¿Por qué usar estos productos para el dolor de articulaciones?

¿Por qué usar estos productos para el dolor de articulaciones?

Son varias las causas que generan molestias en las articulaciones. Puede ser la edad, el frío, el sobrepeso, el exceso de ejercicio, entre otros. Lo importante es que no te acostumbres y veas la forma de evitar estas molestias. En esta ocasión te diremos qué es la glucosamina y cómo ayuda para el dolor de articulaciones, así como otros consejos para disminuirlo. ¡Toma nota!

¿Por qué duelen las articulaciones?

El cuerpo tiene alrededor de 380 articulaciones, que unen los huesos y dan movilidad y elasticidad al cuerpo. Están cubiertas de cartílago, el cual permite que el roce entre huesos sea suave y sin dolor. Sin embargo, cuando el cartílago se va desgastando, aparecen las molestias.

El dolor puede presentarse en cualquier articulación, pero las zonas más comunes son rodillas, muñecas, piernas, dedos y codos. Éste se presenta en forma de pinchazos, inflamación, rigidez y/o dolor agudo, ya sea en movimiento o estando en reposo. Conforme el dolor avanza, puede dificultar la vida de quien lo padece.

Existen 3 tipos de dolor de articulaciones:

  • Monoarticular, que se presenta en una sola articulación. La causa más común es algún golpe o caída. Las molestias pueden aparecer repentinamente, acompañadas de inflamación y limitación de movimiento.
  • Oligoarticular, que se da en máximo 4 articulaciones. Puede haber rigidez y dolor que duren más de una hora y, generalmente se presenta sólo en un lado del cuerpo.
  • Poliarticular, que es el dolor en múltiples articulaciones. El desarrollo es lento, va desde meses hasta años. La inflamación es notoria y el dolor se calma a lo largo del día.

Por lo regular, se asocia el dolor de articulaciones con el avance de la edad, pero existen muchas otras razones que lo provocan.

Clima frío y humedad

 La presencia de dolor depende de la sensibilidad de cada persona hacia los factores ambientales. Pueden generar contracturas y rigidez, y disminuir la estabilidad de los tendones y ligamentos. Esto empeora con la edad.

Sobrepeso

El exceso de peso causa que las articulaciones, ligamentos y tendones hagan un esfuerzo extra, desgastándose más. Las principales articulaciones afectadas son las rodillas.

Artritis

La artritis es una enfermedad en la que se inflaman las articulaciones. Otros síntomas son dolor, rigidez y entumecimiento de las mismas, así como limitación de movimiento, enrojecimiento y calor en la piel. Puede ser aguda o crónica.

Bursitis

Se trata de la inflamación del saco lleno de líquido localizado entre el tendón y la piel o entre el tendón y el hueso. Estas bolsas ayudan al movimiento y reducen la fricción. Entonces al inflamarse causan dolor e inflamación. De igual forma, puede ser aguda o crónica, y suele afectar una sola articulación.

Fibromialgia

Es un síndrome común caracterizado por un dolor prolongado que se esparce por todo el cuerpo. Este dolor puede deberse a problemas de sueño, fatiga, dolores de cabeza, depresión y ansiedad. Y puede provocar dolor en articulaciones, músculos, tendones y otros tejidos.

Otras causas

De igual forma, el dolor articular puede generarse por lesiones y traumas, infecciones en el hueso, gota, lupus, tendinitis. Otro factor de riesgo son ciertas enfermedades infecciosas como hepatitis, paperas, gripe, resfriado, sarampión, varicela, etc.

¿Qué hacer para el dolor de articulaciones?

El desgaste articular es común en todas las personas. Tanto en jóvenes como en mayores. Pero hay algunas acciones que puedes tomar para el dolor de articulaciones:

  • Controla tu peso, esto evitará que sobrecargues tus articulaciones.
  • Haz ejercicio para favorecer la movilidad y potenciar la musculatura. Además, el estiramiento y calentamiento preparan a las articulaciones para el impacto, pero no te excedas.
  • Acude a tu médico. Si tu dolor es provocado por una gripe o resfriado, se trata fácilmente, pero el origen puede deberse a algo más grave. ¡No te arriesgues!
  • Usa calzado adecuado para cada actividad. En especial, para el ejercicio, pues unos tenis poco apropiados pueden sobrecargar y lastimar tus articulaciones.
  • Evita tronar o crujir tus huesos. Puede provocarte dolor y hasta dañar el cartílago.
  • Glucosamina para el dolor de articulaciones: Es una sustancia que se encuentra de forma natural en el cuerpo para reparar tejidos dañados o debilitados. Produce, a su vez, otras sustancias necesarias para la formación de ligamentos, tendones y cartílago. Cuando hay más desgaste, es probable que requieras mayor cantidad de glucosamina. Puedes optar por suplementos que te ayudarán a prevenir problemas articulares, evitando la inflamación de los cartílagos o regenerándolos.

Los deportistas consumen estos suplementos, pero tú también puedes hacerlo. Elige uno que tenga glucosamina como principal ingrediente y otros, como: condroitina, msm, ajo, vitaminas y minerales como zinc, magnesio, calcio, potasio, etc., como los contenidos en el Multimix. Este en especial viene granulado, lo que ayuda a que se absorba mejor en tus huesos. Lo consigues fácilmente en cualquier farmacia de genéricos. Te serán muy útiles para disminuir el dolor y la inflamación en tus articulaciones.

glucosamina

Ya sabes cómo cuidarte, así que no te acostumbres a vivir con dolor. Sin importar tu edad, haz lo necesario para seguir teniendo energía y movilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *