Problemas de sueño en adultos mayores

Problemas de sueño en adultos mayores

Aunque el descanso es una pieza esencial para una buena salud, cerca de 40 millones de mexicanos sufren de un trastorno de sueño, según la Federación Mexicana de Diabetes.  Desafortunadamente los más afectados son los abuelitos del hogar, por eso, te diremos unos consejos sobre problemas de sueño en adultos mayores. Sigue leyendo y descubre cómo ayudarlos.

via GIPHY

¿Qué es el sueño?

Se trata de un proceso fisiológico de reparación, ya que mantiene en equilibrio las funciones del cuerpo, algunos de sus beneficios son:

-Recuperar la energía

-Fijar los aprendizajes y recuerdos

-Liberar hormonas que ayudan al crecimiento y reparación de los tejidos; además de otras funciones

-Apoyar a las defensas del cuerpo

Sin embargo, cuándo no se duerme correctamente algunas de las consecuencias son:

-Fatiga o malestar general

-Deterioro de la memoria o concentración

-Pobre desempeño escolar, social o profesional

-Cambios en el estado de ánimo

-Disminución de la motivación o falta de energía

-Cefaleas

A la larga estas problemáticas pueden acentuar o aumentar el riesgo de padecimientos como enfermedades del corazón, diabetes, depresión, entre otras.

Problemas de sueño en adultos mayores

Es común que, entre más edad, la probabilidad de tener problemas de salud aumenta, esto también se aplica para el descanso. Según un artículo publicado en la Revista de la Facultad de Medicina, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los adultos mayores pueden tener los siguientes obstáculos al descansar:

– Dificultad para dormir

– Se reduce el sueño profundo (etapa del sueño reparador)

– El descanso tiene menor duración y eficiencia

– Se interrumpe varias veces durante la noche

– Aumenta el número de siestas y periodos de somnolencia diurna

Un adulto mayor tiene más probabilidad de tener estos problemas cuando:

– Está psicológicamente vulnerable

– Tuvo problemas de insomnio con anterioridad

– Padece de otros padecimientos que lo mantienen despierto o generan dolor

– El efecto de ciertos medicamentos

– Tomar una siesta durante el día

– Usar la cama para otras actividades

– Descansar con temperaturas extremas o un colchón incómodo

– Poca exposición al sol

– Chequeos rutinarios en caso de estar en una institución médica

¿Cuá es el mejor tratamiento?

Para tratar los problemas de sueño en adultos mayores, se pueden tomar estas consideraciones

Tener una buena higiene de sueño

Dormir entre 7 u 8 horas seguidas, mantener un horario regular para acostarse y despertarse, dejar las preocupaciones a un lado y reducir las siestas diurnas.

También evitar las bebidas con cafeína después de la comida, no tomar alcohol y quitarse el hábito de fumar. En su lugar, tomar un té relajante.

Usar la cama para dormir

Muchas personas utilizan su cama para leer, ver la televisión o cenar, pero esto retrasa la aparición de sueño, en su lugar, se debe ir a dormir solo cuando se quiera descansar. En caso de que pasen 20 minutos sin lograrlo, lo mejor es levantarse y hacer una actividad relajante en otra área, después regresar a la cama.

Relajar la mente y el cuerpo

Para iniciar el sueño, es importante que la persona esté totalmente tranquila, se puede practicar la relajación muscular progresiva para destensar todos los músculos del cuerpo, aquí te explicamos en qué consiste. También, se debe pensar en paisajes relajantes como el bosque o la playa.

Medicamentos para problemas de sueño en adultos mayores

Otra solución es acudir a fármacos que ayudan a conciliar el sueño, es importante visitar a un médico de confianza antes de iniciar el tratamiento, ya que algunos tienen indicaciones especiales si se padece de problemas crónicos como deficiencia renal, diabetes o problemas del corazón.

Esta es la lista de los medicamentos más usados:

Melatonina

La melatonina es una hormona que se encuentra naturalmente en el cuerpo y afecta directamente al ciclo del sueño. Cuando una persona está en la oscuridad, su producción aumenta; pero si hay luz, esta disminuye. Además, conforme pasan los años, su cantidad va disminuyendo.

Existe como suplemento alimenticio para tratar problemas de sueño como el insomnio. Al tomarlas, es más fácil dormir y el tiempo de descanso dura más.

Es un medicamento seguro a corto plazo que promueve el sueño, aunque puede tener efectos secundarios como dolor de cabeza, náuseas, somnolencia y mareos. Una presentación de este medicamentos es en tabletas sublinguales de 3 mg, que puedes encontrar aquí .

Benzodiacepinas

Disminuyen la excitación neuronal, tienen efectos antiepilépticos y sirven como relajante muscular. Se utilizan para controlar la ansiedad generalizada, insomnio, fobias trastornos obsesivo compulsivo, esquizofrenia, entre otros. Algunos ejemplos son: Triazolam, Midazolam, Lorazepan y Estazolam.

Su uso siempre debe de ser bajo supervisión médica, ya que puede generar dependencia.

Hipnóticos no benzodiacepínicos

Un medicamento de este grupo es el zolpidem, el cual está indicado para tratar problemas de sueño. Actúa para disminuir la actividad del cerebro y permitir el descanso. Esta opción debe de tomarse con precaución y por poco tiempo, ya que sus riesgos pueden aumentar y su efectividad disminuye.

Un descanso placentero

Dormir correctamente es vital para todas las personas sin importar su edad, por eso sigue estas recomendaciones para evitar los problemas de sueño en adultos mayores. Tus abuelitos te lo agradecerán. Comparte esta información con todos tus conocidos y déjanos tus comentarios. Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *