Aprende a cuidar tus articulaciones en el gym

Aprende a cuidar tus articulaciones en el gym

¿Te ha pasado que estás en el gimnasio y te enteras de que uno de tus compañeros ya no va porque se lastimó las rodillas? Es una situación común y alarmante, principalmente, porque el próximo podrías ser tú. Para que eso no te ocurra, te daremos algunos consejos útiles para cuidar tus articulaciones. Sigue leyendo y logra ese cuerpo que siempre has deseado sin comprometer tu salud.

Dolor articular en el gimnasio

Si quieres romper tus límites físicos en el gimnasio, debes dar todo de ti; esto significa, aumentar las repeticiones o incrementar el peso de tus ejercicios. Desafortunadamente, entre mayor presión sobre tus rodillas, habrá mayor daño con el tiempo, es decir, el desgaste articular será mayor.

El principal problema se debe a que el cartílago entre tus huesos se va disminuyendo. Esto es importante porque este tejido es el responsable de que tus huesos no choquen y puedas moverlos con libertad; son como amortiguadores que evitan la fricción. Si sufres desgaste en ellos, empezarás a notar dolor, dificultad al moverte y un sonido que proviene de tus articulaciones.

Tips para cuidar tus articulaciones

Hay distintos consejos para cuidar las articulaciones en el gimnasio que puedes aplicar, algunos son:

Calienta antes de entrenar

Para disminuir las lesiones de rodilla, el primer paso es calentar. Prepara tu cuerpo para tu actividad deportiva con ejercicios de calentamiento. Debes ejercitar cada parte de tu cuerpo y poner más énfasis en la zonas que trabajarás ese día.

via GIPHY

Aprende la técnica correcta

Cuando realizas el ejercicio con una técnica correcta obtienes mejores resultados, enfocas mejor tu energía y evitas lesionar tu cuerpo. Para lograrlo, puedes asesorarte con tu instructor para que evalúe como estás realizando cada ejercicio. Este un tip que debes poner atención sin importar que inicies o lleves tiempo en el gimnasio.

Evita el sobrepeso

Otro punto importante para cuidar tus articulaciones es tener un peso ideal. Esto porque entre mayor sea tu peso, mayor será el esfuerzo sobre tu cartílago, incluso cuando no hagas ejercicio. Puedes evitar los kilos de más al combinar tu actividad física con una dieta balanceada. 

Sé constante

Para evitar el trabajo extra sobre tus articulaciones, debes mantener fuerte tu musculatura. Esto porque entre más débiles estén los músculos y ligamentos que sostienen tu cuerpo, tus articulaciones son más propensas a lesionarse. La mejor recomendación es ser constante en tus ejercicios y cumplir con tu entrenamiento de forma adecuada.

Ve a tu ritmo y respeta descansos

Al igual que la constancia durante el ejercicio, debes respetar tus tiempos de descanso porque es parte vital en la recuperación. Si no sigues esto, puedes sobrecargar de entrenamiento ciertas zonas de tu cuerpo que pueden desencadenar una lesión. También debes considerar tu propia fuerza y no aventurarte a hacer ejercicios con mayor peso si aún no estás listo.

Nutrientes para cuidar tus articulaciones en el gym

Otra pieza clave para que no tengas problemas en tus rodillas es incluir nutrientes que mantengan tu cartílago en buenas condiciones. Unas opciones son:

Agua: Procura beber dos litros de agua al día, ya que los cartílagos necesitan estar hidratados para lubricar correctamente.

Vitamina A: Es un componente que beneficiará el cuidado de tus tejidos gracias a su poder antioxidante, además de que te protege contra radicales libres, que son moléculas que propician el envejecimiento celular en tu cuerpo. Puedes adquirirl esta vitamina de alimentos como: zanahorias, calabazas, pimientos, tomates o lácteos y carnes.

Vitamina C: Además de tener propiedades antioxidantes, ayuda a la regeneración celular y se involucra con la formación de colágeno, proteína que compone parte del cartílago. Algunos alimentos con vitamina C son: cítricos, kiwi y guayaba.

Calcio y fósforo: Son parte importante para tus huesos ya que forman todo tu esqueleto, además de que participan en funciones metabólicas. Puedes encontrarlos en: espinacas, acelgas o derivados de la leche.

Suplementos que cuidan tus articulaciones

Para apoyar el cuidado de tus articulaciones, puedes optar por suplementos que le den un plus de nutrición a tus articulaciones. Un ejemplo de estos es el colágeno tipo II no desnaturalizado o UC-II. Este suplemento sirve para mantener una salud articular óptima. Actúa para disminuir el dolor, rigidez y la movilidad de tus articulaciones.

Nosotros adquirimos este suplemento en una farmacia de genéricos, debido a que tiene las mismas propiedades que uno de patente, pero a bajo costo. Recuerda que antes de iniciar cualquier tratamiento debes consultar a tu médico de confianza.

Revisión médica

Sin duda, uno de los mejores consejos para cuidar tus articulaciones es acudir con un especialista de la salud que evalúe las condiciones de tu cuerpo. Las ventajas son que te dará un seguimiento personalizado y puede orientarte ante cualquier duda.

Ve con todo al gym

Con estos consejos podrás cuidar tus articulaciones sin problema. Coméntale a tus compañeros de gimnasio para que no tengan lesiones de rodilla y sigue leyendo más consejos en ¿Qué Puedo Tomar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *