Lesiones deportivas más comunes

Lesiones deportivas más comunes

¿Te ejercitabas en casa, cuando un mal movimiento te lastimó? Te daremos unos consejos para aliviar las lesiones deportivas más comunes, quédate y logra tus objetivos de ejercicio físico sin molestias.

via GIPHY

Todo pasa en un segundo

Es cierto que hacer ejercicio es bueno para la salud, sin embargo, hay determinados movimientos o situaciones que provocan accidentes. Son diversas las causas, las principales, según el portal del Hospital del Trabajador son:

-Caídas

-Falta de entrenamiento

-No calentar antes de la actividad física

-No contar con el equipo adecuado, o en óptimas condiciones

-Utilizar una técnica incorrecta

-Sobrecarga muscular

-Entrenamiento excesivo

-Levantamiento de mayor peso a lo debido

-Alimentación inadecuada

-Falta de concentración y concentración.

La Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE) advierte que las actividades deportivas más vulnerables a estas son los “deportes en conjunto”, como voleibol, basquetbol, futbol, entre otros; seguidos por los “deportes de combate, tal es el caso del boxeo, taekwondo, lucha o judo; y en tercer lugar están aquellos de “resistencia”, como natación, maratones o triatlones.

¿Cuáles son las lesiones deportivas más comunes?

Es importante identificarlas para darles el mejor tratamiento; las más comunes de acuerdo con información del Centro de Fisioterapia y Medicina de Deporte son:

Esguince de tobillo

Esta ocurre al hacer ejercicio, pero también durante las actividades cotidianas; normalmente es por un movimiento del pie que produce tensión en los ligamentos. Esta lesión es leve cuando hace microrroturas en los ligamentos; moderada, cuando hay rotura parcial de los ligamentos; y grave, si hay una rotura total de ellos. Aquí te decimos más sobre este tema.

Desgarre muscular

Es cuando hay rotura en las fibras que componen el músculo. Se produce por un golpe o contusión, también por una contractura brusca del músculo. Sus síntomas son dolor agudo y localizado. La gravedad de esta lesión se mide por el número de fibras musculares desgarradas.

Tendinopatías

También conocidas como tendinitis, es cuando se inflama el tendón de manera crónica, lo que da lugar a microrroturas en el tejido tendinoso. Sus síntomas son dolor, inflamación y pérdida de movilidad.

Calambres

Se trata de espasmos musculares, que, en su mayoría, se producen por la hiperactividad del músculo, como hacer mucho ejercicio o cuando no se recuperan adecuadamente las sales del cuerpo. Son habituales en deportistas que tienen actividades intensas con una mala hidratación. Si ocurren, lo mejor es detenerse para masajear y estirar la zona afectada.

Fracturas

Estas afectan a los huesos y sus principales causas son las caídas y el exceso de ejercicio por un tiempo prolongado. Si ocurren es necesaria la intervención médica. Normalmente, se requiere inmovilizar, reposo y rehabilitación; también puede necesitar cirugía.

¿Cuál es su tratamiento?

No hay un método único para todas las lesiones, ya que cada una se trata según su tipo e intensidad, pero estas recomendaciones generales del portal Cuídate Plus son de ayuda:

Reposar

Lo primero es descansar, esto significa que, ante la sospecha de una lesión se debe detener la actividad, de lo contrario, puede aumentar su daño. También se tiene que respetar el tiempo de reposo después de una lesión, pues aunque no haya dolor, el cuerpo puede requerir un poco más tiempo para recuperarse.

Frío

Envolver un trozo de hielo en una toalla para aplicar sobre la lesión es de gran ayuda, porque tiene un efecto vasoconstrictor, que disminuirá el flujo sanguíneo, así se previene una hemorragia. También disminuye el dolor e inflamación. Se puede mantener veinte minutos, descansar y repetir después de tres horas.

Compresión

Esta técnica disminuye el flujo sanguíneo evitando una infamación mayor; además, brinda estabilidad si la lesión se produjo en una articulación o se trata de una factura.

Elevación

Mantener el miembro lesionado por encima del nivel del corazón, ayuda a que el retorno de la sangre sea más sencillo, lo que reduce la inflamación de la zona.

Remedio eficaz

Otra opción para tratar lesiones leves a moderadas es con un gel o pomada desinflamante, que ayude a reducir más rápido el dolor, inflamación y molestias. Un ejemplo es el gel de Diclofenaco, el cual se venden en cualquier farmacia; puedes pedirlo bajo el nombre de Lagelty o Fanegel, aquí puedes conocerlos.

La Revista Clínica de Medicina de Familia recomienda utilizar este fármaco porque sus efectos son directos sobre el área afectada, tiene mayor índice de efectividad que otros AINES (antinflamatorios no esteroides) y, al ser tópico, sus efectos son menores.

¿Cómo prevenirlas?

La mejor alternativa es evitar tenerlas, por eso, aquí hay algunos tips del portal Personal Running:

-Calentar y estirar siempre, sin importar el tipo de actividad o su intensidad

 -Escuchar al cuerpo, es decir, ante cualquier aviso de dolencia o cansancio, es mejor cambiar la intensidad, corregir o descansar

-Controlar técnica, postura y movimiento para evitar movimientos que dañen al cuerpo; es importante dominar esto, antes de aumentar la intensidad en cualquier ejercicio

-Descansar y evitar sobrecargas

-Realizar entrenamiento cruzado, que ayudará a mejorar físicamente y evitar un exceso de esfuerzo en el ejercicio.

Haz ejercicio sin accidentes

Ya que conoces las lesiones deportivas más comunes, es momento de cuidarte de ellas. Sigue estos consejos y compártelos con todos tus amigos que les gusta el ejercicio o van a empezar a hacerlo. Te invitamos a leer más artículos en ¿Qué Puedo Tomar? Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *