Mi abuelita usaba el mentol para aliviar el dolor e inflamación de rodillas; ¿también yo lo puedo usar?

Mi abuelita usaba el mentol para aliviar el dolor e inflamación de rodillas; ¿también yo lo puedo usar?

Me encuentro en la cruda etapa de los “tas”, o sea, de los treinta hacia adelante. Y la verdad es que a estas alturas me empiezo a preocupar por cosas que nunca imaginé; tal es el caso del dolor e inflamación de rodillas.

via GIPHY

De pequeño observaba a mi abuelita quejarse mucho de estos dolores. Ella siempre usaba un ungüento en gel para desinflamar golpes, el cual tenia un olor muy característico que aún hasta el día de hoy me la sigue recordando. Después de un tiempo, y algo de curiosidad, supe que ese aroma tan singular proviene de su ingrediente activo, el mentol.

El mentol es una sustancia que se obtiene a partir de diversas plantas. Además, tiene muchas propiedades curativas, de las cuales, la más conocida es la de aliviar dolores musculares y de articulaciones. Saber esto realmente me agrada, ya que desde hace algún tiempo sufro de inflamación en una rodilla a causa de un golpe. Y dado que también padezco gastritis, y no puedo abusar de los analgésicos orales, los ungüentos y geles han sido una muy buena opción para mí.

Resulta que existen un gran numero de productos tópicos para dolores musculares, entre los cuales, desde hace varias décadas figura el mentol como ingrediente activo. A veces puedes encontrarlo solo, en otras, en compañía de más sustancias herbolarias como árnica, caléndula o sábila. Estas plantas potencializan aún más el efecto del gel antinflamatorio y analgésico que las contenga.

Actualmente estoy por iniciar un tratamiento especial para articulaciones. Sin embargo, estos productos con mentol me han ayudado a minimizar el dolor de rodilla. No puedo evitar siempre recordar a mi abuelita en relación con el olor al mentol que, en lo personal, me hace sentir reconfortado, con cariño, ternura y amor de familia.

Les recomiendo mucho este remedio milenario que, no por nada, ha perdurado desde nuestros antepasados hasta hoy. En definitiva, representa una buena opción cuando te alcanzan los años, tienes dolor e inflamación de rodillas, y te toca pagar la factura por no haber tenido un estilo de vida saludable.

Autor: Ángel Axel Enriquez Baeza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *