Señales de un sistema inmune débil en niños

Señales de un sistema inmune débil en niños

El sistema inmune protege al cuerpo de infecciones e invasores dañinos. Células, tejidos y órganos trabajan en equipo para protegerlo y no enfermar constantemente. En el caso de los niños es de vital importancia que su sistema inmune esté fortalecido para que tengan un sano desarrollo.

Los niños no cuentan con un sistema inmunológico completamente desarrollado, ya que este proceso tarda varios años y lo que aumenta el riesgo de contraer enfermedades durante la infancia; pero no es para alarmarse ya que durante los primeros cuatro años de vida es normal que padezcan hasta diez enfermedades respiratorias leves al año. La buena noticia es que a medida que los niños crecen el número de infecciones disminuyen. 

Síntomas de un sistema inmune débil en niños.

Es importante saber que tener un sistema inmune fuerte o débil depende de cada organismo. Si tienes pequeños en casa, mantente alerta de estos síntomas de un sistema inmune débil en niños:

  • Debilidad y cansancio constante
  • Mareos
  • Inapetencia
  • Fiebre
  • Problemas de concentración
  • Cicatrización lenta en heridas
  • Infecciones recurrentes y dificultad para mejorar rápidamente
Señales de un sistema inmune débil en niños

Causas de un sistema inmune débil en niños

El sistema inmune es vital en la etapa infantil, ya que es la línea de defensa que evita la entrada de microorganismos e infecciones al cuerpo, protegiéndolo a través de millones de células, como los leucocitos o glóbulos blancos. Un nivel bajo de glóbulos blancos reduce la capacidad de defensa en el cuerpo haciéndolo incapaz de combatir hongos, bacterias y virus que pueden causar enfermedades infecciosas como: resfriados, enfermedades diarreicas, neumonía, otitis, entre otras.

Las causas de un sistema inmune débil en niños y la disminución en los glóbulos blancos (leucopenia) en el organismo pueden ser muchas, entre ellas están:

  • Infecciones virales: se debe a que el sistema inmune debe producir más células de defensa para poder combatir a los virus. (VIH, hepatitis o alguna infección grave en la sangre)
  • Falta de vitamina B12 o de ácido fólico
  • Medicamentos: como los esteroides, quimioterápicos (para tratar cáncer)
  • Enfermedades autoinmunes: ya que las células de defensa luchan entre ellas, y no sobran suficientes para combatir a otras enfermedades (asma, lupus, alergias)
  • Enfermedades genéticas: que causan un desajuste en la producción de glóbulos blancos en la médula ósea (cáncer)

¿Cómo reforzar el sistema inmune en niños?

Ahora que ya conoces los síntomas y las causas de un sistema inmune débil en niños, es momento de saber cómo fortalecerlo; Ya que un sistema de defensas fuerte y equilibrado reduce el riesgo de padecer alergias e infecciones en los peques.

        ¿Cómo lo logramos?

– La tarea de reforzar el sistema inmune en niños comienza desde que está en el vientre materno, por ello es necesario que la madre tenga una alimentación saludable evitando el consumo de alcohol, drogas y tabaco.

– Lactancia durante los primeros seis meses de vida

– Tener un cuadro de vacunación completo

– Realizar actividad física al aire libre

– Lavarse las manos y mantener una buena higiene personal

– Llevar una alimentación equilibrada, saludable y variada en nutrientes

– Dormir las horas necesarias de acuerdo con su edad, ya que esto les permite recuperar energía

– Acudir a revisiones médicas regulares

Lactancia durante los primeros seis meses de vida

Alimentos aliados en el fortalecimiento del sistema inmune en los pequeños

Incorporar ciertos alimentos a la dieta de los niños, ayudara a reforzar su sistema de defensas y preparar al cuerpo para combatir enfermedades. Aquí te presentamos una lista de alimentos imprescindibles:

  • Frutas y verduras ricas en vitamina C: cítricos (toronja, mandarina, naranja, fresa), kiwi y verduras como brócoli, acelgas, pimiento morrón, coliflor, ayudan a potenciar el sistema inmune
  • Hierro: pescado, carne, pollo, vegetales de hoja verde (espinacas, perejil, col), legumbres (lentejas, garbanzos) y frutos secos (pistaches, avellanas), permiten el correcto funcionamiento del sistema inmune, favorece la cicatrización y mantiene en buen estado los tejidos corporales (músculos, vasos sanguíneos, huesos)
  • Zinc: mariscos, carnes rojas, aves, lácteos (yogurt, leche, queso), nueces, huevo, favorecen la respuesta inmune frente a las infecciones virales, bacterianas y micóticas
  • Vitamina E: aceites de origen vegetal (girasol, oliva), aguacate, espárragos, frutos secos (almendras, cacahuates, nueces), antioxidantes que protegen a células y tejidos de sufrir lesiones
  • Vitamina A: frutas y verduras de color naranja y amarillo (mango, melón, zanahoria), alimentos de origen animal (ternera, pollo, pavo, pescado, lácteos) protegen las células de los radicales libres, que contribuyen al desarrollo de enfermedades crónicas, mantienen sanos los tejidos blandos y óseos, además de favorecer a una buena visión
  • Agua: tomar agua ayuda a mantener hidratada la mucosa respiratoria, protegiéndola de las infecciones
Consumo de frutas ricas en vitamina C como la mandarina

Reforzar el sistema inmune en niños lleva tiempo, pero inculcar hábitos saludables permitirá que se conviertan en adultos sanos.

Cuida lo que más quieres, sigue estás recomendaciones.

Nos leemos, pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *