¿Cómo prevenir un ataque al corazón?

¿Cómo prevenir un ataque al corazón?

¿Sabías que las enfermedades del sistema cardiovascular son la primera causa de muerte en México? Ante esto, lo más importante es saber cómo cuidarlo; por eso, a continuación, te explicaremos qué es un ataque al corazón y cómo disminuir el riesgo de padecer uno.

via GIPHY

¿De qué se trata este problema?

Un ataque cardiaco es cuando el flujo de sangre se interrumpe, al pasar esto, el oxígeno no puede llegar al corazón, dando como resultado la muerte de las células cardiacas, así lo explica el portal de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. Esto puede poner en grave peligro la vida del paciente.

El principal síntoma es dolor torácico, pero también se puede manifestar en una sola parte del cuerpo o como un malestar que se irradia del pecho a los brazos, hombro, cuello, dientes, mandíbulas, espalda o área abdominal.

Este tipo de dolor se puede sentir como una banda apretada alrededor del pecho, indigestión intensa, algo pesado apoyándose sobre el pecho o presión aplastante o fuerte.

Otros síntomas son:

-Ansiedad

-Tos

-Desmayos

-Mareos o vértigo

-Náuseas y vómitos

-Palpitaciones (sensación de que el corazón late muy rápido o de manera irregular)

-Dificultad para respirar

-Sudoración, la cual puede ser muy copiosa

Es importante contactar inmediatamente al centro de salud más cercano, llamando al 911 u otro número de emergencia. No se debe esperar, ni conducir.

Causas de un ataque al corazón

Para prevenir este padecimiento, se debe conocer por qué ocurre esta interrupción en el flujo de sangre. De acuerdo con el portal Mayo Clinic, sus principales causas son:

-Con el tiempo, las arterias se pueden estrechar debido a la acumulación de distintas sustancias, incluyendo el colesterol. A esto se le conoce como enfermedad de las arterias coronarias y es la principal causa de los ataques cardiacos.

-Durante esto, la placa se puede romper y derramar diversas sustancias en el torrente sanguíneo. Cuando ocurre, se forma un coágulo en la ruptura; pero si es lo suficientemente grande, puede bloquear el flujo de sangre, impidiendo el paso de oxígeno y nutrientes.

Hay dos tipos de bloqueos: completo o parcial. Los tratamientos pueden diferir de acuerdo con cada etapa.

-Un paro cardiaco puede ocurrir por los espasmos de la arteria coronaria, que es cuando se cierra el paso del flujo sanguíneo de forma temporal y súbita en una parte del músculo cardiaco. El consumo de tabaco u otras sustancias como la cocaína pueden ocasionar espasmos potencialmente mortales.

Factores de riesgo para un problema cardiaco

Hay distintas circunstancias que aumentan el riesgo de este padecimiento, las principales son:

-Edad: Hombres de 45 años o más y mujeres de 55 años

-La exposición al tabaco: También incluye a fumadores pasivos

-Presión arterial alta: Con el tiempo, daña las arterias del corazón. Hay más riesgo si se padece otra enfermedad crónica

-Niveles altos de colesterol o triglicéridos: Tener una gran cantidad de triglicéridos y lipoproteína de baja intensidad (LDL o “colesterol malo”) aumentan las posibilidades de un ataque al corazón, pero las cantidades de lipoproteína de alta densidad (HDL o “colesterol bueno”) las reducen

-Diabetes: El descontrol en los niveles de glucosa, incrementa el riesgo de problemas cardiovasculares

-Obesidad: Se relaciona con niveles altos de colesterol y triglicéridos, además de presión alta y diabetes

-Estrés: Es un factor que incrementa el riesgo en personas menores a 43 años, según indica un artículo de la Clínica Condesa.

-Falta de actividad física: Ya que contribuye a la presencia de enfermedades no transmisibles

Alimentos que protegen al corazón

Para reducir el riesgo de un ataque al corazón, es importante tener una dieta saludable, rica en frutas y verduras, pero sin grasas saturadas y azúcar. La Fundación Española del Corazón sugiere agregar estos alimentos para mejorar la salud cardiovascular:

Brócoli: Este alimento que sabe delicioso al vapor, funciona para prevenir problemas del corazón, ya que es rico en ácido fólico, zinc, hierro, calcio, vitamina K y antioxidantes.

Chocolate negro: Evita que los leucocitos (conjunto de células que protegen al cuerpo) se adhieren a las paredes de los vasos sanguíneos. También ayuda a restaurar la flexibilidad de las arterias.

Nueces: Un ingrediente ideal para combatir los problemas cardiovasculares, ya que tiene un alto contenido de ácidos grasos Omega-3, que ayudan a proteger al corazón.

Fresas: Contienen flavonoides, un tipo de pigmentación que protege al cuerpo del efecto de agentes oxidativos. Sus beneficios son que dilatan las arterias, controla la tensión arterial y protege la parte interior de los vasos sanguíneos.

Salmón: Es un auxiliar para reducir los niveles de “colesterol malo” y triglicéridos. Además, mejora la fluidez sanguínea al aumentar la elasticidad en las paredes arteriales. También es un alimento rico en Omega 3.

Suplementos para el corazón

Otra alternativa es optar por un complemento alimenticio, que proporcione nutrientes y cuide al sistema cardiovascular. Antes de elegirlo se debe consultar a un médico de confianza.

Una opción que recomendamos es el uso de complementos con ácidos grasos omega 3, que, aunque se encuentran en alimentos como las nueces, el salmón y el pescado; no siempre son fáciles de llevar o de encontrar a costos accesibles. Además, de acuerdo con un artículo de la Revista chilena de nutrición, elegir esta alternativa reduce el riesgo de consumir sustancias nocivas como el mercurio y sustancias fluorocloradas, que se han encontrado en diversas variedades de pescados y pueden perjudicar a la salud.

Uno que se venden en cualquier farmacéutica es el Omega Plus, que además de tener omega 3, también posee omega 6, que tiene propiedades antinflamatorias; y omega 9, que reduce el riesgo de trastornos cardiovasculares y ataques cerebrovasculares. Aquí puedes conocerlos más.

Otros consejos importantes

Además de una buena alimentación, se debe considerar estos aspectos:

-Visitar frecuentemente al médico para que haga un registro de la presión arterial, eso ayudará a evitar problemas futuros

-Hacer ejercicio, esto beneficiará a mantener un sistema cardiovascular saludable; además, reducirá el riesgo de padecer sobrepeso, obesidad y diabetes

-Meditar es un gran auxiliar para disminuir el estrés

Cuida tu corazón y el de tu familia

Para evitar el riesgo de un ataque al corazón es clave mantener tener hábitos saludable dentro y fuera del hogar. Comparte esta información con toda familia y amigos, ya que no sabes quién pueda necesitarlo. Te invitamos a dejarnos tus comentarios y leer otros artículos de ¿Qué Puedo Tomar? Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *