Alivia la tendinitis con estos consejos

Alivia la tendinitis con estos consejos

El ejercicio es indispensable para gozar de una buena salud, porque favorece el buen ánimo, la circulación sanguínea y reduce el riesgo de enfermedades no transmisibles como la diabetes, obesidad y problemas cardiacos. Sin embargo, se tiene que realizar con precaución para evitar lesiones como la tendinitis. Sigue leyendo y conoce cómo cuidarte de estas lesiones.

via GIPHY

¿Qué es la tendinitis?

De acuerdo con la Secretaría de Salud, se trata de una inflamación de un tendón, que es el tejido que conecta a los músculos con los huesos. Esta lesión ocurre en distintas partes del cuerpo, pero las principales son en codos, talones, hombros y muñecas.

Puede ser el resultado de una lesión deportiva o sobrecarga; sin embargo, también ocurre con la edad por la pérdida de la elasticidad o se asocia a enfermedades como la artritis reumatoide o la diabetes.

Síntomas y detección

El portal de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. menciona que la tendinitis se caracteriza por los siguientes síntomas:

-Dolor y sensación a lo largo del tendón; generalmente cerca de una articulación

-Malestar en la noche

-Rigidez en la mañana

-Dolor que empeora con el movimiento o la actividad

Una vez que se sospeche de una tendinitis, es importante acudir con el médico para que realice un examen físico, en el que buscará signos de dolor y sensibilidad, en diversas posiciones del músculo. También revisará si hay inflamación o enrojecimiento. En algunos casos, puede solicitar pruebas como ultrasonido, radiografía o resonancia magnética.

¿Cómo se tratan?

Es importante atender este tipo de padecimientos para evitar complicaciones, como provocar una tendinitis crónica, la rotura del tendón o generar una lesión permanente en los tejidos del tendón; según un artículo de la revista española, Farmacia Profesional. Por eso, se debe seguir lo siguiente:

Reposar

El dolor de esta lesión suele desaparecer en cuestión de semanas, pero se necesita que el paciente tenga reposo lo más posible, esto significa, suspender la actividad deportiva y evitar movimientos que generen molestias. En las personas mayores, se debe ser más precavido, ya que su tiempo de recuperación es más lenta.

Aplicar hielo

De acuerdo con un artículo de Mayo Clinic, usar este método en los primeros tres días después de la lesión, ayuda a reducir la hinchazón, ya que entumece la zona adolorida y contrae los vasos sanguíneos. Se puede utilizar una botella congelada o meter hielo en una bolsa; después cubrir con una servilleta de tela y ponerla sobre la zona adolorida por 15 a 20 minutos. Repetir cada cuatro a seis horas. Es importante que nunca coloques directamente el hielo sobre la piel, de lo contrario, puede afectarla.

Poner compresas calientes

Al pasar los tres días, el mismo artículo indica que aplicar calor ayuda a aliviar el dolor causado por la tendinitis. Esto se debe a que activa el flujo de sangre en la zona, lo que favorece el proceso de recuperación.

Opción médica

Otro auxiliar en el tratamiento del dolor e inflamación es a través de fármacos que recete el médico de confianza. Lo más común es utilizar un AINE (antinflamatorio no esteroide). Hay diferentes clases, el especialista determinará cuál es el ideal según la edad, problemas médicos, hábitos, otros medicamentos que se estén tomando, efectos colaterales y su costo.

Una opción que puede recomendar son las tabletas de clorzoxazona y ketoprofeno, que se indican para aliviar el dolor, inflamación y rigidez, además sirven como relajante muscular. Se pueden conseguir bajo el nombre de Reumophan en cualquier farmacia de medicamentos genéricos. Aquí hay una opción económica y efectiva.

Se toma una tableta cada 6 u 8 horas con o sin alimentos. Las pastillas no se deben masticar o diluir, mientras que la duración del tratamiento debe ser indicado por un médico. No usar en menores de 15 años.

 ¿Cómo prevenirla?

Para disminuir el riesgo de padecer una tendinitis, la Farmacia Profesional sugiere:

-Evitar actividades que produzcan una tensión excesiva en los tendones, especialmente en periodos prolongados o intensos de carrera cuesta arriba

-Cuando exista dolor durante el ejercicio, es mejor descansar

-Si un ejercicio o actividad produce un dolor particular y persistente, hay que intentar cambiarlo

-Recibir asesoría profesional para ejecutar correctamente los ejercicios de la actividad deportiva

-Antes de empezar el ejercicio, se debe realizar un calentamiento y un estiramiento.

También puedes armar tu botiquín deportivo, aquí te explicamos cómo.

Lleva una vida saludable sin molestias

Sin duda, la tendinitis es un riesgo latente al hacer ejercicio, pero con estos consejos, nada te detendrá para que disfrutes de tu actividad preferida. Te invitamos a leer más de nuestros artículos y dejarnos tus comentarios con tus opiniones, experiencias u otros remedios que conozcas. Nos vemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *