¿Aún no vas al médico? Conoce los riesgos de la automedicación

¿Aún no vas al médico? Conoce los riesgos de la automedicación

Califica esta publicación

Te duele la garganta y tomas la primera pastilla que encuentras, aunque no sepas qué es, ¿te suena? Lamentablemente esta situación es muy común, pero es peligrosa. Seguro piensas que lo has hecho muchas veces sin que pase nada, pero, tal vez, algún día tu suerte cambie. Como es importante tomar conciencia de los riesgos de la automedicación, hoy te contamos lo que necesitas saber.

Automedicación, peligro inminente

Cada vez más son las personas que toman medicamentos como si fueran dulces y sin supervisión médica; a esto se le conoce como automedicación. Esto suele pasar porque no tienen dinero o tiempo para ir a consulta, o porque consideran simples ciertas enfermedades; también se automedican por la influencia de la publicidad que las bombardean de anuncios. Sea cual sea la razón, esta práctica es riesgosa y puede salir más cara de los que crees.

Es muy frecuente que compren pastillas para la acidez, dolor de cabeza o de muela, cólicos y para otras dolencias; el inconveniente es que no se ponen a pensar en los efectos secundarios y las contraindicaciones que pueden provocar.

Los principales fármacos que adquieren de venta libre son los analgésicos, antiinflamatorios, antidiarreicos y mucolíticos. Seguramente recuerdas que antes podías comprar algún antibiótico para dolor de garganta o infección del estómago sin problema; pero, debido a los riesgos de la automedicación, esta práctica se prohibió.

Quizá te parezca exagerado, porque tu mamá lo hacía y tú también, y todo ha salido bien. Sin embargo, esto puede cambiar, y hasta ponerte en peligro.

Medicamentos sin receta
Medicamentos sin receta

¿Cuáles son los riesgos de la automedicación?

Para convencerte de dejar de comprar medicamentos sin receta, checa la siguiente información:

  • No funcionan bien

Como no eres médico, no sabes bien qué medicamento requieres, y menos la cantidad y el tiempo de tratamiento; entonces puedes equivocarte en tu “diagnóstico” y enmascarar una enfermedad más grave, o hasta sufrir una sobredosis. También ten en cuenta que, si ingieres medicamentos incorrectamente o por mucho tiempo, dejan de funcionar como deben; esto pasa con los antibióticos, porque la bacteria se vuelve resistente y, aunque te hayan servido antes, quizá ahora no resuelvan tu problema.

  • Cambian el efecto del medicamento

Otro riesgo de tomar medicamentos sin receta es que reducen o potencian el efecto de otros tratamientos de forma peligrosa. En estos casos, las personas con diabetes, hipertensión y otras enfermedades deben tener mucho cuidado con este mal hábito.

Un punto más a considerar es que ciertos alimentos pueden chocar con los medicamentos; por eso el médico te hace preguntas específicas para saber qué recetarte.

  • Causan dependencia o adicción

Quizá al principio tomes un medicamento para aliviar alguna molestia, pero en exceso, pueden causar dependencia o adicción.

Algunos medicamentos son altamente adictivos y se prescriben en situaciones específicas, y siempre bajo supervisión médica. Esto no quiere decir que tú puedas tomarlos si se los indicaron a alguien cercano, incluso si tienes los mismos síntomas.

  • Afectan el embarazo

Esta mala práctica puede ponerte en riesgo a ti y a tu bebé de la siguiente forma:

*Alteración de la función de la placenta

*Cambios en el metabolismo del feto

*Reducción de los movimientos fetales

*Cierre prematuro de los ductos del corazón, reduciendo la oxigenación de la sangre

*Trastornos de crecimiento en el embrión

*Problemas respiratorios y neurológicos en recién nacidos, etc.

  • Pueden provocar alergias

El exceso de ciertos medicamentos, la mezcla entre ellos o con alimentos llega a generar alguna reacción alérgica; así que puede presentarse hipersensibilidad, inflamación de ciertas partes del cuerpo, ronchas, hasta problemas para respirar y pérdida de conciencia.

 

¡Ojo! El médico es el único indicado para recetarte medicamentos y prescribirte un tratamiento de acuerdo con tus necesidades. Ahora que conoces los riesgos de la automedicación, acude con tu doctor ante cualquier molestia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *