¡Deshazte de esas manchitas blancas con estos remedios para  las aftas bucales!

¡Deshazte de esas manchitas blancas con estos remedios para  las aftas bucales!

Califica esta publicación

Tienes todo preparado para tomar tu cafecito antes de comenzar a trabajar, cuando de repente, sientes un dolor en tu boca; interrumpes tu momento relajante del día y vas al baño a revisarte. ¡Oh, sorpresa! Al verte en el espejo, encuentras unas manchitas blancas en tu boca, sí, son lo que tanto temías. Pero no hay que perder la calma, hoy te damos algunos remedios para las aftas bucales.

¿Qué son las aftas?

Antes de entrar en pánico, vamos a revisar qué son y por qué salen las aftas. Se trata de pequeñas úlceras que salen en la mucosa de la cavidad oral, es decir, en la lengua, las mejillas, el paladar o la base de las encías. Su color blanquecino es característico, y tienen un borde rojo brillante. Lo sabemos, se ven fatal, pero no son lesiones graves, aunque resultan sí muy dolorosas. No te dejan comer bien, toma alguna bebida, hablar…

Es común confundir el famoso fuego labial con las aftas, porque aparecen por la misma zona y sus síntomas son similares, pero aquí te decimos las diferencias:

  • Afta

No son contagiosas. Sus causas pueden variar, ya sea por estrés, cansancio, tabaquismo, problemas hormonales, golpes dentales, falta de vitaminas, etc. Como mencionamos arriba, suelen salir al interior de la boca y sobre las encías, haciendo más fácil ocultarlas. Puede aparecer una sola o varias.

  • Fuego o herpes

Es contagioso, por el virus del herpes simple. También se da por estrés, cansancio, así como por golpes, exposición a condiciones extremas, entre otros. Se ubica fuera de la boca, ya sea sobre o alrededor de los labios, lo que lo hace más notorio. Se ve como ampolla, llena de líquido.

Seguramente alguna vez has sufrido por estos problemas, y sabes que se quitan solos. Pero seamos sinceros, da penita tenerlos, y eso, sin contar el dolor y molestias que ocasionan. Por eso hoy te damos estos remedios para las aftas bucales.

Remedios para las aftas bucales

Enjuague bucal casero

La sal es un antiséptico natural que te ayudará a limpiar y curar tu herida. Procura que sea sal de mesa, porque la de grano puede causar más dolor e irritación. Mezcla una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y enjuaga tu boca, concentrándote en el afta. ¡No te pases el enjuague! Escupe y repite tres veces al día. También puedes hacerlo con bicarbonato de sodio.

Hielo

Si tienes mucha molestia, pon un cubito de hielo sobre el afta. Reducirá la inflamación y el dolor, ya que actúa como sedante. Recuerda que debes cubrir el hielo con un paño limpio.

Aloe vera

Otro de los remedios para las aftas es el aloe vera. Su poder cicatrizante, desinflamatorio y reparador te será útil para calmar tus síntomas. Extrae el gel de una hoja de aloe vera y coloca un poco en una gasa estéril o un cotonete y aplica directamente sobre las aftas. Deja actuar 5 minutos y retira. Repite dos veces al día hasta que las lesiones desaparezcan.

Té de manzanilla

Por sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas, será un gran aliado para calmar tus molestias, además de protegerte contra infecciones. ¡Ojo! No es para beber, debes hacer buches con el té, tres veces al día.

Cómo curar las aftas
Cómo curar las aftas

Leche de coco

Tal vez se te haga raro este remedio, pero funciona. La leche de coco es rica en ácido láurico, que tiene efecto antibacteriano y antiséptico, ideales para tratar las aftas bucales. Pero no la confundas con el agua de coco. ¡Son diferentes! Aplica directamente sobre la zona afectada con un cotonete o has buches con ella.

Benzocaína

También puedes usar benzocaína como tratamiento, ya que funciona como anestésico, calmando el dolor. Aplica varias veces al día hasta que las aftas hayan desaparecido.

 

Toma en cuenta que, si tienes episodios recurrentes, no solo debes preocuparte por cómo curar las aftas temporalmente, mejor acude al médico para una revisión y ver qué está causando tu problema. ¡Listo! Ya no debes sufrir tanto tiempo por esas manchitas, sigue estos remedios y disfruta tu día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *