Evita el dolor de espalda al conducir

Evita el dolor de espalda al conducir

Manejar es una gran ventaja para ir al trabajo, por los pendientes o simplemente salir a pasear; sin embargo, estar mucho tiempo al volante también ocasiona problemas para la salud, por eso investigamos cómo evitar el dolor de espalda al conducir y este fue el resultado. Sigue leyendo.

via GIPHY

El dolor de espalda en México

La lumbalgia es un padecimiento común en los mexicanos, se caracteriza por dolor en la región lumbar, es decir, espalda y cintura; el cual, frecuentemente recorre los glúteos y muslos. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) estima que, por cada 100 personas, 80 lidian con este problema.

Este padecimiento se divide en cuatro, según su duración y frecuencia:

Aguda: dolor de menos de 6 semanas

Subaguda: malestar de 6 a 12 semanas

Crónica: más de 12 semanas

Recurrente: lumbalgia aguda en pacientes que han tenido episodios previos en el mismo lugar, con periodos libres de síntomas de tres meses.

Algunos factores de riesgo son malas posturas, obesidad, estar mucho tiempo en una posición y el estrés.

¿Qué pasa al conducir?

Desafortunadamente la mayoría de los conductores enfrentan a diario los factores de riesgo, de acuerdo con el periódico argentino La Voz, esto se debe a que:

-Lidian con el tráfico diario, lo que significa que constantemente están estresados para llegar a su destino

-Hay recorridos largos, o por el mismo tráfico, un viaje de 20 minutos puede convertirse en un traslado de una hora; esto repercute en mantenerse en una misma posición por mucho tiempo

-Al estar mucho tiempo manejando o por desconocimiento, los conductores dejan de lado una correcta posición frente al volante, lo que incrementa la incidencia de lesiones en la espalda.

¿Cómo evitar el dolor de espalda al conducir?

Para que no aparezca este malestar se recomienda lo siguiente.

Corregir la manera de conducir

Lo primero es saber cómo sentarse frente al volante. Algunas recomendaciones del periódico español, El País, son:

Espalda: Debe estar siempre en contacto con el respaldo del asiento y lo más recto posible.

Brazos: Deben estar cómodos (no demasiado estirados) y con la facilidad de maniobrar.

Piernas: Su posición tiene que ser semiflexionada y adecuada para utilizar los pedales libremente.

Cuello: La cabecera es la mejor aliada para evitar problemas en las cervicales, ya sea por un frenado rápido o para descansar la cabeza si se acumulan muchas horas al volante.

Cadera: Debe estar por debajo de la altura de las rodillas, para eso, se debe regular la altura del asiento.

Volante: Lo ideal es regularlo a la altura del conductor, si es posible, también en la profundidad

Cinturón de seguridad: Tiene que estar derecho y pasar mas o menos por el centro del hombro.

Parasol: Si se acomoda correctamente, se evitará el movimiento inconsciente para evitar el destello del sol.

Ejercicios para conductores

Además de mantener una posición correcta, se recomienda descansar cada dos horas para estirar y recuperar la concentración. Un tip para cuidar la espalda es hacer ejercicios como lo menciona el portal Quiropráctica Agote:

Primer ejercicio

Colocar los pies a la altura de la cadera, mientras las puntas están rectas hacia adelante. Después contraer los cuádriceps, que son los músculos que están enfrente de los muslos. Este movimiento debe realizarse en ambas piernas, al mismo tiempo y con la misma intensidad. Repetir 15 veces.

Segundo ejercicio

Poner las manos sobre la nuca, mientras que los codos apuntan hacia adelante. Después llevar los codos a los costados y sentir como se abre el pecho y se contrae la espalda. Repetir 10 veces.

Tercer ejercicio

Acomodar los pies como en el ejercicio uno, apoyar las manos en el coche e inclinar el torso hacia adelante. Contraer los cuádriceps y mantener por un minuto.

Aquí te dejamos otros ejercicios para relajarte después del trabajo.

¿Qué hacer ante el dolor de espalda al conducir?

En caso de que aparezca este malestar, lo ideal es consultar al médico, quien, probablemente, recomiende un descanso de la conducción; asimismo, se deben seguir estas recomendaciones del portal Cuídate Plus:

Evitar el reposo en cama, si es posible

El reposo total puede ser contraproducente para la recuperación, por lo que es mejor evitarlo; además, se debe retomar las actividades normales progresivamente, según indique el especialista de salud.

Cuidar la postura

Para otra lesión o que empeore, la columna debe estar recta, tanto al estar sentado como parado. También se debe evitar cargar objetos pesados que pueden causar un daño.

Aplicar frío o calor

Estas alternativas ayudan a disminuir las molestias. Si es reciente la lesión, lo mejor es poner una compresa fría; pero si es un dolor crónico, se debe optar por el calor, ya que ayudará a relajar el músculo.

Tratamiento farmacológico

Dependiendo del tipo de dolor, el médico puede recomendar un fármaco como el metacarbamol e ibuprofeno; esta combinación se vende bajo el nombre de ML-Prim, es un AINE (antinflamatorio no esteroide) y analgésico que alivia el dolor asociado con espasmos musculares como dolor de espalda causado por estrés, malas posturas y excesiva actividad física, indica el portal sobre información de medicamentos, Vadecum.

Se recomienda tomar una cápsula cada seis horas, o dos cada ocho, dependiendo de la intensidad del dolor. Es importante no exceder las seis cápsulas en 24 horas y consultar previamente a tu médico de cabecera.

Llega sin dolor a tu destino

El dolor de espalda al conducir no es un juego, ya que muchos utilizan el carro como una herramienta importante para trabajar y moverse por la ciudad. Comparte esta información con todos tus conocidos, sin importar que sean nuevos conductores o veteranos. Te invitamos a seguir leyendo más consejos en ¿Qué Puedo Tomar? Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *