¿Te quemaste? Te decimos cómo tratar una quemadura en casa

¿Te quemaste? Te decimos cómo tratar una quemadura en casa

Es común sufrir quemaduras cuando cocinas, planchas o si te cae agua caliente. Un pequeño descuido y ya te quemaste. Sin embargo, que sea una situación frecuente, no significa que no debas darle importancia. Sobre todo, porque hay niveles de gravedad, y dependiendo del tipo de quemadura que presentes es el tratamiento que requieres. Sigue leyendo y descubre cómo tratar una quemadura en casa.

Tipos de quemaduras

cómo tratar una
quemadura en casa

Hay quemaduras leves que no requieren atención médica, pero otras sí necesitan revisión inmediata. Para identificar la gravedad, conoce más sobre los tipos de quemaduras.

  • Quemaduras de primer grado: Son quemaduras leves que dañan sólo la capa externa de la piel. No afectan las funciones de la epidermis, es decir, aún controla la temperatura y protege de infecciones.
Características:
  • Dolor y ardor al tacto. Son soportables y duran de 48 a 72 horas.
  • Hinchazón.
  • La zona está seca y sin ampollas.
  • Desprendimiento de la piel.
  • Pueden tratarse con cremas especiales o remedios caseros para quemaduras.
  • No requieren vendaje.

Algunas quemaduras de primer grado son por la exposición al sol. Generalmente no las vemos como tal, pero se notan cuando hay un cambio de color y/o desprendimiento de la piel. Seguro te suena conocida la expresión, “me estoy pelando”, después de ir a la playa.

Quemaduras de segundo grado: Conocidas como quemaduras de espesor parcial. Son un poco más profundas y afectan la capa externa de la piel (epidermis) y parte de la capa interna (dermis).

Características:
  • Dolor y ardor al tacto.
  • NO las truenes, porque protegen de infecciones y, con el líquido que contienen, hidratan la herida y ayudan a cicatrizar.
  • Enrojecimiento profundo.
  • El área quemada puede parecer húmeda y brillante.
  • La quemadura puede ser blanca o decolorada en un patrón irregular.
  • Inflamación.
  • Generalmente se curan en 2 o 3 semanas, pero la herida debe mantenerse limpia y protegida.

Es importante acudir al médico para que revise la gravedad de tu lesión. Quizá requieras medicamentos, cremas para evitar infecciones y/o para la inflamación y el ardor, y hasta una vacuna antitetánica. Él te indicará si puedes complementar su tratamiento con remedios caseros para quemaduras.

  • Quemaduras de tercer grado: Llamadas también quemaduras de espesor total. Son las más graves, pues dañan permanentemente los tejidos superficiales y profundos. Pueden llegar al hueso y producir la carbonización de un miembro o de todo el cuerpo.
Características:
  • La piel queda expuesta y susceptible a infecciones.
  • Piel seca y gruesa.
  • Inflamación.
  • Color negro, blanco, marrón o amarillo.
  • No hay dolor porque las terminaciones nerviosas son destruidas.
  • La piel puede estar adormecida.
  • Sanan lentamente.

No pierdas tiempo intentando saber cómo tratar una quemadura de este tipo en casa. En este caso necesitas recibir atención médica inmediata, y disminuir el riesgo de infecciones, discapacidad y deformaciones.

Remedios caseros para saber cómo tratar una quemadura en casa

Si tu quemadura es leve puedes tratarla con remedios caseros. ¡Toma nota!

  • Antes de otro remedio, limpia la zona afectada con agua fría. Esto servirá para evitar que la quemadura se extienda y aliviará un poco el dolor. Repite este proceso varias veces. Puedes usar también compresas frías, no hielo.
  • Aloe Vera: Tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Usa su gel frío en la quemadura para disminuir ardor y regenerar la piel.
  • Jitomate: Útil para refrescar, humectar y cicatrizar. Córtalo en rodajas y aplícalo sobre la zona afectada.
  • Papa: Hidrata el área quemada y alivia el dolor. Aplica una rodaja inmediatamente después del accidente.
  • Miel: Desinfecta las heridas y cura las quemaduras. Coloca un poco sobre una gasa y después directo en la zona 3 o 4 veces al día.
  • Productos especiales: Prueba una crema de sulfadiazina de plata para tratar quemaduras y evitar infecciones. En general se aplica 1 o 2 veces al día, pero checa las instrucciones. O intenta con un gel cicatrizante que calmará el dolor y ayudará a regenerar la piel. Ambos los encuentras en cualquier farmacia de genéricos.

No tomes a la ligera una quemadura. Sin importar su gravedad, siempre debe ser tratada lo más pronto posible. Utiliza estos remedios si quieres sabe cómo tratar una quemadura en casa. Pero ¡no olvides que lo más importante es acudir a tu médico ante cualquier accidente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *