¿Descubriste una resequedad? Te decimos cómo saber si es dermatitis en la cara

¿Descubriste una resequedad? Te decimos cómo saber si es dermatitis en la cara

Califica esta publicación

El rostro es la presentación de toda persona, y cualquier alteración de la piel puede causar mucha inseguridad. Sin embargo, a veces no le prestamos la atención necesaria para que esté suave y tersa, o no tratamos a tiempo alguna condición, como dermatitis en la cara.

Existen cuatro tipos de piel: normal, seca, grasa y mixta. El tipo de piel se determina genéticamente. Pero es común que se vea afectada por factores tantos internos como deshidratación, estrés, mala alimentación, etc.). Así como como externos (contaminación, clima, productos cosméticos, etc.) que no permiten su hidratación adecuada.

En este caso, nos enfocaremos en la piel seca. Ésta produce menos cantidad de sebo que la piel normal, evitando que retengas humedad y dejándola desprotegida contra elementos externos.

En este tipo de piel también hay niveles: piel seca, que se siente ligeramente áspera y apagada; muy seca, que presenta tirantez y descamación leve, aspecto áspero o con manchas, y puede haber picor; extremadamente seca, se da zonas específicas, como codos, manos, pies y rodillas, y se caracteriza por descamación fuerte, callosidades y grietas, y picor.

Pero no te espantes, si tu problema sólo es falta de hidratación, puedes darle una ayudadita a tu rostro.

Cuidados del rostro

  • No olvides ponerte diariamente crema hidratante con factor de protección solar.
  • También usa leches limpiadoras, hay algunas con ingredientes que te ayudarán a mantener la humedad en tu rostro.
  • Bebe dos litros de agua al día. Ya sabemos que suena a cliché, pero esta simple acción le brinda muchos beneficios a tu salud, incluyendo a la de tu piel, ya que mejora su textura y apariencia.
  • Usa productos cosméticos especiales para piel seca.
  • Aplica en tu rostro aceites naturales para hidratarlo y evitar el picor. Elige alguno con vitamina E, aloe vera, de almendras, e incluso aceite de bebé, etc.
  • Las mascarillas pueden ser otro aliado para recuperar la hidratación. Prueba una a base de aguacate y gotas de aceite de oliva, déjala por 10 minutos y retírala con un algodón y agua tibia. Otro remedio para la piel seca es una mascarilla de yogurt, miel y trocitos de fresa. Debe actuar durante 10 minutos, pasado ese tiempo, retira con agua tibia.
  • Si tienes tina, date un baño con avena, leche y bicarbonato de sodio. Además relajarte, humectarás la piel de todo tu cuerpo.
  • Dile adiós al cigarro. Su humo afecta y reseca tu piel, e internamente, reduce la cantidad de flujo sanguíneo que llega a ésta, privándola de oxígeno y otros nutrientes esenciales, y como consecuencia, la deshidrata.

Son muchas las acciones y remedios que puedes llevar a cabo para recuperar la humectación de tu piel. Pero debes estar pendiente, por si alguna señal te habla de otro padecimiento. ¿A qué nos referimos? La resequedad y el picor son síntomas comunes tanto de piel seca como de dermatitis en la cara.

Así que es importante que conozcas más sobre sus diferencias e identifiques tus molestias, ya sea para actuar por tu cuenta o por si necesitas un tratamiento para la dermatitis en la cara.

La dermatitis es un trastorno muy molesto, caracterizado por la inflamación de las capas superficiales de la piel, generando enrojecimiento, irritación, comezón, resequedad y picor. Aquí los síntomas son más específicos y un poco más difíciles de tratar.

Cómo tratar la dermatitis en la cara

Tratamiento para la dermatitis en la cara
Tratamiento para la dermatitis en la cara

En párrafos anteriores se menciona cómo tratar la resequedad de la cara, ahora te contamos cómo curar la dermatitis.

  • Tanto para la resequedad como para la dermatitis en la cara, las cremas humectantes te ayudarán a hidratar tu piel y a aliviar la comezón, aunque si tus síntomas son más fuertes, puedes optar por un antihistamínico como fexofenadina; loratadina, o cetirizina, que sirven para aliviar el enrojecimiento y la picazón, y calman otros síntomas de las alergias. Además los consigues fácilmente en farmacias genéricas.
  • Otro gran aliado son las cremas para dermatitis atópica en adultos. Puedes probar una pomada hipoalergénica que contenga vitamina A, D y alantoina, con efecto antiinflamatorio, que elimina células muertas y cicatriza heridas. También hay otra crema con dexpantenol, que es útil para la piel rozada, irritada, agrietada o con quemaduras leves, así como para aliviar ardor y comezón. Ambas pomadas son efectivas.
  • No pases mucho tiempo cerca del agua. Date duchas cortas para mantener las sustancias oleosas que protegen la piel.
  • Elige jabón y shampoo suaves con pH ácido, y productos libres de alcohol, fragancias y otros químicos que puedan dañar tu piel.

A veces es fácil confundir la resequedad con dermatitis en la cara, pero como podrás notar, ésta última tiene síntomas más fuertes y específicos, y necesita más cuidados. Pero no te espantes, sólo es cuestión de que sepas cómo curar la dermatitis y no la dejes avanzar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *