Dolor en las rodillas, ¿por qué se origina y cómo aliviarlo?

Dolor en las rodillas, ¿por qué se origina y cómo aliviarlo?

Un día despiertas con un repentino dolor en la rodilla, y piensas: ¿qué me está pasando, es la edad? Luego reaccionas y recuerdas que tu vecino, compañero de trabajo o amigo, que es mayor, se mueve y anda como si nada; entonces vuelves a preguntarte, ¿qué me está pasando?

Hay infinidad de razones por las que podemos presentar dolor en las rodillas, o en cualquiera de nuestras articulaciones. Desde un golpe o caída, una lesión al hacer ejercicio o practicar deporte, sobrepeso, sedentarismo, enfermedades, etc. Pero ¿qué pasa cuando tu actividad es más o menos la misma que de costumbre, y un día te levantas con molestias en la rodilla?

¿Cómo funcionan las piernas?

Nuestras piernas soportan el peso de todo nuestro cuerpo, por eso es normal que haya desgaste en nuestras rodillas debido a las actividades cotidianas que realizamos. Las rodillas son las articulaciones que conectan el muslo con la pierna, y que reciben el mayor impacto, teniendo también mayor desgaste. Por lo tanto, las molestias se pueden presentar en cualquier momento y sin importar qué edad tengas.

Aunque existen numerosas afecciones articulares, una de las más frecuentes es la osteoartritis, también conocida como artrosis. Puede desarrollarse con el paso del tiempo si no se trata el desgaste que normalmente sufren nuestras articulaciones.

via GIPHY

Formas naturales de aliviar el dolor

Ejercicios y estiramientos

Terapéuticos o de bajo impacto, como yoga, tai- chi o movimientos acuáticos.

Masajes

Hay clínicas y fisioterapeutas que ofrecen masajes para aliviar el dolor de rodillas. Estos pueden ser efectivos e indoloros, sin embargo, si el dolor es provocado por desgaste en las articulaciones, el alivio solo será momentáneo.

Suplementos alimenticios de origen natural

Existen algunas alternativas naturales que ayudan tanto en la mejora de la movilidad y la flexibilidad de las articulaciones, como en la reparación del cartílago que se encuentra en las mismas. Tan grande es el beneficio que estas sustancias naturales aportan que se utilizan en medicamentos, como la glucosamina y la condroitina. En dosis adecuadas pueden actuar como antiinflamatorio, sin embargo, se ha demostrado en estudios clínicos que el colágeno no hidrolizado tipo II, es un ingrediente natural con resultados superiores.

El colágeno no hidrolizado tipo II ayuda a reparar el cartílago que se ha dañado, aumenta la flexibilidad y movilidad, al mismo tiempo que ayuda a frenar la erosión del cartílago y los huesos.

El colágeno se puede conseguir en diferentes presentaciones, sin embargo, hay que ser específicos al pedirlo, puesto que existen distintos tipos de colágeno que se aprovechan en nuestro cuerpo de manera diferente. En el caso del colágeno no hidrolizado UC-II o tipo II, que puede ser muy útil para ayudarte a frenar las causas del dolor en las rodillas, puede conseguirse a un precio accesible en farmacias de medicamentos genéricos.

Yareni Johana Bezares Luengas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *