¿Cómo hacer que los niños coman verduras?

¿Cómo hacer que los niños coman verduras?

Los padres saben que la alimentación es clave para que sus hijos crezcan sanos y fuertes, sin embargo es difícil que niños coman verduras, aquí te explicamos como hacerlo.

La alimentación de los niños en México

Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, en el país hay cerca de 1.9 millones de niñas y niños que padecen desnutrición crónica; en contraste, 1 de cada 20 infantes menores de 5 años, y 1 de cada 3 de entre 6 y 19 años, padecen obesidad o sobrepeso, asegura la Unicef.

Estos dos problemas tienen en común una mala alimentación, que carece de los nutrientes necesarios para el desarrollo del infante y que repercute directamente en su calidad de vida, en aspectos como:

  • Perjudicar su desarrollo cerebral
  • Interferir con su aprendizaje
  • Debilitar su sistema inmune
  • Aumentar el riesgo de infección
  • Talla y peso bajo
  • Mayor riesgo de enfermedades crónicas o defunción

Para evitarlo, es necesario tener una dieta balanceada, que incluya el consumo de verduras, las cuales, son ricas en nutrientes, bajas en calorías y se pueden incluir fácilmente en todas las comidas.

¿Cómo hacer que los niños coman verduras?

Para lograr este cometido, hay diversos tips y trucos para que los niños coman verduras y se vuelva parte de sus hábitos, los principales son:

Dar el ejemplo

La mejor manera de acostumbrar a un niño a comer verduras es que sus padres y/o familiares lo hagan. Para eso, lo ideal es mejorar los hábitos alimenticios de todos los integrantes, especialmente, de sus ejemplos directos.

Hablar con ellos

Explicarle de manera sencilla y con ejemplos fáciles de recordar cómo las verduras ayudan a su crecimiento y desarrollo. Se puede usar de modelo un personaje o un familiar que admire el niño.

Hacer que los niños coman verduras

Dale un nombre o apellido a la comida

Cada verdura tiene diferentes propiedades a favor de su salud, por ejemplo, la zanahoria ayuda a su vista, la espinaca aporta energía y los pimientos sirven para el crecimiento; por eso, se puede utilizar un nombre gracioso y llamativo como: la espinaca poderosa.

Aprovechar el sabor dulce

Al adentrarlo al mundo de las verduras, una opción es iniciar con aquellas de sabor dulce, como la zanahoria, maíz o calabaza; después combinarlas con otras para empezarle a darle variedad y acostumbrarlo a nuevos sabores.

Involucrarlos en la cocina

Toda actividad con un hijo puede ser divertida, incluyendo la hora de cocinar. Se debe involucrar en la elección, preparación y al momento de servir los alimentos, esto lo ayudará a sentirse integrado y tendrá más entusiasmo por consumir lo que preparó. Además, esta dinámica ayuda a conocer los gustos del pequeño.

Adorna los platillos de manera divertida

Otra táctica para que se interese en las verduras es presentarlas de manera divertida. Esto se logra acomodando los ingredientes para formar figuras, como el rostro de un payaso, el de un perrito o el de un dinosaurio. Sus gustos personales y hobbies son una guía perfecta para saber qué imágenes incluir.

No lo llenes de verduras

Obligar a los niños a comerlas puede ser contraproducente, ya que lo verán como una situación desagradable, por lo tanto, siempre debe de haber un enfoque positivo para lograrlo.

Obligar a los niños a comerlas puede ser contraproducent

Recetas con verduras para niños

Para poner en práctica estos consejos, aquí hay algunas recetas fáciles y divertidas,

Jitomate relleno

Ingredientes:

-1 pechuga de pollo cocida y deshebrada

-1 taza de papas picadas en cubos

-1 taza de chícharos pelados

-1 taza de zanahoria pelada y picada

-2 jitomates bola

-2 aceitunas negras

-1 pieza de cebollín

-1 rebanada de queso blanco

-Mayonesa

-Sal al gusto

Preparación: Hervir dos litros de agua y agregar la zanahoria, papa y chícharos hasta que estén suaves; retirarlos del agua y mezclarlos con la mayonesa y el pollo. Cortar la parte de arriba del jitomate, sacar su interior y rellenar con la mezcla de pollo y verdura. Utilizar las aceitunas como ojos, el queso como boca y el cebollín como ceja para formar un rostro en el jitomate. Servir.

Gato de jamón con espinacas y zanahoria

Ingredientes:

-24 rebanadas de jamón

-3 manojos de espinacas lavadas, desinfectadas y picadas

-2 zanahorias ralladas

-6 jitomates cherry, partidos a la mitad

-100 g de queso panela

Preparación: Extender las rebanadas de jamón para distribuir la espinaca y la zanahoria en ellas, después enrollarlas. Rebanar el queso y cortarlo en forma de x. Acomodar los rollitos de jamón en forma de gato y utilizar el queso y los jitomates para rellenar el interior del juego. ¡Ahora a disfrutar!

Estas recetas están llenas de nutrientes y se pueden servir en cualquier época del año, incluyendo el invierno, que es la temporada con mayor riesgo de infecciones respiratorias en niños y adultos mayores. (lee este artículo para cuidar a tus abuelitos y padres) (Incluir nota: Consejos para cuidar el adulto mayor en invierno)

Una ayuda a su nutrición

Cuando hay falta de nutrientes en la dieta de un infante, un médico puede solicitar un complemento alimenticio, que esté hecho para aportarle energía y vitaminas necesarias para su desarrollo; tal es el caso del VF kids, que contiene vitaminas del grupo B, omega 3, jalea real, entre otros; que en conjunto ayudan al aprendizaje, estimulan su crecimiento y disminuyen el agotamiento mental. Se consigue en cualquier farmacia de medicamentos genéricos.

Ayúdalo en su crecimiento

Ya que sabes cómo hacer que los niños coman verduras, es momento de que las incluyas en su dieta, notarás que tu hijo tendrá más energía y vitalidad, además se enfermará menos y cuando crezca, estará fuerte y saludable. Te invitamos a dejarnos tus comentarios y seguir leyendo más consejos. Nos vemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *