6 grandes beneficios del ajenjo para tu cuerpo

6 grandes beneficios del ajenjo para tu cuerpo

Seguramente has escuchado sobre el ajenjo, una planta medicinal con grandes propiedades y usos medicinales. Se trata de una planta nativa de las regiones templadas de Europa, Asia y del Norte de África. También se le conoce como hierba santa, artemisa amarga o asensio. Los múltiples beneficios del ajenjo han logrado que se vuelva una planta muy popular. Continúa leyendo y descubre todo lo que te puede ofrecer.

¿Qué es el ajenjo?

El nombre científico del ajenjo es artemisia absinthium, y significa “sin dulzor”, esto debido a su sabor amargo. Viene de la familia de las compuestas y llega a crecer hasta 150 cm de altura. Es común encontrarla en terrenos secos y soleados. Sus hojas son de color verde azulado, tienen vellos plateados y su flor es amarilla.

El ajenjo contiene sustancias químicas como glucosa absinthine, absinthol, taninos, clorofila y ácido málico. Su esencia es la que posee los maravillosos efectos terapéuticos, ya que está constituida por tuyona, tanacetone, azuleno y cadineno. También se caracteriza por su alto contenido de vitaminas B6 y C. Nombres raros, lo sabemos, pero cuando conozcas más sobre los beneficios del ajenjo, hasta se oirán bien.

Usos del ajenjo
Usos del ajenjo

Beneficios del ajenjo

Si te preguntas para qué sirve el ajenjo, déjanos contarte que es una planta con múltiples beneficios. Te aseguramos que no querrás soltarla. Actúa como:

  1. Tónico digestivo: Éste es uno de los principales usos del ajenjo. Este sirve para mejorar la digestión, evitar gases y parásitos intestinales, y aumentar el apetito. También ayuda a disminuir el mal aliento causado por problemas gástricos, a calmar la acidez estomacal y la diarrea, y a tratar problemas con el hígado y la vesícula biliar.
  2. Antiinflamatorio: Útil para aliviar el dolor y la inflamación causados por el reumatismo y la artritis, así como para calmar el dolor muscular.
  3. Otro de los beneficios del ajenjo es que regula la menstruación, ya que actúa directamente sobre el útero. Así, ayuda a que los ciclos se normalicen, sobre todo cuando una mujer tiene periodos irregulares y/o padece de fuertes cólicos.
  4. Diurético: Una de las propiedades del ajenjo es servir como diurético, por lo que incrementa la producción de líquidos, además de servir como laxante.
  5. Antiséptico: Se aplica para heridas abiertas o picaduras, además de contar con un efectivo poder cicatrizante.
  6. Favorece la eliminación de toxinas y acelera el metabolismo, lo que trae como consecuencia la pérdida de peso.

Como puedes observar son múltiples los beneficios del ajenjo. Sin embargo, no se recomienda su utilización en caso de embarazo y lactancia, úlceras gástricas, colon irritable, epilepsia. Ahora te contaremos de qué manera debes usarlo.

Usos de ajenjo

  • Generalmente, puedes disfrutar de sus propiedades, tomando té de ajenjo. Hierve un litro de agua y agrega 3 cucharadas de hojas y flores de esta planta y deja que repose por 20 minutos. Bebe de 1 a 3 tazas al día, de preferencia antes de las comidas. Pero recuerda que tiene un sabor amargo, aunque es mejor que no lo endulces.

Prueba haciendo tu té con ajenjo en polvo. Machaca algunas hojas y ponlas a hervir con agua. No te excedas de 3 gramos al día.

  • Para dolor e inflamación muscular, haz masajes en la zona afectada con tintura de ajenjo. O puedes poner 15 gotas de la misma en una infusión, ya sea de menta o anís.
  • El vino de ajenjo es útil como aperitivo y digestivo. Sólo debes macerar un puñado de hojas y flores en un litro de vino blanco durante una semana. Toma una copita antes o después de las comidas.
  • No abuses al tomar el té de ajenjo o cualquiera de sus formas de uso. Todo con moderación.
  • Evita utilizar el aceite esencial del ajenjo, ya que tiene un nivel alto de toxicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *