¿Para qué sirve la rasagilina?

¿Para qué sirve la rasagilina?

Quizá no te suene este nombre, de hecho es extraño, pues déjanos contarte más sobre él. La rasagilina es un medicamento utilizado para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. Estamos seguros que de ella sí has escuchado. Lamentablemente este mal va acabando poco a poco con la vida de las personas que la padecen. Si conoces a alguien con Parkinson, querrás saber más sobre este medicamento. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el Parkinson?

Todos hemos oído sobre el Parkinson. Se trata de una enfermedad neurodegenerativa que afecta el sistema nervioso en la zona responsable de coordinar la actividad, el tono muscular y los movimientos.

De esta forma, se presenta una pérdida de las neuronas que producen dopamina, una sustancia química importante en el cerebro. Sin ella, no se envían mensajes a los músculos, lo que dificulta el movimiento. Además, este problema va empeorando con el tiempo hasta llegar a un punto en que no se tiene ningún tipo de control.

En general, aparece alrededor de los 60 años, aunque puede presentarse antes. Y hasta el momento se desconoce una causa específica del Parkinson. Tiende a afectar más a los hombres y, a diferencia de lo que se pueda pensar, es poco común que sea hereditario.

Lamentablemente esta enfermedad no se cura, pero sí puede ser tratada de manera eficaz. Lo importante, como en otros padecimientos, es actuar a tiempo para impedir su avance.

Signos del Parkinson

Los síntomas de esta enfermedad comienzan lentamente, y se van haciendo más notorios. Es común que se presenten en un lado del cuerpo, pero después afectan ambas partes. Estos son algunos de los principales signos:

  • Temblores en manos, brazos, piernas, mandíbula y cara.
  • Rigidez y falta de flexibilidad en brazos, piernas y tronco.
  • Bradicinesia: Pérdida de movimiento espontáneo y automático que provoca lentitud en todas las acciones.
  • Depresión: Muy común en enfermedades crónicas.
  • Inestabilidad, problemas de equilibrio y coordinación.
  • Dificultades para tragar y masticar por el mal funcionamiento de los músculos.
  • Problemas de dicción: Los enfermos hablan en voz baja, dudan antes de hablar, repiten palabras o hablan demasiado rápido.
  • Incontinencia o dificultades para orinar, y/o estreñimiento.
  • Trastornos del sueño, ya sea somnolencia o pesadillas.
  • Pérdida de expresividad en el rostro y dificultad para mantener la boca cerrada.
  • Acinesia: Inmovilidad total que aparece de improviso y puede durar desde algunos minutos hasta una hora.
  • Hiposmia: Consiste en la mala identificación de los olores o la dificultad para percibirlos.

Seguro no sabías todo lo que provoca la enfermedad de Parkinson, ya que generalmente la asociamos sólo al movimiento involuntario de las manos. Ahora te contaremos sobre la rasagilina, utilizada en el tratamiento de este padecimiento, ya sea sola o combinada con otros fármacos.

Rasagilina: ¿para qué sirve?

La rasagilina pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores de tipo B de la monoamino oxidasa. Sí, sabemos que se lee muy difícil, pero su función es aumentar las concentraciones de determinadas sustancias naturales en el cerebro. Sirve tanto en etapas tempranas como avanzadas. El medicamento rasagilina fue investigado por los profesores Moussa Youdim y John Finberg de la Facultad de Medicina de Technion – Instituto Tecnológico de Israel, y finalmente fue desarrollado por Teva Neuroscience.

La rasagilina de 1 mg viene en presentación de tabletas, y suele tomarse una vez al día. Obviamente el tratamiento lo especifica el médico. Tiene propiedades neuroprotectoras, y protege de los radicales libres (antioxidantes). Es el primer fármaco que ha conseguido mostrar un cambio en la evolución de la enfermedad de Parkinson tras 72 semanas de tratamiento.

Recuerda siempre acudir a tu médico ante síntomas parecidos a los que mencionamos arriba, ya que a veces, en sus inicios, el Parkinson puede confundirse con otra patología.

Sabemos que esta enfermedad es complicada, pero puede controlarse. La buena noticia es que encuentras la rasagilina en cualquier farmacia de genéricos, a un excelente precio, un punto importante, ya que se requiere mucho tiempo de tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *