Muchos niños y adultos tienen TDAH, conoce más sobre este padecimiento

Muchos niños y adultos tienen TDAH, conoce más sobre este padecimiento

¿Tu pequeñ@ se distrae con facilidad? ¿Se muestra agresiv@? ¿No te escucha? ¿Se mueve mucho? Si contestaste que sí, es probable que tu hij@ tenga TDAH. Se trata de un trastorno de déficit de atención que puede complicar un poco tu vida y la de tu niñ@, ya que presenta ciertas conductas que no “encajan” en lo permitido. Por eso debe ser diagnosticad@ para que recibir tratamiento. Sigue leyendo.

¿Qué es el TDAH?

Son las siglas de Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad, también conocido como trastorno hipercinético o trastorno por déficit de atención (TDA). Se trata de un trastorno crónico del desarrollo neuropsiquiátrico que se presenta principalmente en la infancia.

Se estima que, en México, entre 1-5% de niños en etapa escolar sufren TDAH, siendo 3 a 5 veces más frecuente en niños que en niñas.

Este trastorno afecta la estructura cerebral de los pequeños, lo que provoca que sus redes de conexiones neuronales no se comporten normalmente. Esto hace que se les complique concentrarse, mantener la atención, calmar sus impulsos, etc., lo que produce serios problemas de autocontrol.

No se conocen las causas exactas de este trastorno, en general se trata de una combinación de distintos factores:

  • Biológicos: 70% de los casos se atribuyen a una causa genética.
  • Ambientales: Nacimiento prematuro, lesiones cerebrales durante el parto, bajo peso o falta de oxígeno al nacer, que la madre haya bebido o fumado durante el embarazo.
  • Psicológicos y del entorno: Estrés familiar, trastornos psicológicos.

Síntomas de TDAH

Las señales comunes de este trastorno son las siguientes:

A nivel de atención y concentración:

  • Conductas desadaptativas que se muestran al tener problemas para mantener un orden en sus tareas cotidianas.
  • Dificultad para concentrarse, ya que el niño no procesa correctamente la información y se le complica entender una acción y evitar distracciones.
  • Suele perder y olvidar las cosas frecuentemente.
  • Incapacidad para escuchar y seguir una conversación, lo que le impide seguir las reglas en clase o en la propia familia.
  • Siente poca motivación al realizar una tarea, ya que no centra su atención en esa acción. Pero ¡ojo! Esto no tiene que ver con su nivel de inteligencia. Sin embargo, es frecuente que el niño presente bajo rendimiento en tareas poco novedosas o repetitivas.

A nivel de impulsos:

  • Suele hablar o actuar antes de pensar. No se detiene a analizar las consecuencias de sus actos. Por eso muchas veces, sus actitudes y acciones son inapropiadas.
  • Dificultad de autocontrol o incapacidad de inhibir una conducta, así como sus emociones y pensamientos.
  • Le cuesta planificar sus tareas cotidianas, además es común que se sienta frustrado, ya que no consigue los resultados esperados.
  • Tiene problemas para relacionarse y hacer amigos. No es empático y le es difícil interpretar las señales del lenguaje.
  • Pelea con mucha facilidad porque no le gusta perder en los juegos o en los deportes.
  • No es consciente de los riesgos que conllevan sus acciones.

A nivel de hiperactividad:

  • Siempre está en movimiento, pues le cuesta mantenerse quieto.
  • Mueve inconscientemente sus pies y manos.
  • Se entromete en conversaciones o actividades ajenas.
  • Es impaciente y se aburre rápido.

A nivel emocional y de relación:

  • Tiene fuertes cambios de estado de ánimo.
  • Síntomas de ansiedad, y baja autoestima al ser incapaz de adaptarse y por el rechazo que sus conductas producen. Muchas veces se siente inferior e incomprendido.

Como ves el TDAH es mucho más que la inquietud y curiosidad normal de un niño.

Tratamiento del TDAH

Es importante que se diagnostique para que tu pequeño sea atendido. No puede haber un tratamiento estándar, debe ser personalizado para tener en cuenta las necesidades específicas del niño. Sin duda, el trastorno de déficit de atención con hiperactividad representa un reto tanto para él como para la familia. Pero el apoyo que puedas darle será fundamental para el control de este padecimiento.

Una vez diagnosticado este trastorno, viene la definición del tratamiento que puede ser combinado, ya que se requieren varios enfoques. Debe haber un tratamiento farmacológico, que reducirá los principales síntomas como déficit de atención, impulsividad e hiperactividad. También es importante la parte psicológica (conductual y psicoeducativa) que ayudará a mejorar las habilidades cognitivas como empezar tareas, organizarse, planificar cosas, etc.

TDAH en México

Según estadísticas del INEGI, se estima que, en México, un 6% de los niños de entre 5 y 16 años tienen TDAH, que serían aproximadamente 2 millones de niños.

Aunque se presenta en la infancia, el TDAH puede durar hasta la etapa adulta. Entre el 30 y el 60% de los niños que lo padecen continúan con la afección en su vida adulta, y sólo el 10 % recibe tratamiento. Esto se debe a que muchos síntomas son ignorados o se atribuyen a características propias de los niños.

Un estudio realizado por la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), destacó que el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad afecta a 3% de la población adulta, lo que representa 2.4 millones de mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *