Importancia de la vitamina D para el sistema inmunológico

Importancia de la vitamina D para el sistema inmunológico

Las infecciones respiratorias atacan de diferente manera a cada persona: para algunos, sus síntomas apenas son perceptibles; pero para otros, pueden significar una serie de complicaciones o situaciones más graves. Esto se debe, entre muchos factores, a la fortaleza de las defensas de cada persona. En este sentido, te explicaremos por qué es importante la vitamina D para el sistema inmunológico. Sigue leyendo.

via GIPHY

Un problema persistente

Entre las principales 10 causas de muerte en el país encontramos enfermedades respiratorias, como influenza y neumonía, que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía; al año cobran la vida de más de 28 mil mexicanos.

Una de las razones de que afecten a muchas personas es que son altamente contagiosas, pues alguien enfermo puede transmitir el virus a través de las gotas de saliva que expulsa al hablar, toser o estornudar; asimismo, si no hay una higiene adecuada, puede contaminar superficie de uso común como perillas, pasamanos o barandales.

La Secretaría de Salud enlista los principales síntomas de estas enfermedades:

-Tos

-Dolor de cabeza

-Fiebre

-Irritabilidad

-Ronquera

-Dolor o secreción de oído

-Nariz tapada por causa del moco

Vitamina D para el sistema inmunológico

Los síntomas de las infecciones respiratorias pueden variar según la eficacia del sistema inmune, que se trata de una compleja red de células, tejidos y órganos, cuya misión es combatir los virus, bacterias u otros gérmenes que atacan al cuerpo.

Al igual que otros sistemas y órganos del cuerpo, las defensas necesitan nutrientes para funcionar correctamente, de lo contrario, sus fuerzas disminuyen o su efectividad es menor, como ocurre cuando hay deficiencia de vitamina D, ya que según un boletín del Instituto Mexicano del Seguro Social , esta situación aumenta la susceptibilidad de infectarse con diversas enfermedades respiratorias, incluido el SARS-CoV-2.

La razón de que la vitamina D sea tan importante es que es la primera línea de defensa del organismo, la cual ayuda a inhibir el crecimiento de microbios, como virus y bacterias, o eliminar ciertos patógenos del cuerpo, como lo indica la Organización Mundial de la Salud.

¿Dónde encontrar la vitamina D?

Esta es una vitamina esencial para el crecimiento y función del organismo; sin embargo, en el país 1 de cada tres mexicanos tiene deficiencia de esta, siendo la Ciudad de México el área con mayor prevalencia, como lo indican investigaciones del laboratorio Medix.

Existen tres maneras de obtenerla:

Luz solar

El cuerpo puede sintetizar la vitamina D al exponerse al sol; durante épocas cálidas solo necesita 15 minutos para obtener la necesaria, pero en climas fríos, requiere más tiempo. Es importante mencionar que los rayos ultravioletas son un factor que puede dañar la piel, por eso es importante moderar el tiempo que uno pasa bajo el sol, y utilizar protector solar. Aquí hay un artículo sobre el tema:

En la dieta

Hay alimentos que aportan vitamina D, pero en pocas cantidades, estos son:

-Pescados grasos, como salmón, atún y caballa

-Hígado de res

-Queso

-Hongos

-Yema de huevo

También está en alimentos fortificados, como: leche, cereales, jugo de naranja, yogur o bebidas de soja.

Suplementos

Otra alternativa para obtener este nutriente es a través de suplementos alimenticios. Para consumirlos es necesario consultar al médico. Uno que se indica habitualmente para personas que tienen déficit de vitamina D o, que están en riesgo de tenerlo, es el colecalciferol, que también se conoce como vitamina D3. 

Se puede adquirir en las farmacias de medicamentos genéricos a un costo accesible y de la más alta calidad; aquí se puede conseguir.

Consejos útiles contra enfermedades infecciosas

Además de tener niveles adecuados de vitamina D para el sistema inmunológico, es necesario seguir las siguientes recomendaciones para disminuir el riesgo de enfermedades:

-Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente al entrar en contacto con personas enfermas o con posibles objetos contaminados

-Mantener un aseo correcto del hogar, que incluya la entrada del sol y ventilación; esto reducirá la proliferación de microrganismos dañinos

-Abrigarse en época de frío, se deben evitar corrientes de aire o cambios bruscos de temperatura

-Cuidar la higiene personal y no compartir artículos personales, incluyendo comida, platos, vasos o cubiertos

-Lavar adecuadamente la ropa

-Seguir la cartilla de vacunación

-No automedicarse

Un sistema inmune fuerte es posible

Con pequeños cambios se puede reducir en gran medida el riesgo de contraer enfermedades respiratorias o de tener síntomas graves. Recuerda seguir todas las indicaciones de las autoridades sanitarias. Te invitamos a leer más consejos en ¿Qué Puedo Tomar? y compartir este artículo sobre la importancia de la vitamina D para el sistema inmunológico. Nos vemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *