Guía para tratar las heridas de una persona con diabetes

Guía para tratar las heridas de una persona con diabetes

Cuando se vive con diabetes, las infecciones pueden tener graves complicaciones, por eso, te explicamos cómo tratar las heridas en esta situación. Sigue leyendo para conocerlo.

Guía para tratar las heridas de una persona con diabetes.

¿Cómo tratar las heridas de una persona con diabetes?

Al vivir con diabetes, saber cómo tratar las heridas es necesario para disminuir al máximo el riesgo de infecciones importantes. Los pasos para lograrlo son:

Paso 1: Lávate bien las manos antes de empezar con el procedimiento

Paso 2: Lava la herida con abundante agua, no utilices jabón u otro producto que pueda infectarla

Paso 3: Aplica una pomada con antibiótico que ayude a prevenir una infección. También puedes poner un antiséptico suave que no tenga pigmentación, de lo contrario, la herida se puede resecar

Paso 4: Cubre la herida con una gasa estéril  

Paso 5: Visita a tu médico de confianza para el seguimiento de la herida

En los días posteriores se debe seguir estos puntos:

  • Cambiar la gasa a diario y limpiar la herida con agua
  • Tras la cicatrización de las heridas del paciente que vive con diabetes se puede usar jabón para limpiar alrededor
  • Revisarla a diario y buscar si hay algún síntoma de infección, como enrojecimiento en los bordes, inflamación, pus o dolor
  • Si aparece algún síntoma de infección se debe acudir inmediatamente el médico
Cómo tratar las heridas de una persona con diabetes

¿Por qué es importante cuidar las heridas de las personas con diabetes?

El exceso de glucosa en la sangre puede dañar los vasos sanguíneos, neuronas y al sistema inmune, cuando pasa esto, una herida puede tardar más en cicatrizar y curarse, además el paciente puede perder la sensación y no notar cuando algo anda mal.

Estos factores incrementan el riesgo de infecciones, que pueden derivar en complicaciones, como la gangrena y la amputación de algún miembro.

Asimismo, es importante prestar mayor atención a los pies, porque ahí es donde ocurren las heridas más comunes en personas con diabetes, al ser propensos a desarrollar callos, piel reseca y daños en las terminaciones nerviosas.

Aprende cómo cuidar el pie diabético con estos consejos.

Pie diabético

¿Cómo prevenir las heridas?

La mejor manera para tratar las heridas es con la prevención, algunas opciones que pueden ayudar son:

  • No dejar los artículos punzocortantes al alcance de los niños
  • Tener un lugar adecuado para guardar los artículos punzocortantes
  • Mantener el orden de la casa y evitar que haya objetos en el suelo que provoquen caídas
  • Tener cuidado con las esquinas de los muebles
  • Utilizar los cuchillos, tijeras y otras herramientas manteniendo las medidas de seguridad
  • Buscar diariamente heridas en la piel, especialmente en los pies
  • Usar calzado y calcetines adecuados
  • Utilizar cremas para personas con diabetes que ayuden a mantener la piel humectada

Otra medida preventiva es vigilar los niveles de glucosa en la sangre, porque al mantener controlada la diabetes, es más fácil que una herida cicatrice y se cure más rápido, además de prevenir otras complicaciones como la retinopatía diabética, checa de qué se trata.

¡Toma tus precauciones!

Ya sabes cómo tratar las heridas de una persona que vive con diabetes. Si tienes dudas, acude con tu médico de confianza para la mejor opción. Te invitamos a dejarnos tu experiencia y compartir este artículo con todo el mundo y tus redes sociales. Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *