La importancia de consumir vitamina C más allá de prevenir una gripe

La importancia de consumir vitamina C más allá de prevenir una gripe

Es muy sabido que consumir productos que contengan vitamina C ayuda mucho para prevenir y tratar enfermedades respiratorias como gripe y tos. Sin embargo, esta vitamina tiene muchas otras propiedades que serán muy útiles para tu salud. Si tiene curiosidad, sigue leyendo y conoce qué es, para qué sirve, así como cuáles son las propiedades y beneficios de la vitamina C. ¡Toma nota!

¿Qué es la vitamina C?

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es un componente fundamental para el cuerpo. Es una vitamina hidrosoluble, que el organismo no  produce ni almacena, y el excedente se elimina a través de la orina. Por eso la importancia de incluirla en tu dieta diaria, ya que es necesaria para el crecimiento y reparación de tejidos del cuerpo.

Sin embargo, a veces no le ponemos mucho interés en consumirla o la limitamos para cuando tenemos tos y gripe. Por eso debes saber más sobre esta vitamina:

¿Para qué sirve la vitamina C?

Conoce las principales propiedades de la vitamina C:

  • Es indispensable para la elaboración y mantenimiento del colágeno, proteína fundamental para producir piel, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos.
  • Es útil para la absorción y almacenamiento del hierro.
  • Ayuda a sanar heridas y mejorar la cicatrización.
  • Repara y mantiene el cartílago, huesos y dientes.
  • Es buen antioxidante, por lo que bloquea parte del daño causado por los radicales libres. De esta forma ayuda a evitar el envejecimiento prematuro y es aliado para luchar contra enfermedades como el cáncer.
  • Refuerza el sistema inmunológico para combatir ciertas enfermedades e infecciones, favoreciendo la formación de anticuerpos.
  • Disminuye los síntomas de enfermedades respiratorias comunes y reduce el tiempo de las mismas. Sin embargo, no se ha comprobado que prevenga tos o gripe, ni que al consumir pastillas de vitamina C cuando ya estás enferm@, sirva para que te cures.
  • Se usa para tratar la baja presión arterial.
  • Ayuda a la disminución de los coágulos sanguíneos.
  • Propicia la respiración y regeneración celular.
  • Otra función de la vitamina C es reducir los niveles de colesterol en sangre.
  • Disminuye los niveles de histamina ayudando a calmar los síntomas de alergias.
  • Ayuda a impedir el avance de la osteoartritis.
  • Es usada para el tratamiento de úlceras en el estómago.
  • Disminuye las posibilidades de tener preeclampsia en el embarazo.

Dosis recomendada de vitamina C

La cantidad diaria de vitamina C depende de algunos factores. Niñas y niños de 1 a 3 años necesitan 15 mg., de 4 a 8 años requieren 25 mg., y 9 a 13 años deben consumir 45 mg.

A partir de los 14 años cambia esta dosis según el género. De 14 a 18 años, las mujeres necesitan 65 mg. y los hombres 75 mg. al día. Para adultos promedios, se recomienda que las mujeres consuman 75 mg. y los hombres 90 mg. diarios. La cantidad aumenta en mujeres embarazadas (80 a 85 mg.) y lactando (115 mg.).

Los adultos mayores y los fumadores necesitan consumir alrededor de 35 mg. más al día. De igual forma, algunas personas aumentan la ingesta de esta vitamina, sobre todo los deportistas. Pero es importante nunca excederse de 500 mg. al día.

Y tampoco debes consumir menos de lo necesario, ya que la deficiencia de vitamina C puede traerte consecuencias. Por ejemplo, inflamación y sangrado de encías, piel apagada y seca, problemas para sanar y cicatrizar heridas, sangrado nasal. También provoca desnutrición, cansancio, anemia, dolor en articulaciones, irritabilidad, mala digestión, defensas bajas, etc.

¿Cómo consumir más vitamina C?

 La mejor forma de consumir vitamina C es agregar a tu dieta alimentos que la contengan. Opta por kiwi, fresa, papaya, naranja, toronja, limón, lima, guayaba, melón, mandarina, mango, frambuesa, etc.

En las verduras puedes conseguir cantidades importantes como en los pimientos, brócoli, alcachofa, coles, algas, berros, espinacas, acelgas. También la encuentras en jitomates, coliflor, cilantro, tomillo, albahaca, perejil,

De igual forma, puedes ayudarle a tu cuerpo, dándole vitamina C efervescente que encuentras fácilmente en cualquier farmacia de genéricos. Puedes tomarla como tratamiento para fortalecer tus defensas, pero no sustituye la ingesta natural de esta vitamina.

¿Para qué sirve la vitamina C?
Oxital – C, vitamina C para protegerte de resfriados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *