¿Buscas el desmaquillante natural perfecto? Encuéntralo con estos tips…

¿Buscas el desmaquillante natural perfecto? Encuéntralo con estos tips…

Cada día se acumulan en tu rostro impurezas, bacterias, células muertas y restos de maquillaje. Por eso es muy importante que limpies tu piel todos los días para mantenerla sana y joven. El truco es encontrar un desmaquillante natural que te ofrezca estos beneficios sin irritar ni resecar tu rostro. Parece imposible, pero no lo es. ¡Checa estos tips!

Tipos de piel

Si usas cualquier producto cosmético que no es adecuado para ti, tendrás la mala impresión de que no funciona. Lo cierto es que hay especiales para las necesidades de cada persona. Así que antes de buscar un desmaquillante natural, y aunque no lo sea, debes conocer cuál es tu tipo de piel.

  • Normal: Es firme y suave al tacto, con aspecto sano y terso, sin barritos ni puntos negros. Los poros son poco visibles. Se mantiene equilibrada, hidratada y protege mejor de las bacterias. Tiene un ligero brillo y no se enrojece.

En general, no necesitas muchos productos o muy fuertes para que esté sana. Mantenla suave y libres de impurezas con una leche limpiadora y agua o espuma desmaquillante. Recuerda humectarla con una crema adecuada.

  • Grasa: El sebo se produce para proteger la piel, pero en este caso, se genera en exceso. Tiene aspecto brillante y graso. La piel se ve gruesa, los poros están abiertos y se notan fácilmente, y es normal la presencia de puntos negros y barritos.

Como en cada tipo de piel, necesitas productos especiales. Para piel grasa usa agua micelar, que hidrata, cierra poros y limpia. También te servirá un desmaquillante a base de agua.

  • Seca: Produce menos sebo que la piel normal, por lo que no retiene la humedad y carece del escudo que la protege de agresiones externas. Hay diferentes grados de intensidad. Se siente áspera y no tiene mucha flexibilidad ni suavidad. Es común que esté irritada y haya enrojecimiento, e incluso picor y descamación.

Es recomendable que uses limpiadores en crema y productos especiales que te brinden mayor hidratación. Elige leches desmaquillantes y agua micelar, libres de alcohol.

  • Mixta:

    Es una combinación de piel grasa y piel seca. Seguramente has oído sobre la famosa “Zona T”, en la que predomina la piel grasa en la frente, mentón y nariz. Mientras que las mejillas y la sien presentan piel normal o seca.

Igual que otros tipos de piel, el agua micelar te será muy útil para limpiar y mantener hidratado tu rostro. Y en este caso en particular, debes buscar productos especiales para tu tipo de piel, desmaquillantes de espuma o de gel con pH neutro. Así le darás a cada zona el cuidado que necesita.

  • Sensible: Es más reactiva que la piel normal, volviéndose susceptible a irritación, enrojecimiento, comezón y erupciones. Debes tratarla con precaución, evitando desmaquillantes con fragancias o conservantes. Tampoco uses cepillos o esponjas para exfoliar, pues puedes irritar y lastimar tu piel. El agua micelar es ideal para este tipo de piel, ya que es hipoalergénico y libre de alcohol y parabenos.

¿Agua micelar o desmaquillante?

Como pudiste notar, el agua micelar es ideal para todo tipo de piel. Cada vez más mujeres están felices con sus resultados y disfrutan de sus beneficios. Además es multiusos, por lo que ahorras dinero y tiempo, pues no necesitas seguir buscando un desmaquillante natural, limpiador, tonificante, etc. ¡Toma nota!

  1. Contiene micelas que actúan como imanes, atrapando la suciedad, grasa y células muertas para que no se queden en tu piel. Por lo que te ayuda a limpiar a profundidad.
  2. Es excelente para quitar residuos de maquillaje y no necesitas de otro producto para complementar tu rutina. A menos que tus cosméticos sean a prueba de agua, en ese caso, puedes ayudarte con una leche limpiadora.
  3. Es útil para equilibrar el pH de la piel, evitando que se reseque y genere arrugas prematuras, o que se vuelva grasosa, provocando granitos. Puedes refrescar tu rostro varias veces al día.
  4. También hidrata y matifica la piel, mientras cierra los poros.
  5. Brinda un efecto calmante a tu rostro.
  6. Todos estos usos ayudan a tener una piel más joven, retrasando la aparición de arrugas. Además, el agua micelar permite que los productos anti-edad, se absorban mejor.

Todo en uno. ¡Qué maravilla!

Consiguiendo el mejor desmaquillante natural

Pero si quieres algo aún más natural, puedes probar ingredientes para desmaquillarte.

  • Aceite natural: Ya sea de almendras, jojoba, canola o de oliva. En general, los aceites son muy eficaces para desmaquillar. Tienen propiedades hidratantes, aportan suavidad y elasticidad en la piel, y son muy útiles para zonas sensibles como el contorno de los ojos y los labios. Úsalos poniendo unas gotitas de aceite en un disco de algodón y da toquecitos en tu rostro, sin frotar. Para retirar residuos de rímel, déjalos varios segundos en los ojos.
  • Yogur y limón: Son una gran opción para cualquier tipo de piel. Mezcla una cucharada de yogur natural con una cucharada de jugo de limón. Esparce por el rostro y el cuello, deja unos minutos y retira con algodón. Además te ayuda a exfoliar y aclarar la piel. Es sólo para desmaquillar el rostro, no lo uses en ojos.
  • Vaselina: Es un desmaquillante natural muy eficiente, ya que los aceites que contiene disuelven muy bien los cosméticos. Coloca un poco en un algodón y pásalo suavemente por tu piel. Después necesitas enjuagar tu rostro con agua tibia.

Existen varias opciones menos agresivas para tu cara. El agua micelar es un gran aliado para tu rutina de belleza y cada vez más marcas lo agregan a su línea de productos. Así que ya sabes cómo consentir a tu piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *