Conoce qué tratamiento de la depresión puede mandarte tu médico

Conoce qué tratamiento de la depresión puede mandarte tu médico

La tristeza y melancolía son naturales en el ser humano, pero sólo por un tiempo determinado. Sin embargo, hablamos de una depresión cuando estos sentimientos se prolongan mucho y a la persona se le dificulta afrontar los días, relacionarse con los demás y hasta continuar con sus actividades cotidianas. Es importante recibir un tratamiento de la depresión para evitar que haya más complicaciones. ¡Toma nota!

¿Por qué surge la depresión?

No existe una causa única que la origine. Las pérdidas juegan un papel significativo, ya sea un divorcio, la muerte de un ser querido, una enfermedad crónica, un despido, etc. Son situaciones comunes que provocan tristeza y frustración. Todos conocemos a alguien que está en una situación parecida, o nosotros mismos, pero en general es por cierto tiempo. Se consideran parte de una depresión cuando duran de 2 semanas o sobrepasan los seis meses, o cuando llegan a incapacitar a la persona.

Otras razones son la sensación de abandono y soledad, el estrés crónico, o la carencia durante mucho tiempo de necesidades básicas. Un entorno social adecuado, la necesidad de seguridad, y objetivos vitales como un trabajo o profesión, son parte de ellas.

Un factor biológico de la depresión es el desequilibrio de neurotransmisores. Algunos de estos regulan el estado de ánimo como la serotonina y norepinefrina. Entonces si hay alguna alteración, se produce una fuerte excitación nerviosa, cambios de humor, estrés, etc., comunes en la depresión.

De igual forma, este trastorno es hereditario, aunque no es obligatorio que suceda. Pero si algún familiar lo tuvo, debes estar más pendiente a sus síntomas.

Síntomas de la depresión

Estar triste un tiempo por una situación determinada no significa estar deprimido. Hay varios síntomas que pueden ayudar a identificar un caso de depresión.

  • Falta de interés en toda actividad.
  • Reacción mínima o nula a ciertos estímulos que deben generar enojo, molestia, etc.
  • Problemas para dormir.
  • Incapacidad de sentir felicidad por situaciones placenteras.
  • Fatiga y falta de energía.
  • Mal humor que va a avanzando.
  • Falta de apetito.
  • Pérdida de la confianza en uno mismo.
  • Sentimientos de culpa.
  • Pérdida de peso.
  • Ausencia del deseo sexual.
  • Problemas de memoria y concentración.
  • Pensamientos de suicidio que pueden convertirse en realidad.

Como puedes ver, la depresión va más allá de sólo estar triste. Es un trastorno que va a acabando poco a poco con la vida de la persona. Por eso la importancia de detectarla y atenderla lo antes posible. Debemos saber qué es bueno para la depresión, cómo actuar si notamos que un ser querido la padece. Porque nadie está exento de ella, y en especial las mujeres, que son más propensas a sufrirla.

Además hay niveles, puede ser leve, moderada o grave. Combatir la depresión no es fácil, pero lo primero es acudir al médico para que te oriente.

Combatir la depresión
Combatir la depresión

Tratamiento de la depresión

El tratamiento de la depresión no puede esperar, ya que si ésta continúa puede poner en riesgo la vida de la persona que la sufre. Un médico evaluará la situación, determinará el nivel y te indicará qué tomar para la depresión.

Este tratamiento generalmente se basa en fármacos. Entre los medicamentos para la depresión están los famosos antidepresivos. Estos ayudan a corregir el desequilibrio de los neurotransmisores. No es común que provoquen dependencia. Entre los antidepresivos más comunes están la anfebutamona, citalopram, fluoxetina, duloxetina, entre otros. Puedes conseguirlos a un gran precio en farmacias de genéricos, pero con receta.

Otro tratamiento contra la depresión es la psicoterapia. Las que más se usan en estos casos son la terapia cognitivo-conductual (TCC) y la psicoterapia interpersonal (TIP). La duración de la misma depende del nivel de depresión diagnosticado. Se busca alejar los pensamientos negativos y peligrosos para dar paso al entendimiento y aceptación de las situaciones que está viviendo la persona.

Si quieres complementar estos tratamientos con algo más natural contra la depresión puedes probar la valeriana. Tiene muchas propiedades sedantes y antiinflamatorias. Ayuda a relajar el cuerpo, disminuyendo el estrés y facilitando conciliar el sueño. La puedes encontrar en varias presentaciones, ya sea en cápsulas, en extracto o preparar un té, sólo que no abuses.

Como complemento del tratamiento de la depresión debes mantenerte activ@. Ya hiciste lo más difícil que es aceptar que tienes un problema y pedir ayuda, así que haz un esfuerzo. Elige una actividad deportiva, eso siempre ayuda a generar energía. También evita el aislamiento, sal con tus amig@s, conoce nuevos lugares, no te encierres en tu casa.

La depresión no es fácil, la gente subestima esta enfermedad, pero llega a ser peligrosa. Para la rehabilitación es muy importante una red de apoyo y saber que tus seres queridos te entienden y te ayudan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *