de kombucha ya hecha y el SCOBY. Nunca se deben poner al estar caliente, ya que afectarían a los microrganismos que ayudan a la salud.

Paso 7: Cubre la boquilla del envase con el trapo fino y fija con la liga

Paso 8: Deja fermentar por siete a diez días en un lugar cálido en la cocina, fuera de la luz solar

Paso 9: Después de la fermentación, retira el SCOBY y guarda una taza de kombucha para la siguiente fermentación.

Paso 10: Disfruta tu kombucha o puedes hacer una segunda fermentación para darle un sabor diferente

Kombucha casera

¿Qué debes saber sobre la kombucha?

Algunos tips a la hora de hacer la kombucha en casa son:

  • La kombucha prefiere los climas cálidos, por lo que, si se vive en un lugar frío o es invierno, se puede usar una manta o servilleta para envolver el frasco
  • Antes de empezar, siempre debes lavar tus manos. Algunos sugieren utilizar vinagre, ya que el jabón contiene sustancias que pueden afectar a las bacterias buenas
  • Todos los utensilios deben ser de madera o de plástico libre de BPA, ya que el metal afecta al SCOBY
  • Al incorporarlo a la alimentación, se sugiere empezar con pequeñas dosis
  • Debes verificar que la kombucha y el SCOBY estén en buen estado. Si aparece moho, hay un aroma raro o sabor desagradable, es mejor desechar el producto
  • La segunda fermentación se consigue al colocar la kombucha sin SCOBY en un frasco de vidrio, agregar los ingredientes que desees, como limón y jengibre, y tapar con un trapito. Se deja reposar por un día y a ¡disfrutar!

Kombucha y sus beneficios

La kombucha es una infusión fermentada hecha con té, azúcar, bacterias y levadura. Algunos la consideran como un refresco natural, ya que es refrescante y está ligeramente gasificada. Los principales beneficios de la kombucha para la salud son:

Contiene probióticos

Al ser una bebida fermentada, contiene microrganismos vivos, los cuales ayudan a la salud digestiva y forman parte de la microbiota intestinal. Cuando se consume, mejora la digestión y evita la proliferación de patógenos en el intestino.

Los probióticos normalmente se utilizan para combatir malestares estomacales, como el síndrome del intestino irritable o la diarrea.

Checa cómo detener la diarrea infantil.

Funciona como antibacterial

Durante la fermentación se forma ácido acético, que también es abundante en el vinagre; este sirve para matar microrganismos potencialmente dañinos.

Cuida al corazón

La kombucha reduce los niveles de colesterol LDL, o “colesterol malo”, que en grandes cantidad aumenta el riesgo de problemas cardiovasculares. A su vez, ayuda a aumentar los niveles de HDL, o “colesterol bueno”, ya que este ayuda a eliminar las grandes cantidades de LDL.

Protege los niveles de azúcar en la sangre

En un estudio publicado en el Centro Nacional de Información Biotecnológica, de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE . UU., la kombucha hace más lenta la digestión de los carbohidratos, por lo que reduce los niveles de azúcar en la sangre.

Conoce la dieta para personas que viven con diabetes.

Kombucha y sus beneficios

¿Cómo consigo mi SCOBY?

Hay diferentes maneras de conseguirlo, algunas opciones son:

Comprarlo en internet: Es necesario verificar que provenga de una web confiable y que el vendedor tenga muchas opiniones positivas. Evita comprar SCOBY deshidratado, porque está más débil y eso hace que se tarde más en hacer la kombucha y es más fácil que desarrolle moho.

Grupos en Facebook: Hay diversas comunidades en internet para compartir SCOBY y otras opciones para hacer alimentos probióticos, solo se debe buscar alguien que viva cerca de tu domicilio.

Checa estas recetas de alimentos probióticos que puedes hacer en casa.

Amigos o familiares: Otra opción es preguntarles a las personas más cercanas a ti si hacen kombucha y pueden regalarte un SCOBY

Hacerlo desde cero: Existe la posibilidad de hacer un SCOBY, pero no es lo más recomendable porque tarda mucho en hacerse y su calidad es menor.

SCOBY

La kombucha, aliada de tu salud

Con estas instrucciones de cómo preparar kombucha casera, es momento de que pongas manos a la obra. No olvides dejarnos tus comentarios y leer más artículos en ¿Qué Puedo Tomar? Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *