Tres alimentos probióticos que puedes hacer en casa

Tres alimentos probióticos que puedes hacer en casa

Durante la temporada de calor las enfermedades gastrointestinales, ya que el clima hace causa que la comida se descomponga más rápido si no se refrigera correctamente. En este sentido, un ejemplo es que los casos de diarrea incrementan hasta un 50 %, según información de la Secretaría de Salud de Durango. Para proteger a tu estómago y evitar que las enfermedades gastrointestinales te ataquen con frecuencia, te brindamos la receta de tres alimentos probióticos que puedes hacer en casa.

¿Qué son los probióticos?

Son alimentos que contienen microrganismos vivos y sirven para mantener en buena salud al sistema digestivo. Entre los principales beneficios de probióticos naturales para el cuerpo están:

-Tratar y prevenir la diarrea

-Combatir las alergias e intolerancia a la lactosa

-Tener una buena salud bucodental

-Controlar enfermedades gastrointestinales comunes, como el síndrome del intestino irritable (SII) y la enfermedad inflamatoria intestinal (SII)

Lee este artículo para conocer cómo protegerte de las enfermedades estomacales más comunes.

Tres alimentos probióticos que puedes hacer en casa

Tres alimentos probióticos que puedes hacer en casa

Hay distintas comidas que incluyen estos microrganismos vivos, que pueden ayudar a tener un sistema digestivo fuerte y saludable para hacerle frente las enfermedades gastrointestinales. Estas son las recetas:

  • Yogur

Este es el probiótico natural más conocido porque puede comprarse fácilmente en cualquier tienda o supermercado, sin embargo, saber cómo hacer yogur natural en casa tiene como ventaja un sabor más rico y libre de conservadores.

Ingredientes: Un litro de leche de vaca y un yogur griego natural sin azúcar ni conservadores.

Preparación: Se debe poner la leche a fuego lento, hasta que caliente a una temperatura que sea posible meter un dedo por cinco segundos sin quemarse. Después retirar del fuego e incorporar rápidamente el yogur.

Una vez que se tiene la mezcla, se vierte en un frasco hermético con tapa para guardarlo en un lugar seco, cálido y cubierto con una servilleta. Al pasar un día, aproximadamente, se lleva al refrigerador para que esté listo. Tiene un tiempo de conservación de 10 a 15 días.

El yogur contiene lactobacilos, que son un tipo de probióticos que se adhieren a la pared intestinal para evitar que bacterias dañinas se asienten, también contribuye a la recuperación de la flora intestinal, después de un tratamiento con antibióticos.

El yogur contiene lactobacilos
  • Kimchi

Se trata de un alimento coreano que se utiliza normalmente como acompañante de otros platillos. Su preparación es sencilla, pero laboriosa. Hay muchos tipos de kimchi, pero aquí hay una receta básica y con ingredientes fáciles de conseguir, pero si no se encuentra alguno, también pueden sustituirse.

Ingredientes: Una col china, cinco tazas de agua no clorada, tres cucharadas de sal, una cucharada de ajo picado, una cucharada de jengibre picado, seis cebollines partidos en rodajas, una cucharada de salsa o caldo de pescado, una pizca de azúcar y dos cucharadas de chile gochugaru. Este puede conseguirse en tiendas coreanas, sitios web o sustituir por otro tipo de chile, como el de árbol.

Preparación: Se parte la col a lo largo, se retira su corazón y se corta en rodajas finas. Después se debe lavar, desinfectar y enseguida escurrir para quitar el exceso de agua. Luego se coloca en un recipiente con el agua y la sal. Es necesario sumergirla totalmente y esperar toda la noche para que se ablande. Tras pasar el tiempo, se escurre la col y se reserva el líquido que sobró.

Enseguida se mezcla el ajo, jengibre, cebollines, salsa de pescado, azúcar y el chile gochugaru o el que se haya elegido; después se revuelve con la col. Se mete en un recipiente de vidrio y se le agrega un poco del líquido que se reservó, para que todos los ingredientes queden sumergidos.  Luego se deja fermentar de dos a seis días, en un lugar oscuro a temperatura ambiente. Es más fuerte el sabor entre más se espere. Finalmente degustar.

Este platillo favorece la salud del sistema digestivo e inmunitario. También es una opción para comer más saludable porque es principalmente de origen vegetal y tiene vitaminas como A, C y del grupo B.

Kimchi
  • Kéfir

Este es un producto que proviene de la fermentación de la leche, pero a través de búlgaros de kéfir, es decir, una comunidad de levaduras y bacterias que convierten la lactosa en ácido láctico. Estos se consiguen por intercambio con otras personas que los crían, en bioferias, ecotiendas o por internet, pero es recomendable que sea un lugar seguro de un comprador confiable.

Nota: Todos los utensilios que se usen para manipular los búlgaros deben ser de plástico o madera, nunca de metal.

Ingredientes: Leche entera y búlgaros de kéfir de leche.

Preparación: Se coloca una cucharada sopera de búlgaros en un frasco de vidrio, luego se debe de verter un litro de leche y cubrir la entrada del frasco con un filtro de café o una tela, se puede usar una liga para que quede fija. Enseguida se deja en un lugar de la cocina donde no reciba rayos de luz directamente.

Tras pasar 24 horas, se puede cosechar el kéfir, esto se hace al pasar la mezcla por un colador; la leche que queda es el kéfir que puede guardarse en el refrigerador o disfrutar en el momento. Asimismo, los búlgaros deben meterse en leche nueve.

Como tip, esta mezcla puede fermentarse por hasta 48 horas en temperatura ambiente; pero si el consumo no es mucho, se puede guardar en el refrigerador y fermentar por una semana, ya que el proceso se vuelve más lento.

Este es el más sencillo de los tres alimentos probióticos que puedes hacer en casa y contiene más de 400 millones de microrganismos, siendo la mayoría lactobacilos. Además, vitaminas del grupo B, que ayudan a los procesos del cuerpo; calcio, que beneficia la salud de los huesos; y proteínas, que son esenciales para reparar y producir nuevas células.

Kéfir

Otras opciones de probióticos

Además de esta lista de probióticos naturales para hacer en casa, se puede aprovechar suplementos alimenticios que contengan estos microrganismos, pero antes de tomarlos se debe consultar al médico de confianza. Algunas opciones son:

Probacilus: Estas contienen cepas de probióticos Lactobacillus sporogenes, los cuales tienen beneficios para la salud del sistema digestivo, especialmente al disminuir la distensión abdominal y malestar de las personas que tienen síndrome del intestino irritable, de acuerdo con información de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. Estos se venden a un costo aproximado de $81 pesos mexicanos, aquí se consiguen.

Bacilos forte: Estos tienen diversas cepas de probióticos, como los Lactobacillus rhamnosus, que estimulan la respuesta inmune y son auxiliares en el tratamiento de diarrea y gastroenteritis; así como la cepa que se llama Lactobacillus acidophilus, que se utilizan como auxiliar para combatir algunos tipos de diarrea e infecciones en los pulmones. Esta opción se vende en las farmacias de medicamentos genéricos, un ejemplo es aquí.

Lactiv: Posee Lactobacillus plantarum, que tienen diversos beneficios para la salud, como regular el tránsito intestinal, mejorar el estado de nutrición y estimular la respuesta inmune.. También Lactobacillus casei, que dan otro plus a las defensas naturales del cuerpo, lo cual ayuda contra las infecciones. Estas se venden a un costo aproximado de $ 90 pesos y se venden aquí.

Lee este artículo de cómo prevenir infecciones gastrointestinales

¡Cuida la salud de tu familia desde la cocina!

Aprovecha estos tres alimentos probióticos que puedes hacer en casa y mejora la salud de toda tu familia, recuerda que si tienes malestar en el estómago es mejor visitar a tu médico de confianza. Te invitamos a leer más artículos en ¿Qué Puedo Tomar? y dejarnos tus comentarios. Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *