Aprende qué es el pie diabético y cómo cuidarlo.

Aprende qué es el pie diabético y cómo cuidarlo.

¿A alguien de tu familia le diagnosticaron diabetes? Estas no son las mejores noticias, sin embargo, es momento de poner manos a la obra y cuidar su salud. Por eso, aprovechamos para explicarte qué es el pie diabético y qué se debe hacer al respecto. Sigue leyendo para cuidar tu salud y la de tu familia.

via GIPHY

¿Qué pasa con la diabetes?

Esta es una enfermedad recurrente en México, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Salud Pública, en 2018 causó la muerte de 83 mil habitantes. Esto es un dato alarmante, sobre todo, porque esta enfermedad, si no se cuida, tiene consecuencias graves a largo plazo como es el caso de las amputaciones de las extremidades inferiores a causa del pie diabético.

De acuerdo con el portal de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU cuando una persona padece diabetes, sus niveles de azúcar son altos, lo que provoca que se puedan dañar los nervios y vasos sanguíneos. Cuando se afectan los que están en el pie, pasan dos cosas:

-Se pierden las sensaciones

-No se recibe la suficiente sangre y oxígeno, para cuidar o curar correctamente cualquier infección en él

A esto, comúnmente se le conoce como “pie diabético”.

Lo peligroso de esta situación es que el paciente no siente las cortaduras, ampollas o llagas, las cuales tardan más en curarse y pueden causar úlceras e infecciones; en casos graves, es necesario la amputación del miembro.

¿Cuáles son los síntomas del pie diabético?

Cada paciente, puede desarrollar este padecimiento de manera diferente, de acuerdo con la Federación Mexicana de Diabetes, A.C.,  sus principales signos y síntomas son:

-Entumecimiento o reducción en la capacidad de sentir dolor o cambios de temperatura, principalmente en pies y dedos

-Hormigueo o sensación de ardor

-Dolor agudo y punzante que puede empeorar en la noche

-Sensación extrema al tacto suave

-Disminución de la musculatura en extremidades inferiores y debilidad

-Se produce deformidad y aumento de la presión en determinadas zonas del pie (favorece las úlceras)

-Pérdida de la respuesta refleja o reflejo

-Resequedad en los pies (dejando la piel más frágil)

-Deformidades, dolor en huesos y articulaciones

¿Cómo prevenir las lesiones?

Para evitar lesiones y complicaciones en el pie diabético es necesario seguir estos cuidados del Instituto Mexicano del Seguro Social:

-Lavar diariamente los pies con agua tibia y jabón neutro

-No aplicar alcohol o sustancias limpiadoras como agua oxigenada, isodine, merthiolate o violeta de genciana; porque pueden generar quemaduras o reacciones alérgicas

-Secar adecuadamente los pies, evitando humedad entre los dedos

-Revisar que no tengan daños en los dedos como uñas enterradas o coloración (uñas negras y signos de algún golpe)

-Inspeccionar la planta de los pies para buscar cuerpos extraños (vidrios, astillas y clavos).

-Tocar con las manos la punta de los dedos, la planta del pie y el talón para verificar que se siente el roce

-Acudir con el podólogo para un corte de uñas adecuado

-Usar calcetines sin resorte y costuras

-Evitar utilizar calzado apretado o flojo

En caso de que el paciente tenga dificultades en la vista, puede solicitar apoyo de un familiar para hacer el chequeo rutinario. Se debe acudir con el médico, en caso de identificar anomalías en los pies, como: úlcera, ampollas, uñas enterradas, dolor, cambios de coloración o cuerpos extraños.

Mantener a raya la diabetes

El cuidado de los pies es clave para los pacientes con diabetes; sin embargo, también es importante seguir estas recomendaciones de la Fundación para la Diabetes Novo Nordisk, en España:

Aprender a convivir con la diabetes: Se debe aceptar la enfermedad y hacer los cambios necesarios al estilo de vida, involucrando a la familia. También buscar un apoyo psicológico para enfrentar la situación

Adaptar la alimentación: La dieta es fundamental en el control de la diabetes para evitar la hiperglucemia. Es necesario cuidar la ingesta de hidratos de carbono (responsables del aumento de glucosa) y buscar alimentos ricos en nutrientes como el cromo.

Este oligoelemento es necesario para la síntesis de la glucosa, pero entre el 10 % y 15 % de las personas con diabetes tienen déficit de este nutriente, según la revista española Consumer.

Una opción es tomar un suplemento específico para pacientes con esta enfermedad, pues debe de tener los nutrientes necesarios, pero sin afectar la salud, un ejemplo son las vitaminas para diabéticos, creadas específicamente para cubrir sus necesidades nutricionales, y que se venden en cualquier farmacia de medicamentos genéricos, te invitamos a conocerlo aquí.

-Practicar ejercicio de manera regular: según la Fundación Española del Corazón, contribuye a reducir la presión arterial, frecuencia cardiaca, niveles de colesterol y peso graso, además facilita el control de los niveles de glucosa.

-Revisiones médicas: se debe revisar constantemente los niveles de azúcar en la sangre; también hacerse chequeos oftalmológicos y del corazón.

Seguir la receta del especialista: los fármacos son parte esencial en el tratamiento de la diabetes, por eso, deben de tomarse en el horario y de la manera que indique el médico.

Quiere y apapacha a tus pies

El pie diabético es una condición que se puede controlar con los cuidados necesarios, comparte esta información con todos tus conocidos, alguien te lo agradecerá. Te invitamos a leer más artículos y dejarnos tus comentarios. Nos vemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *