La importancia de vacunarse

La importancia de vacunarse

Hay distintos tipos de enfermedades y cada una pueda causar diferente síntomas o complicaciones, que, si no se previenen o tratan adecuadamente, se convierten en graves problemas de salud, incluso discapacidad o muerte. Por eso, te invitamos a leer este artículo sobre la importancia de vacunarse. ¿Te quedas?

¿Qué son las vacunas?

En México, cerca del 70 % de los niños no cumplen con el esquema de vacunación obligatorio, según datos de la Encuesta Nacional de Niños, Niñas y Mujeres. Esto significa que no tienen la protección necesaria para cuidarse de diversas enfermedades; ya que las vacunas son sustancias que están diseñadas para enseñarle al sistema inmune cómo combatir estos gérmenes e infecciones.

Estas funcionan porque contienen el patógeno en su forma debilidad o partes de él, que luego el cuerpo detecta y crea los antígenos necesarios para luchar contra ellos, entonces, cuando llega la enfermedad real ya tiene las armas para evitarla.

Tipos de vacunas

Existen cuatro tipos principales de vacunas, que son:

Vacunas vivas atenuadas

Son aquellas que se utiliza una forma debilidad del germen que causa la enfermedad. Estas son similares a la infección natural, por lo que crean un respuesta inmune fuerte y de larga duración. En la mayoría de estos tipos, solo se necesita una o dos dosis para proteger durante toda la vida.

Algunas de sus limitaciones son:

  • Hay personas con un sistema inmune debilidad, problemas de salud u otra circunstancia que deben consultar primero al médico para evitar alguna complicación ya que se utiliza el mismo germen que causa la enfermedad
  • Estas vacunas deben mantenerse a temperaturas bajas, lo que dificulta su distribución en lugares con acceso limitado de refrigeradores

Algunos ejemplos son aquellas para sarampión, rotavirus y viruela

Vacunas inactivas

Utilizan una versión muerta del germen que causa la enfermedad, no suelen proporcionar una inmunidad tan fuerte como las vivas, por lo que se necesitan de varias dosis para mantener la inmunidad contra las enfermedades.

Hepatitis A, gripe, polio y rabia son ejemplos de enfermedades que se evitan con estas vacunas.

Vacunas subunidades, recombinantes, polisacáridas y combinadas

Utilizan partes específicas del germen, como su proteína o azúcar. Estas ofrecen una protección muy fuerte dirigida a partes claves del germen; se pueden usar prácticamente en cualquier tipo de persona. En la mayoría de las ocasiones se requiere refuerzos para mantener la inmunidad.

Algunas vacunas son aquellas contra la hepatitis B, tos ferina, VPH y culebrilla

Vacunas con toxoides

Utilizan una toxina fabricada a partir del germen que causa una enfermedad en sí. Esto significa que va dirigido a la toxina, en lugar de todo el germen. Se necesitan refuerzos y algunos ejemplos son aquellas contra la difteria y tétanos.

La importancia de las vacunas
La importancia de las vacunas radica en la prevención de enfermedades graves

La importancia de vacunarse

Hay ocasiones que las personas no quieren vacunarse, sin embargo son necesarias, esto se debe a que previenen enfermedades graves, esto también incluye sus complicaciones, un ejemplo es la vacuna de la polio, ya que una persona de cada 200 infectadas tiene parálisis irreversible, y de 5 a 10 % de estos caso fallecen por parálisis en los músculos respiratorios, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

La aplicación de una vacuna dura solo unos segundos y, en el caso de México, hay un esquema de vacunación que se aplica gratuitamente en los centros de salud; sin embargo, contraer una de estas enfermedades significa gastos médicos, tiempos de consulta y de hospitalización; además si provoca discapacidad, también se afecta la actividad económica y aumentan los costos médicos.

Protege a generaciones futuras

Otra razón de por qué debes vacunarte es que al aplicarla se disminuyen los casos de su enfermedad, y en algunas ocasiones, es posible erradicarla; un ejemplo es la viruela, cuya mortalidad era del 30 % de los casos, sin embargo, en 1980 fue declarada erradicada por la Organización Mundial de la Salud.

¿Las vacunas son seguras?

Existe el mito de que las vacunas son malas, y más allá de curarte, te provocan enfermedades graves, esto es totalmente falso porque una vacuna debe pasar por diversas pruebas y certificaciones para poder aplicarse al público, tal es el caso de la vacuna contra el coronavirus.

Únicamente se debe consultar al médico en casos particulares, es decir, aquellos que tienen enfermedades autoinmunes o se enferman muy seguido.

Pese a la efectividad de estas, no se debe de bajar la guardia ante las enfermedades, principalmente, porque no existen vacunas para todas. Se debe tomar en cuenta

  • Lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño
  • Utilizar cubrebocas en temporada de infecciones respiratorias (te invitamos a checar este artículo sobre hábitos para cuidar las vías respiratorias) (Incluir nota: Hábitos para cuidar las vías respiratorias)
  • Ante cualquier síntoma de enfermedad, visitar al médico de confianza
  • No automedicarse
Aplicacion de vacuna
La aplicación de una vacuna dura solo unos segundos y, en el caso de México, hay un esquema de vacunación que se aplica gratuitamente

Cumple con el esquema de vacunación

Ya que sabes la importancia de vacunarse, acude al centro más cercano para verificar que cumplas con todas las que necesitas. Te invitamos a comentarle a tus amigos, conocidos y familiares sobre esta medida preventiva. Sigue leyendo más consejos en ¿Qué Puedo Tomar? Nos vemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *