¿Quieres saber cómo combatir una infección estomacal en época de calor?

¿Quieres saber cómo combatir una infección estomacal en época de calor?

La primavera y el verano son ideales para tomar un paseo por el parque, ir al museo o visitar el zoológico. Y claro, comer fuera de casa es una actividad obligada en estos casos. Esto a su vez nos vuelve más propensos a tener una infección estomacal. Así que para que disfrutes de todas tus actividades sin inconvenientes te traemos estos consejos para evitarlo.

¿Por qué nos enfermamos?

Durante la época de calor, el índice de enfermedades estomacales se incrementa porque se acelera la descomposición de los alimentos que no están refrigerados. Al pasar esto, existe una proliferación de microorganismos, es decir, aumentan su reproducción dentro de la comida. Esto provoca que al consumirla nos enfermemos.

Los grupos de mayor vulnerabilidad a una infección estomacal son los niños y las personas de la tercera edad. También aquellos con enfermedades crónico-degenerativas como diabetes. Sin embargo, esto no exenta a cualquier otro de contraer este tipo de malestares.

Es importante prevenir o atender los padecimientos estomacales. De no hacerlo, se pueden desencadenar graves problemas de salud en nuestro cuerpo.

Enfermedades gastrointestinales
Enfermedades gastrointestinales

Medidas contra la infección estomacal

Existen diversas razones que nos vuelven más propensos a las enfermedades gastrointestinales y está en nuestras manos reducir estos riesgos. Aquí te enlistamos una serie de consejos para cuidar tu alimentación en esta temporada de calor.

Cuida la higiene

El primer aspecto que debemos cuidar es desinfectar la fruta y verdura antes de comerla para evitar una infección estomacal. Si no lo hacemos, al ingerirla podemos comer alguna bacteria y enfermarnos.

Otro punto importante es lavarnos las manos antes de cocinar o ingerir cualquier alimento. Un tip es siempre llevar un gel desinfectante para manos, en caso de que no puedas lavártelas con agua.

También es importante mantener la cocina limpia. Evita dejar platos sin lavar o una acumulación de residuos. Esto podría provocar el crecimiento de bacterias o microorganismos que pueden contaminar el lugar o incluso, los alimentos.

Recuerda mantener los residuos, principalmente orgánicos, alejados de la zona de los alimentos. Usa un bote de basura con tapa para evitar la proliferación de microorganismos.

Además, procura lavar cisternas y tinacos, al menos, cada seis meses, para que el agua no se estanque y se contamine.

Cuida lo que comes

¿Tienes dudas sobre si deberías o no comer algo? Sigue estos tips:

Moho: la superficie de alimentos como carnes, lácteos o vegetales se torna con un ligero color verde.

Cambio de textura: los alimentos modifican su apariencia, por ejemplo: la leche se vuelve grumosa o el queso viscoso.

Película viscosa: se forma sobre alimentos como carne, embutidos o pollo horneado. Da la sensación de que la comida está húmeda o viscosa.

Descoloramiento: es normal en muchos alimentos al contacto con la luz o el aire. Es signo de alerta cuando viene acompañado de una película pegajosa o viscosa.

Mal olor: si huele diferente a la primera vez que lo oliste, es probable que tu comida no esté en buen estado.

Otro consejo es evitar consumir alimentos en la calle o lugares donde no sepamos sus medidas higiénicas. Cocinar en casa es una opción que nos permite estar seguros de que lo que comemos está en buen estado.

¿Tránsito intestinal lento? Checa estos alimentos para evitar el estreñimiento

Bebe agua

Es importante mantener el agua en buenas condiciones para evitar enfermedades gastrointestinales. Para ello, es recomendable hervirla antes de beberla. Otra forma de estar seguros de que está lista para beber es usar filtros. Dales el mantenimiento necesario para que limpien el agua correctamente y la liberen de microorganismos que podrían dañarte.

¿Qué pasa si nos enfermamos?

Si por un descuidado llegamos a tener una infección estomacal, existen diversos métodos para eliminarla. Algunos remedios naturales que puedes tomar son:

Manzanilla: este método sirve para tratar casi cualquier dolencia estomacal, además te mantiene hidratad@. Puedes tomarla en infusión.

Tomillo: sirve como antiespasmódico para aliviar el gas y el dolor de estómago.

Hierbabuena: contiene mentol y tiene efectos antiespasmódicos. Puedes beberlo en infusión entre comidas.

Manzanas: son una opción para disminuir la diarrea, ya que contienen pectina.

Otra opción es recurrir a alternativas médicas como es el Pepto Bismol Plus. Un medicamento que ayuda contra flatulencias y gases, acidez, indigestión, malestar estomacal, náuseas y diarrea. Una alternativa completa y fácil de encontrar en cualquier tipo de farmacia, incluso en las de medicamentos genéricos.

Forma de uso: Lo pueden tomar mayores de 12 años con una dosis de dos cucharadas. Puedes repetir la porción cada media hora u hora, pero sin sobrepasar las cuatro dosis diarias. Antes de consumirlo, recuerda que debes consultar a tu médico de confianza, para evitar mayores complicaciones y que logres aliviar tu infección estomacal.

Pepto Bismol Plus
Suspensión Pepto Bismol Plus

Si sigues estos consejos verás que en tu hogar se reducirán evidentemente las enfermedades del estómago. Comparte estos tips con tus familiares y amigos. Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *