Tutorial para hacer un vaporizador casero para la tos

A veces es necesario recurrir a alternativas naturales, o como en mi caso, improvisar y hacer un vaporizador casero para la tos, que me ayudó a aliviar los molestos síntomas de la tos. Y después de haber comprobado su eficacia, quiero compartirles una manera fácil y rápida para elaborarlo.

Paso a paso para hacer un vaporizador casero para la tos

¿Qué necesitas?

  • Una olla mediana
  • Agua
  • Hierbas o aceites esenciales, pueden ser de: eucalipto, limón, romero, tomillo, citronela, menta o hierbabuena
  • Toalla o frazada grande

Preparación:

  • En la olla calienta litro y medio de agua, hasta que hierva
  • Cuando el agua este en punto de ebullición, agrega las hierbas o aceites esenciales
  • Dejar hervir por unos minutos, y retirar del fuego
  • Colocar la olla sobre una mesa a una distancia adecuada, para prevenir quemaduras en el        rostro
  • Cubre tu cabeza y espalda con la toalla, inclínate y con ayuda de tus brazos envuelve la olla para acercar tu rostro y evitar que el vapor se escape
  • Inhala profundamente el vapor de 5 a 12 minutos aproximadamente, para descongestionar las vías respiratorias
  • Al terminar seca las partes del cuerpo que tuvieron contacto con el vapor y abrígate

Nota: lo ideal es que las vaporizaciones se realicen antes de dormir, en una habitación cálida y libre de corrientes de aire. Si es un niño quien la necesita, siempre debe ser bajo supervisión de un adulto.

Las vaporizaciones son un remedio casero para la tos y una alternativa natural muy efectiva contra los incómodos síntomas, provocando una sensación de bienestar, gracias a sus efectos relajantes y descongestionantes. Además de proporcionar múltiples beneficios:

  • Al ser un remedio natural, no se necesita prescripción médica
  • Es fácil y económico
  • Proporciona un rápido alivio y se puede realizar varias veces al día, de ser necesario
  • Las hierbas y aceites, además de atacar la tos tienen propiedades antibacterianas, antinflamatorias y antivirales

Aunque no debemos olvidar que también existen contraindicaciones:

  • No se recomienda en menores de cuatro años
  • Al manipular líquidos calientes, se corre el riesgo de quemaduras
  • El uso de aceites esenciales puede ocasionar irritación ocular

Ningún remedio casero para la tos, sustituye un tratamiento médico, ya que si los síntomas persisten es recomendables acudir a un especialista. Si además de tos presentas los siguientes síntomas (fiebre superior a 38°C, escalofríos, dolor muscular, debilidad, flemas de olor fétido o espesas, dificultad para respirar, dolor o silbido en el pecho), acude a tu médico para evitar complicaciones.

Tés e infusiones

Los remedios caseros como: jarabes naturales, tés e infusiones, mezclas o el uso de un vaporizador casero para la tos, acompañados de una buena alimentación, ejercicio regular, higiene adecuada, control del estrés y tomar suplementos con vitamina C, serán tus aliados contra las enfermedades respiratorias.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *