Tres técnicas de relajación para días difíciles

Tres técnicas de relajación para días difíciles

Hay situaciones que pueden sobrepasar a cualquiera, ya sea por un momento estresante o uno de angustia. Para esas experiencias, lo mejor es relajarte para evitar daños a tu salud, y en caso de tener que tomar una decisión, hacerlo de la mejor manera. Sabemos que no siempre es fácil, por eso, decidimos traerte tres técnicas de relajación que te ayudarán en tu día.

via GIPHY

¿Por qué necesito relajarme?

El estrés, ansiedad, angustia y desesperación son sentimientos que mantienen a tu cuerpo en constante alerta; que si se prolongan pueden afectar a tu vida diaria, tanto física como mentalmente. Algunos síntomas que te indican que estos te están perjudicando son: dolor de cuello y espalda, sentimientos de enojo o triste todo el tiempo, cansancio constante o falta de concentración.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, la mejor manera de reducir los niveles de estrés es llevar un estilo de vida saludable con un descanso adecuado, una buena alimentación y practicar técnicas de relajación.

¿Qué son las técnicas de relajación?

Como su nombre lo dice, son técnicas que permiten aflojar tu cuerpo y disipar tu mente para que estés en un estado físico y mental confortable. Este tipo de ejercicios tiene muchas ventajas para ti, las principales son:

-Elimina la tensión muscular y arterial

-Favorece la recuperación de la fatiga

-Ayuda a tener un buen descanso y conciliar el sueño

-Da una sensación de bienestar

-Reduce la tensión emocional

-Beneficia a la autoestima

-Mejora la memoria y otros procesos cognitivos

Técnicas de relajación

Hay distintas técnicas de relajación, pero nosotros nos enfocamos en estas tres porque son fáciles de aplicar en cualquier situación.

Respiración diafragmática

¿Te has dado cuenta de que cuando te estresas tu cuerpo se acelera y empiezas a respirar rápido? Para combatirlo, sigue estos pasos.

-Inhala aire por tu nariz durante cinco segundos, en ese lapso debes hacer que el diafragma de tu cuerpo, que es el músculo debajo de tus pulmones, se infle en sincronía con tu respiración

-Mantén el aire por cinco segundos

-Exhala por tu boca durante cinco segundos y, en vez de que tu diafragma se infle, debe regresar a su estado normal

-Mantén por otros cinco segundos

-Repite cuatro a seis veces

Relajación muscular progresiva

En esta técnica vas a relajar progresivamente los distintos grupos musculares. Este procedimiento que nació en 1938 consta de tres fases. Toma en cuenta que debes empezar con una postura cómoda, puede ser sentado en una silla con los hombres relajados, la espalda recta y sin forzar el cuello. Tus piernas deben reposar bien en el suelo, sin que se crucen.

Primera fase

Consiste en la tensión y relajación de distintos grupos musculares por 10 a 15 segundos; de acuerdo con el siguiente orden:

Rostro

-Frunce el ceño fuertemente y después, relaja

-Cierra los ojos apretándolos y luego, afloja

-Tensa tus labios y muelas, después relaja

Cuello y hombros

-Baja tu cabeza para generar tensión, luego regresa a su posición original.

-Inclina ligeramente tu torso hacia adelante y tus codos hacia atrás. Destensa regresando a la posición original

Brazos y manos

-Aprieta tus puños reposados sobre tus piernas, luego abre el puño y relaja los dedos en tu pierna

Abdomen

-Mete el estómago y luego baja la tensión

Pierna

-Estira tu pierna hacia enfrente y tus dedos del pie hacia atrás para sentir la tensión en muslo, trasero, pantorrilla y pie. Después, relaja.

Segunda fase

Repasa todos los grupos musculares y verifica que estén relajados, si puedes relájalos aún más.

Tercera fase

Es cuando la mente se concentra en el estado de calma.

Estos ejercicios no deben causar dolor, pero si lo hacen, debes detenerte y consultar a tu médico de confianza.

Relajación con visualización positiva

Otro método para relajarte es poner a trabajar a tu mente con un pensamiento que te agrade, puede ser un recuerdo o una situación que te gustaría vivir. Trata de concentrarte en todos los sentidos, es decir, imaginar el lugar con su olor, tacto y sonido particular.  

Consejos extra

Además de las técnicas de relajación puedes apoyarte de actividades que te gusten, estar con las personas que te hacen feliz, centrarte en lo positivo y no en lo negativo, además de tomar alguna infusión relajante o suplemento como la valeriana que es un relajante natural.

Está en tus manos

Ya conoces tres técnicas que puedes aplicar en cualquier situación, comparte este artículo y comenta qué otros métodos utilizas para relajarte. Te invitamos a seguir leyendo más consejos en ¿Qué Puedo Tomar?  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *