Viaja seguro en el transporte público

Viaja seguro en el transporte público

Todos hemos tenido alguna infección respiratoria de la cual no encontramos explicación, pues al hacer memoria, no recordamos haber tenido contacto con alguien enfermo. Y es que hay muchas formas de contraer este tipo de enfermedades, las más comunes incluyen no lavarnos las manos al llegar a casa. El motivo principal para hacerlo es que en los espacios públicos siempre hay virus y bacterias que pueden enfermarnos; así que, si tocamos un pasamanos o un picaporte contaminados y luego llevamos las manos a la nariz, boca u ojos, ahí se da el contagio. Para evitarlo te daremos unos consejos que te ayudarán a mantenerte sano. Sigue leyendo.

via GIPHY

Propagación de las enfermedades

Como sabes, las bacterias y los virus se pueden propagar fácilmente y en cualquier lugar. En el caso del transporte público, estas son algunas maneras de contagiarte de alguna enfermedad respiratoria, que quizá no habías tomado en cuenta:

Por aire: cuando alguien estornuda, tose o habla, libera pequeñas partículas que, a determinada distancia, pueden llegar a otra persona.

Por contacto físico: si saludas de beso o mano, incluso cuando recibes o das dinero, puedes darles la bienvenida a microrganismos dañinos.

-Por tocar una superficie infectada: cuando alguien tose, estornuda o habla, libera pequeñas cantidades de saliva, que cuando tocan superficies como el tubo del camión o los asientos, estos quedan infectados y pueden propagar las infecciones.

Logra un viaje seguro en el transporte público

Hay situaciones que pueden obligarte a tomar el transporte público, esto significa que te expones a diversos microrganismos que pueden dañarte, pero afortunadamente existen estrategias que la Secretaría de Salud recomienda para que te mantengas seguro. Estas son:

-Desinfecta tus manos: Debes hacerlo justo antes de salir de tu hogar y al momento de llegar a tu destino. Recuerda que debes utilizar agua y jabón o usar un gel antibacterial con 70% de alcohol.

-Evita el contacto directo: Este punto es complicado, sobre todo, por el tipo de cultura que hay en México, pero debes evitar saludar de beso, mano o abrazo; esto incluye a personas conocidas como los amigos.

-Atrapa a las bacterias y virus: En caso de que estornudas o tosas, cúbrete la nariz y la boca con un pañuelo desechable o el ángulo interno de tu brazo.

-Deja la conversación para otro momento: Durante tu trayecto, evita conversar, ya sea con alguien que está físicamente contigo o cuando hablas por teléfono.

-No uses el transporte como comedor: Aunque tengas hambre, procura no ingerir alimentos durante tu viaje, mejor espera unos minutos y come al llegar a tu destino.

-No escupas: Si requieres sacar alguna flema, utiliza un pañuelo desechable.

-Cuida tu salud y la de los otros: En caso de que presentes síntomas de alguna infección respiratoria, utiliza correctamente un cubrebocas para evitar la propagación de la enfermedad.

Refuerza tu sistema inmune

Recuerda que, para estar más protegidos de las enfermedades respiratorias en el transporte público, debes mantener un sistema inmune fuerte, ya que es el encargado de proteger al cuerpo de intrusos indeseados. Sigue estos consejos:

-Ten una dieta saludable, rica en frutas y verduras

-Consume alimentos ricos en vitamina C, también puedes utilizar suplementos que contengan esta vitamina

-Realiza ejercicio con regularidad

-Consulta a tu médico ante la sospecha de cualquier infección

Sal sin temor, pero con precaución

Ya conoces la mejor manera de evitar contagios en el transporte público, comparte esto con todos tus conocidos. Recuerda que debes cuidar más a tus hijos y a tus abuelos. Sigue leyendo más consejos en ¿Qué Puedo Tomar? Nos vemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *