Broncodilatadores: ¿Qué son, cómo y cuándo deben usarse?

Broncodilatadores: ¿Qué son, cómo y cuándo deben usarse?

Califica esta publicación

Es muy probable que todos ubiquemos, en alguna película o serie, a un personaje que comienza a tener problemas para respirar, saca una extraña boquilla, la lleva a su boca, inhala, y luego vuelve a la normalidad. Esto se conoce como broncodilatador. Si padeces asma o conoces a alguien que lo padezca, sabes qué son los broncodilatadores, y este escenario no te resulta extraño.

Seguro, la has escuchado en alguna ocasión que alguien habla sobre su dificultad para respirar o sobre algún padecimiento respiratorio como EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica).

Qué son los broncodilatadores?

Si no estás tan familiarizados con este término, entonces te explicamos qué son los broncodilatadores. Es un aparato que contiene cierta sustancia que dilata los bronquios y los bronquiolos, disminuyendo la resistencia en las vías respiratorias e incrementando el flujo de aire hacia los pulmones.

Los broncodilatadores pueden ser endógenos (que se originan de forma natural en el cuerpo) o pueden ser exógenos, casi siempre en forma de medicamentos para tratar dificultades respiratorias.

Existen 3 tipos principales de broncodilatadores:

  • Agonistas beta-2

Y los hay de corta duración y de larga duración.

Los agonistas β-2 (beta-2) de corta duración son aquellos que proporcionan alivio de forma rápida y temporal, principalmente, a los síntomas y ataques de asma.

Su tiempo de acción puede variar, pero siempre se mantiene dentro de un promedio de 3 y 5 minutos.

Es común que quienes padecen asma carguen con un inhalador que contenga este tipo de medicamento, el cual, dependiendo de la prescripción y recomendación del médico, puede emplearse cada 2 ó 6 horas y en caso de una reacción asmática.

Existen también opciones de acción más tardía, pero cuya duración del efecto es mayor. Son conocidos como agonistas β-2 (beta-2) de larga duración y su uso no es tan común debido al tiempo que tardan en hacer efecto.

  • Anticolinérgicos

Son un tipo de broncodilatadores que comúnmente se combinan con un agonista beta-2 para mejorar sus efectos. También podrás encontrarlos de corta y de larga duración. Su uso es más común en pacientes con EPOC y en pacientes con enfisema pulmonar.

  • Teofilina

Se trata de una sustancia que, como la cafeína, pertenece a la familia de las metilxantinas.

Es un broncodilatador de acción prolongada que ayuda a prevenir los brotes de asma. Usualmente, se prescribe en casos muy graves de asma o en los casos en que es muy difícil de controlar. Su acción es prolongada, y, a diferencia de los otros compuestos, se administra de forma oral o inyectada.

Cómo funcionan los broncodilatadores
Cómo funcionan los broncodilatadores

¿Cómo usar correctamente un broncodilatador?

Ahora que ya tenemos conocimiento sobre estas sustancias y sus efectos, aquí te damos consejos para su uso adecuado:

  • Mantén una postura recta
  • Agita bien el broncodilatador antes de retirar la tapa
  • Procura siempre comprobar primero si funciona lanzando una descarga al aire
  • Relaja tu respiración antes usarlo
  • Colócalo en tu boca y apriétalo con los labios (sin usar los dientes) para crear vacío
  • Presiona el inhalador y aspira al mismo tiempo para descargar la dosis de medicamento que previamente te indicó tu médico. Inhala profundamente para asegurarte de que fue administrado correctamente
  • Aguanta la respiración por 10 segundos; posteriormente, exhala suavemente
  • Tapa tu inhalador y guárdalo en un lugar seguro al que tengas acceso sin dificultad

Algunos productos broncodilatadores son:

Bromuro de ipratropio

Broncodilatador de larga duración perteneciente al grupo de anticolinérgicos. Tiene diferentes presentaciones, entras las que resalta el hecho de poder ser administrado en solución, inhalado y hasta en cápsulas. Como te mencionamos antes, su principal uso se da en pacientes con EPOC o enfisema pulmonar.

Bromuro de ipratropio
Bromuro de ipratropio

Salbutamol

Probablemente se trate del antagonista beta-2 de corta duración más popular y utilizado. Su uso es ampliamente recomendado para aliviar bronco-espasmos en pacientes que sufren de asma y/o EPOC. Casi siempre suele usarse con un nebulizador para mejorar el tiempo de absorción y que su administración tenga vía directa hacia los pulmones.

Salmeterol

Este broncodilatador, perteneciente al grupo de antagonistas beta-2 de larga duración, tiene un tiempo de acción de aproximadamente 20 minutos, pero cuya duración puede llegar a extenderse hasta 12 horas. Su aplicación más común es a través de un inhalador.

Ahora que ya no tienes duda sobre lo que son los broncodilatadores y para qué sirven, puedes confiar en que podrás encontrarlos en cualquier farmacia genérica. Sólo recuerda: di no a la automedicación y procura seguir las instrucciones y recomendaciones de tu médico al pie de la letra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *